epañol correcto

Dejemos la sinvergüencería

Dejemos la sinvergüencería

  ─ Usted no hace más que sinvergüencerías. Debería darle pena ─ dijo una dama dirigiéndose a su esposo, que, al parecer, había sido descubierto por ella en alguna acción deshonrosa. Tras escucharla me dije que esa dama me había proporcionado, con tal expresión, tema para este boletín. Porque a una persona desvergonzada o descarada […]