La guerra, el futbol y el gol

Compartir

Primera entrega. Por Hernán Amador

El futbol es la sublimación de la guerra, el cual ha evolucionado a través de la historia, hasta establecerse en la versión actual, que se expresa en el ámbito deportivo sin perder su esencia de representar   una lucha entre dos naciones o territorios; los cuales sufren invasiones a su terreno; … ¿En este sentido cuál es el significado del gol? Es la pregunta que abordaremos, cual es la explicación a la emocionante realización y heroico acto del gol que finalmente define un encuentro o batalla.

Depredador: obra de Noemí Pérez Amador

Hay un éxtasis inherente en el gol…  un rastro antiguo y salvaje de reacción frente a la victoria, representa una acción temeraria y heroica; que de generación en generación ha logrado grabar este conjunto de emociones en la mente social de diferentes culturas y se ha adaptado al entorno mundial a tal punto que el futbol es el deporte por excelencia, con el mayor número de seguidores y practicantes, hasta convertirse en una industria que moviliza miles de millones de divisas en el mundo.

Su éxito no solo es explicable por la inversión en estrategias de venta, sino que sus estrategias de promoción y venta se han adaptado a la esencia primordial que lleva cada “nacionalista”, cada ser identificado con su familia, barrio, escuela, ciudad, provincia, país, la identificación con su territorio y su deseo innato en defender esta identidad única….

Un territorio puede ser rico en animales de caza, frutas para ser recolectadas, fuentes de agua, ríos, peces y protección natural contra el clima y las hostilidades;  imaginemos un  felino salvaje,  en este ejemplo, un depredador solitario;  el  definió  su ambiente de caza en un territorio  agreste;  con  buenas fuentes de agua y cuevas naturales  para su descanso, tiene  árboles frondosos donde se guarda del sol,   sube en algunos de ellos para avistar los movimientos de otros animales, cuando tiene hambre simplemente  ya tiene   planificado cuál será su   objetivo, este seguramente no lo elegirá hoy,  este ya fue elegido tiempo atrás, conoce sus hábitos su localización,  sus movimientos, va y lo toma y sacia su necesidad de  alimento. Es tan valioso el terreno como el conocimiento que tiene de él, no puede perderlo en ninguna circunstancia, definirá sus límites, con estrategias de demarcación, en este caso el nivel de su agresividad está representado en su orina y hormonas que impregna en los linderos de “su territorio” y en lugares estratégicos, los niveles de testosterona y otros indicativos distribuidos en su territorio, harán pensar a un potencial agresor o candidato a quedarse con esta rica comarca o simplemente si requiere transitar por ella.

También converge un equilibrio o simbiosis con los animales pequeños quienes estarán dispuestos a alimentar al depredador con individuos enfermos débiles y poco aptos para la procreación a cambio que este último garantice que no habrá un excedente de depredadores circulando en la comarca y que pongan en riesgo su continuidad como especie.

De esta manera la misma naturaleza de las cosas, el tiempo de permanencia del felino en este territorio; han “titulado” la posesión de la tierra o territorio demarcado, incluso puede heredarlo a sus descendientes como en la práctica sucede.  

Estos animales depredadores comparten una característica ancestral, han evolucionado para matar en el menor tiempo posible generando el menor sufrimiento a  su víctima, poseen las herramientas necesarias para ejecutar su acción y proveer el alimento así mismo y a su prole, han aprendido a identificar los puntos débiles de cada uno de sus potenciales víctimas; es así como sus garras, sus mandíbulas, sus dientes se han adaptado a  las características de sus  depredados,  pero lo más esencial es que  guardan en su memoria innata,  cuales  son las zonas anatómicas específicas que deben agredir para garantizar una rápida incapacidad de la resistencia del  depredado,  es así como conocen que el lugar anatómico más débil de este es  el cuello, en el es fácil  identificar y  lesionar las arterias  y grandes venas,  así como obstruir el flujo de aire;  pueden ocasionar la muerte por asfixia,  rompiendo su tráquea o simplemente interrumpiendo el flujo de sangre hacia su cerebro  rasgando sus  arterias, induciendo    un sincope para proceder a  liquidarlo y comerlo;  entonces el cuello es la conexión entre el cuerpo y el cerebro se constituye en el principal punto débil de todo ser que se desplaza bípeda o cuadrúpedamente, el cuello será el objetivo del depredador innato. También atacara en el cuello del invasor de su territorio esto le garantizara una rápida victoria, aunque no es fácil su oponente puede tener las mismas condiciones de agilidad, fuerza, es así como la experiencia y el aprendizaje de otras batallas será determinante.  Este concepto nos ayudara a comprender la conexión que nos interesa…

Muchachos en disputa de balón: obra de Noemí Pérez Amador

Ahora imaginemos un primitivo grupo de humanos conformado por hombres, mujeres y niños, que ya han definido un territorio libre de otros grupos de humanos y encontraron en el importantes riquezas representadas en animales para cazar, frutas para recoger, terreno para cultivar, fuentes de agua consistentes en arroyos, ríos y lagos, con abundancia de peces, además recursos mineros para la elaboración de herramientas y armas. Siempre tendrán la potencial amenaza de ser invadidos por otros grupos de humanos que van en tránsito y desean saquear para aprovisionarse durante la marcha o simplemente quieren quedarse con este rico territorio, el cual ya han observado durante tiempo atrás mediante exploraciones cautelosas.

Después de múltiples invasiones y defensas del territorio, el jefe del grupo opta por cercenar la cabeza de los invasores o al menos a los líderes de estos, a los cuales logra identificar y someter.  Tras varias victorias, aun así, el territorio no está exentó de sufrir nuevas invasiones, es así que decide exponer las cabezas del enemigo en los linderos y zonas de posible ingreso por parte del potencial invasor, es la señal de advertencia máxima que pueden los “dueños” del territorio exponer a sus potenciales enemigos. Cabezas cercenadas expuestas en estacas, se constituyó no solo en una advertencia, sino que representa un trofeo o prueba de la victoria de la batalla que ya tuvo lugar; la tribu o grupo de humanos celebro con énfasis la derrota del enemigo, pero la decapitación de los líderes de los agresores causo tal   emoción que los indujo a celebrar mediante rituales, reuniones donde se consagro la victoria y se exalto a los guerreros que hicieron posible esta hazaña. Se constituyó además en la disuasión máxima contra el potencial invasor.

Es así como esto sucedió en múltiples pueblos antiguos y salvajes dispuestos a defender su cota de caza, su territorio o su identidad como grupo que habita en un determinado lugar.

Nada hay más excitante y satisfactorio que la derrota del enemigo o potencial invasor, nada hay más que una a los miembros de un territorio, país o similar que ir en post de la derrota del enemigo y expulsarlo; causa no solo el éxtasis, sino que   aflora sentimientos de agresividad innatos, con los cuales el grupo enfrenta la potencial agresión.

Pero la unidad detrás de la causa única de defender el territorio de los suyos no es nada comparable al sentir la humillación del agresor, dentro de futbol esta está representada por la decapitación del líder de los agresores, es en el gol donde se encuentra la explicación del éxtasis máximo;

acá no se trata de recopilar las evidencias arqueológicas y los datos históricos que relacionan   un deporte de pelota con la representación de la guerra, no revisaremos ahora la evidencia arqueológica la cual es muy extensa y esta documentación será presentada posteriormente, este análisis busca encontrar la conexión entre el gol y el éxtasis que causa, cual es la explicación de esta innata reacción universal?

Nota: La serie será compuesta de tres entregas.

Hernán Amador

Compartir

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.