El diario de Pandemia. Delta está circulando en tres regiones de Colombia: Valle del Cauca, Santander y Bogotá

Compartir

Por Guillermo Romero Salamanca

Esta semana el Instituto Nacional de Salud confirmó que la variante Delta ya está circulando en tres regiones del país: Valle del Cauca, Santander y Bogotá. El primer caso fue detectado el 24 de julio en Cali; cuatro más se confirmaron el 4 de agosto en Bogotá y, un día después (5 de agosto) la Secretaría de Salud de Bucaramanga registró el primero en su ciudad.

Vacunación Covid 19

Carlos Álvarez, infectólogo y designado por la Organización Mundial de la Salud para los estudios clínicos contra covid-19 en Colombia, resaltó que la OMS catalogó esta variante como preocupante en el mundo, porque tiene mayor capacidad de contagio que la variante original, es decir, la de Wuhan.

«La variante original podía contagiar entre dos a tres y esta variante puede contagiar entre cinco y ocho», indicó Álvarez.

A mediados del 2021 el organismo internacional decidió clasificar estas variantes con el alfabeto griego en lugar del nombre del país en que fueron descubiertas para simplificar su denominación y eliminar estigmas hacia los países donde se reportaron originalmente.

Actualmente hay cuatro variantes preocupantes identificadas desde 2020: beta, hallada en Sudáfrica en mayo; Alpha, en Reino Unido y precisada en septiembre; Delta (India, octubre); Gamma, en Brasil (noviembre). Además, hay otras siete variantes de interés a las que también se les hace seguimiento, entre ellas Lambda –llamada también Andina- y que empezó en Perú.

LA VARIANTE DELTA

En el caso específico de la variante delta de la covid-19, de la cual “se ha visto que es más infecciosa, se ha diseminado más rápido”, de acuerdo con la bióloga María Fernanda Gutiérrez, profesora del Departamento de Microbiología de la Javeriana. “Sin embargo, no produce más mortalidad, responde igual a las pruebas de diagnóstico y parece responder igual a las vacunas”, dijo.

Gutiérrez sostuvo también que este es un virus con ácido nucleico RNA, y eso le permite mutar con mayor facilidad. Puesto que entre sus componentes no hay enzimas reparadoras que permitan corregir errores en el proceso de reproducción viral, “entonces los ‘virus hijos’ tienen varios errores que podían manifestarse en la aparición de nuevas variantes”, señaló.

IMPORTACIÓN DE CASOS

La mayoría de los casos Delta identificados hasta el momento en Colombia son importados. Sin embargo, ya empezaron a aparecer casos de transmisión comunitaria. «Casi todos llegaron de fuera del país, pero ya tenemos dos en los que no hay contacto de la persona que contagió, lo que significa que hay virus circulantes en la comunidad», dijo el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Alexander Moscoso.

Si bien esto prende las alarmas, pues indica que la variante podría expandirse rápidamente en el país, el viceministro confirmó que su proporción en las calles aún es pequeña en comparación con otras. «Lo sabemos porque Bogotá hizo 300 estudios genómicos y de todos esos solo encontró cuatro casos Delta, lo que muestra que la proporción sigue siendo baja», agregó Moscoso.

Esto indica que el país aún puede prevenir escenarios complejos como los que han vivido otros países, pero debe hacerlo de forma acelerada. «Se estima que la variante original de covid-19 tiene capacidad de contagiar a 2.2 personas; Alfa y Gamma entre 4 y 5 personas, pero Delta puede infectar a 8 o más. A ese ritmo, nosotros prevemos que en septiembre la variable empezará a tener una participación mayor y en octubre ya podría ser la variante dominante», explicó.

CRECIMIENTO RÁPIDO

Con esos niveles de transmisión y exposición sin vacunación la tasa de crecimiento puede ser muy rápida. «Actividades que antes no eran tan riesgosas, como quitarse el tapabocas para compartir un café en un espacio cerrado por 2 minutos, ahora serían suficientes para contagiarse», advirtió. Esto genera un riesgo muy grande para las personas sin vacunar y especialmente para aquellos adultos mayores con comorbilidades que no han accedido al biológico.

En este punto, Luis Alexander Moscoso reiteró que la vacunación será la clave. «Si nos vacunamos y las personas con comorbilidades entienden su riesgo, puede que tengamos un cuarto pico de casos, más no un cuarto pico de hospitalización y pérdidas de vidas. Y si vamos más allá y somos responsables extremando las medidas de bioseguridad, puede que incluso no tengamos cuarto pico», señaló.

Pero para que esto sea posible, las medidas deben implementarse desde ya. «Hay que recordar que la inmunidad se adquiere 14 días después de la segunda dosis, por eso tenemos que vacunarnos de forma acelerada, igual que intensificar el distanciamiento, el lavado de manos y el uso del tapabocas en espacios cerrados. Solo así nos protegeremos y lograremos minimizar el riesgo», concluyó el funcionario de la cartera de Salud.

PIDEN CARNÉ DE VACUNAS EN EL VATICANO

Vacunación Covid 19.

Los Museos y Jardines del Vaticano exigen desde el viernes 6 de agosto y en consonancia con las normas italianas, el llamado “pase verde” para los visitantes, es decir un certificado que pruebe que la persona ha sido vacunada al menos con una dosis o que tiene una prueba negativa de COVID-19 en las últimas 48 horas.

Vatican News señala que “los procedimientos y las normas para las visitas a los Museos y Jardines Vaticanos han cambiado en cumplimiento de la normativa vigente para combatir la emergencia del coronavirus”.

La nota de Vatican News señala que además del pase verde, que puede ser digital o de papel, los encargados de la seguridad pueden exigir un documento de identidad de la persona para verificar que sea la misma del pase verde.

Compartir

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.