¡A papaya partida, papaya comida!

Compartir

Por Mary Stapper

¡A papaya partida, papaya comida! Expresión muy colombiana cuando alguien se encuentra en una situación desafortunada.

Caen rayos y centellas y llueven las descalificaciones para quien dio la papaya.

Sucede mucho en el periodismo contra figuras públicas que se equivocan en algo.

Sucede entre los mismos periodistas.

Dar papaya. Foto tomada de Internet.

Sucede frecuentemente en la era de la virtualidad por cuenta de la pandemia a consecuencia de un virus que llegó de China y se acusa a un “pobre” murciélago de ser el causante de poner en jaque a toda la humanidad.

Errar y dar papaya es de humanos.

Disculparse, también es de humanos.

Aceptar las diculpas debe ser de humanos.

El jueves anterior hubo en Cúcuta un conversatorio sobre la Constitución y la clase política, organizado por dos importantes agremiaciones periodísticas de las cuales formo parte de manera activa desde su creación, con cuatro invitados de lujo:

Alfredo Beltrán Sierra, Fernando Carrillo Flórez, Iván Marulanda Gómez y Jaime Buenahora Febres Cordero. Cuatro pesos pesados de la jurisprudencia y protagonistas de la Constitución del 91.

En transmisiones en vivo, casi siempre se presentan percances, retrasos en la voz o se caen los audios o los videos o se cae Internet y quedan baches. Quienes las hacemos de manera constante emitiendo nuestros propios programas, hemos sufrido algunos retrasos, caídas u olvidos de abrir un micrófono o montar un video. Este conversatorio, no fue la excepción.

Pasó cuando, desde mi casa, entré al enlace de la transmisión que se originó en la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero. No me fijé que el micrófono de mi PC personal estaba prendido y en uno de esos baches en que el micrófono de la presentadora estaba silenciado y lo que dijo se perdió, exclamé, ¡qué transmisión tan terrible! Y todos escucharon: invitados, periodistas y audiencia en general, gracias a Dios, no era mucha en ese momento.

https://diccionariocolombia.com/significado/dar+papaya

Como ven, esta vez la papaya la di yo. Y me cayeron rayos y centellas por culpa de una situación desafortunada e imprevista y como al murciélago, me acusaron de querer sabotear el conversatorio que yo había ayudado a organizar como parte del equipo de trabajo.

Una falla, ante mis compañeros, borró el trabajo de 50 años al servicio del periodismo. Una sola falla fortuita, borró 10 años de lucha para ayudar a sostener y mantener vivas las dos organizaciones.

Una sola falla sirvió para ser tratada como una terrorista.

Es que, a papaya partida, papaya comida.

https://spanish.stackexchange.com/questions/14867/sobre-la-expresi%C3%B3n-dar-papaya-en-otros-pa%C3%ADses

Compartir

7 comentarios para "¡A papaya partida, papaya comida!"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.