Padre De Roux nuestro respeto

POR ALONSO OJEDA AWAD
Hay personas que tienen el corazón torcido y este les impide ver la nobleza y la bondad que irradian unos seres de luz, quienes van regando a su paso por la tierra, la fe y la esperanza en un futuro mejor en medio de este mar de lágrimas en que se convirtió nuestra nación.

Francisco de Roux. Foto de Pesquisa Javeriana

Por esta razón, nos cayó como un baldado de agua helada el peligroso tuit que el exministro de la defensa y exembajador de Colombia en Washington Juan Carlos Pinzón, le envió al padre Francisco de Roux y a los Comisionados de la Verdad, tratando de crear peligrosas dudas en su trabajo,  cuando la razón de sus vidas ha sido el trabajar en forma tesonera para ayudar a nuestra sociedad a encontrar el camino que le permita superar la violencia y el dolor que cruza el alma de nuestra  afligida sociedad.

Sin la más
mínima consideración y respeto que le deben merecer sus maestros javerianos y
jesuitas decidió el exministro Juan Carlos Pinzón enfilar sus baterías en el
referido tuit asegurando que “El país requiere verdad y reconciliación. Y que
la Comisión de la Verdad no es creíble para toda la sociedad y tiene una visión
sesgada”. Y sin ningún reato ético decidió cuestionar a los Comisionados de la Verdad,
diciendo: “La mayoría de los Comisionados registran afinidad ideológica o nexos
con grupos armados. Se debe ampliar e incorporar nuevos miembros que den
balance y confianza”. Con este juicio, superficial e irresponsable, colocó
sobre las espaldas de los comisionados una lápida de muerte, en un país donde
por menos calumnias se asesina a las personas.

El padre de
Roux con la dignidad que representa manifestó que la Comisión rechaza
categóricamente este juicio y dijo: “Esa afirmación es contraria a la verdad, deslegitima
a la institución y pone en peligro la vida de los Comisionados y de todos los
miembros de la entidad. Ante estos daños graves, la Comisión exige una
retractación pública”. Y más adelante ratifico: “Todos los Comisionados han
puesto sus vidas al servicio de la Verdad y de la Paz, porque están en
desacuerdo ideológicamente con la lucha armada y trabajan para que esta termine
para siempre en Colombia”.

Además,
calificó como “totalmente falso” que alguno o la mayoría tenga cualquier nexo
con grupos armados, “afirmarlo es una afrenta a la honra y la dignidad de las
personas”.

Termina
asegurando el padre de Roux, en su condición de presidente de la Comisión de la
Verdad: esta es una “típica estigmatización que, lanzada sin medir
consecuencias desde centros de poder, eleva la probabilidad de homicidios en
los territorios”, un problema en el que la Comisión ha insistido sobre el
asesinato de líderes sociales en el país.

Remata diciendo
el juicioso y luchador social: “La estigmatización es una constante en nuestro
conflicto, usada de manera recurrente para manchar reputaciones con
consecuencias frecuentemente letales”.

El exministro de la defensa Juan Carlos Pinzón, debe estar orgulloso del oprobioso papel que ha cumplido. Cuando el padre de Roux en su bondad le tendió la mano y le abrió las puertas con la posibilidad de que se retractara con dignidad y contrición cristiana, respondió dando un portazo a la Comisión de la Verdad y negándose aferradamente a retractarse. En el fondo de su alma, su conciencia le reprochará siempre la mentira con la que trató de dañar el corazón bueno y servicial del padre Francisco y de sus 11 Comisionados. Su mentira y su ofensa hoy le duele a la nación, quien reconoce su trabajo y accionar permanente por la paz y la verdad.

Alonso Ojeda Awad
Alonso Ojeda Awad –
EXEMBAJADOR DE COLOMBIA –
VICEPRESIDENTE DEL COMITÉ PERMANENTE DE DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS. CPDH.

Julio 15 de 2020.

Nota del editor: los conceptos emitidos son responsabilidad exclusiva de su autor.

Un comentario para "Padre De Roux nuestro respeto"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.