Casi 13.000 casos de Covid 19 en Colombia

Norte de Santander no registra nuevos datos. Seguimos en 104 contagios, mientras que en Colombia la cifra se acerca a los 13.000 casos de contagio.

MinSalud reportó 658 casos nuevos: Amazonas (128),Bogotá (122), Barranquilla (111), Cartagena (107), Valle (63), Atlántico (33), Risaralda (1,), Antioquia (10),Vaupés (9), Magdalena (8), Boyacá (8), Quindío (7), Santa Marta (6), Bolívar (5), Chocó (5), La Guajira (4), Casanare (4), Meta (3),Huila (2), Cundinamarca (2), Caquetá (2), Tolima (1) y Cauca (1).

Hoy se procesaron 6.061 pruebas.

Fallecieron 16 personas.

Hay 35 conglomerados en el país. Los territorios son: Meta, Caquetá, Barranquilla, Magdalena, Bogotá, Antioquia, Atlántico, Tolima, Valle, Cundinamarca, Risaralda, Santa Marta, Cali, Amazonas, Nariño y Cesar

«Durante el programa prevención y acción, el presidente Iván Duque anunció la decisión de endurecer los controles para contener el Covid 19 tanto en Leticia como en el Amazonas»

Durante el programa ‘Prevención y Acción’, el Presidente Iván Duque anunció la decisión de endurecer los controles para contener la propagación del covid-19 en Leticia y el Amazonas.

En Colombia, poco a poco la economía se reanuda aunque se persiste en el confinamiento y se multiplican los protocolos para evitar nuevos contagios, producto de esa apertura.

Día a día, el presidente de los colombianos, Iván Duqe Márquez, en forma pedagógica va contando al país sobre las medidas emprendidas para bajarle presión al coronavirus y proteger a los ciudadanos.

La salud mental

El Ministerio de Salud advierte que durante y después de un periodo de aislamiento, la salud mental se convierte en un factor importante para retomar diferentes actividades. Conoce algunas acciones recomendadas por expertos antes de salir de casa, mientras estás afuera y a tu regreso

Durante y después de un periodo de aislamiento, la salud mental se convierte en un factor importante. Es el regresar a una «nueva normalidad» cargada de medidas de autocuidado después de estar en casa con el objetivo de controlar la epidemia de covid-19. Para Nubia Esperanza Bautista, Subdirectora de Enfermedades no Transmisibles, del Ministerio de Salud y Protección Social, «todas las personas y familias no se sienten o no reaccionan igual ante la posibilidad de retomar las actividades fuera de casa, después del aislamiento preventivo obligatorio».

Por ejemplo, sostiene, están las personas que sienten miedo o ansiedad ante la posibilidad de salir, y por tanto, no querrán hacerlo aun cuando sea necesario dadas sus actividades laborales; «también estarán quienes se sienten cómodas, seguras y vinculadas fuertemente a sus familiares en casa, y tal vez, prefieran no tener que salir incluso teniendo que hacerlo; y por otro lado, habrá quienes sientan alivio y tranquilidad ante la posibilidad de salir», dijo la Subdirectora Bautista.

Salud mental de los colombianos. Foto cortesía Minsalud.

En cualquiera que sea el caso es fundamental cuidar la salud mental siguiendo algunas acciones recomendadas por expertos antes de salir de casa, mientras se encuentra afuera y a su regreso.

FENALCO

Según Gladys Navarro Uribe, Directora de Fenalco Norte de Santander, los comerciantes de Cúcuta están preparados, siguiendo todos los protocolos de bioseguridad, para la apertura de su economía.

Boletín 13 de mayo Norte de Santander.

Lo que dice la OMS

Según la Organización Mundial de la Salud OMS, hasta la fecha la fecha (11 de mayo) se han notificado en el mundo más de cuatro millones de casos de COVID-19.

El Director General de la OMS, señaló, en la última semana varios países han comenzado a derogar de forma escalonada las órdenes de recluirse en casa y otras restricciones.

Los países aplicaron esas medidas estrictas, llamadas a veces confinamientos, para responder a una intensa transmisión de la enfermedad. 

Muchos de ellos han utilizado este tiempo para reforzar su capacidad de hacer pruebas, localizar casos, aislarlos y cuidar a los pacientes, que es la mejor forma de controlar el virus, ralentizar su propagación y rebajar la presión en los sistemas de salud. 

La buena noticia es que se ha logrado reducir la propagación del virus en gran medida y, en consecuencia, se han salvado vidas.  

Con todo, esas medidas tan estrictas han tenido un precio y somos conscientes de las graves consecuencias socioeconómicas que acarrean los confinamientos y de su efecto negativo en la vida de muchas personas. 

Así, para proteger vidas y medios de subsistencia, es fundamental que la relajación de esas medidas sea lenta y progresiva a fin de estimular la economía al tiempo que se sigue vigilando el virus para poder volver a aplicar rápidamente medidas si se registrase un repunte en el número de casos. 

En anteriores ocasiones he mencionado los seis criterios que los países necesitan tener en cuenta antes de abandonar la obligación de recluirse en casa y otras restricciones. 

El fin de semana se publicaron más orientaciones en las que figuran las tres cuestiones fundamentales que los países deben plantearse antes de derogar los confinamientos:

La primera, ¿está controlada la epidemia? 

La segunda, ¿el sistema de atención sanitaria puede hacer frente a un repunte en el número de casos que podría producirse como consecuencia de relajar algunas medidas?

La tercera, ¿mediante el sistema de vigilancia de salud pública pueden detectarse y gestionarse los casos, sus contactos y un posible repunte en el número de infecciones?

Esas tres cuestiones pueden ayudar a determinar si puede abandonarse lentamente un confinamiento o no.

Ahora bien, incluso si la respuesta a las tres preguntas es positiva, suprimir los confinamientos es una tarea difícil y compleja

El fin de semana presenciamos algunas de las dificultades que nos esperan. 

En la República de Corea se cerraron bares y clubes después de que un caso confirmado obligase a localizar a numerosos contactos. 

En Wuhan (China) se notificó el primer conglomerado de casos desde que se derogase el confinamiento. 

Alemania también notificó un aumento en el número de casos desde que se relajaran las restricciones. Afortunadamente, los tres países tienen sistemas para detectar un repunte en el número de casos y responder ante él. 

Los primeros estudios serológicos muestran que solo un porcentaje relativamente bajo de la población tiene anticuerpos de COVID-19, lo que significa que la mayor parte de la población todavía es vulnerable al virus. 

La OMS está trabajando estrechamente con los gobiernos para que puedan aplicarse medidas de salud pública fundamentales con las que hacer frente al desafío que supone poner fin a los confinamientos. 

Hasta que haya una vacuna, la forma más eficaz de hacer frente al virus es aplicar un conjunto completo de medidas de salud pública.  

En esa línea, este fin de semana se publicaron nuevas orientaciones sobre la reapertura de escuelas y lugares de trabajo. 

En relación con la cuestión de la vuelta de los niños a la escuela, las autoridades deben tener en cuenta una serie de factores importantes a la hora de decidir si reabren esos centros y de qué manera.

En primer lugar, se necesita conocer claramente la transmisión actual de la COVID-19 y la gravedad de la enfermedad en los niños.

En segundo lugar, deberá tenerse en cuenta la epidemiología de la COVID-19 en la zona en la que se encuentra la escuela. 

En tercer lugar, es necesario tener capacidad para aplicar medidas de prevención y control de la COVID-19 en el entorno escolar. 

A la hora de decidir si reabren las escuelas, los gobiernos locales deberán evaluar su capacidad para aplicar medidas de prevención y control de la infección. 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.