Cúcuta se ahoga con la contaminación del aire

Por Mary Stapper para Somos la revista

Un impulso hizo que este jueves 30 de abril, capturara algunas imágenes del cielo. Lo que encontré no fue la luna entre nubes, sino el sol en busca de una salida en medio de la humareda que cobija los cielos de Cúcuta.

Cúcuta se ahoga. #CucutaSeAsfixia foto de Mary Stapper

Triste destino el nuestro con la contaminación ambiental que nos ahoga.

La siempre alegre ciudad de Cúcuta, luce lánguida con el manto de humo que cubre su cabeza.

Los calentanos -eso somos los cucuteños- acostumbrados a ver las distintas tonalidades del cielo azul, recrearnos y presumir de su belleza, desde hace 45 días, por cuenta de quienes contaminan el aire, hemos perdido, rápidamente ese privilegio de contemplarlo a nuestras anchas. Ahora, una gruesa capa de humo nos invade, escondiendo las tonalidades de las montañas, ya no se ven, de las hojas de los árboles, de sus troncos, de su ecosistema, de su vida.

En medio del confinamiento, hemos perdido no solo nuestra libertad de caminar, de salir por los alrededores, de reunirnos con otras personas fuera de las cuatro paredes de casa, también, la calidad del aire que respiramos. De ver el sol resplandeciente porque hoy luce lánguido, triste, intentando traspasar con sus rayos la contaminación que el hombre, destructor por naturaleza, ha hecho con nuestro espacio vital.

No podemos quedarnos callados ante tanta ignominia. Las autoridades ambientales deben castigar a quienes nos roban la calidad del aire.

Hagamos algo porque Cúcuta se ahoga en medio del humo…

Noticias relacionadas:

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.