Vector humano

Por  Isbelia Gamboa Fajardo

La incertidumbre, el desasosiego y la ansiedad se han tomado el mundo.

La visión apocalíptica  está ante nuestros ojos y nos parece un mal sueño del cual queremos despertar lo más pronto posible. No lo decimos, pero lo  sentimos: un miedo irracional que poco a poco va invadiendo los corazones.

Coronavirus

Una pandemia de la cual no creíamos  íbamos a tener experiencia en nuestra vida. Algo  que en tiempos de globalización, en tiempos de expansión económica, en tiempos donde el hombre  ha roto las barreras del distanciamiento  tanto físicas como  las de comunicación virtual  lo convierten  en  el principal vector de muchas  situaciones.

El avance de este microorganismo que tiene en vilo a todo el planeta lo está demostrando.

Diseminado por el hombre está causando miles de fallecimientos  y es que los virus y bacterias    son los dueños del  mundo si tenemos en cuenta su número y el desconocimiento que tenemos hacia su estructura y comportamiento por  que  la ciencia  no ha podido estudiar:  ”Se calcula que en la Tierra hay cerca de un nonillón (un 1 seguido de 30 ceros) de microbios y a pesar de que ya se descifró el genoma de unos 2.000 microorganismos, todavía queda un vasto número sin explorar.” 1

Así como el
hombre, en su vasta sabiduría, va encontrando los caminos para la disminución
de los efectos de las enfermedades y marcando líneas decisorias en su historia
como  la fecha memorable del
descubrimiento de la penicilina  por
Alexander Fleming en 1928, logrará en este aciago momento hacerlo.

 Es cuestión de tiempo, y el mundo entero ha comprendido la necesidad del endurecimiento de medidas de contención. Colombia no está ajena.  

Nuestra nación también  lo está viviendo y está actuando. No con toda la celeridad  que debió implementar desde el 06 de marzo cuando se diagnóstico la primera persona contagiada y   se debía activar el cumplimiento  deseable con protocolos de realización de exámenes a todos los pasajeros  que llegaban del exterior y a nivel de los puertos.

Fue crucial esta primera fecha.

 Es entendible 
que los sistemas sanitarios  en
cada país no cuentan con todos estos recursos pero  el esfuerzo presupuestario  era imperioso e impedir la propagación, o
inclusive  existía la opción de implementarlos
como requisito obligatorio para los viajeros extranjeros así tuviera un costo.

Y haber rodeado
al gobierno en esa decisión, sin criticar, sin creación de mal ambiente. Claro,
que hubiesen surgido muchas voces inconformes exigiendo su gratuidad  pero también estoy segura lo hubiéramos hecho
sin replicar porque entendíamos que era necesario, a tiempo y la vida no cuesta
unos cuantos pesos.

.

Se calcula que en la Tierra hay cerca de un nonillón (un 1 seguido de 30 ceros) de microbios y a pesar de que ya se descifró el genoma de unos 2.000 microorganismos, todavía queda un vasto número sin explorar.”

Alemania lo hizo
rápidamente y hasta este sábado 22 de marzo, tenía 20.705 contagiados  y 72 muertos una cifra muy baja que representa
el 0.3% de mortalidad  en contraste con el
8.5% de Italia ; pero La gran diferencia es que  tiene la capacidad de 160mil exámenes por
semana.

Ahora, tenemos que tener fe que la ciencia en esta carrera titánica detecte  los medicamentos que actúen sobre el genoma del virus para destruirlo, o por lo menos lograr contener su agresividad. Ahora ,tenemos que seguir  con mayor fuerza reconociendo que la sapiencia  que nos distingue a la raza humana sea también la oportunidad para reencontrarnos en nuestra esencia vital donde la solidaridad sea manifiesta hacia aquellas personas  que  sufrirán por estas decisiones de cuarentena obligatoria; hacia los trabajadores informales que por su día a día es que logran llevar la comida a casa. Es momento de adoptar, como lo dijo el presidente, un ser o familia de este sector desprotegido.

Es momento de sacar de nuestros corazones los más bellos sentimientos de empatía.

1 Enciclopedia Genómica de Bacterias y Arqueas o
GEBA. Revista Nature.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.