Una crisis dentro de la crisis

Por Hugo Hernán Pérez A. MD

La crisis del personal de salud en Colombia podría agravar la situación de atención de salud, por la presencia del ·COVID 19; es fundamental que se tomen medidas inmediatas para garantizar que nuestros profesionales médicos generales y especialistas y demás profesionales de la salud, cuenten con las condiciones mínimas necesarias para prestar el servicio el servicio de salud.

Personal mèdico

1) Se debe garantizar el transporte del personal de salud
a los centros de atención, muchos de estos profesionales no cuentan con
vehículo propio y esto podría afectar la prestación del servicio cada
institución de salud debe garantizar el traslado de estos profesional y auxiliares
a su lugar de trabajo y sus domicilios.

2) La gran mayoría del personal de salud en Colombia,
labora bajo modalidad de OPS, situación que no garantiza las condiciones
dignas de vinculación al sistema general de seguridad social y el riesgo
laboral, se hace necesario que se decrete en lo posible que los
profesionales médicos sean vinculados en el sistema general de seguridad social
bajo la modalidad de dependientes de la institución de la que hacen parte.

3) Salarios bajos y retrasos en pagos;  los
profesionales médicos  y personal de salud en Colombia,  son víctima
de salarios bajos y pagos retrasados a  más de dos meses,  en muchos
de los casos;  lo que  pone en gran riesgo su seguridad social, 
seguridad alimentaria de sus familias y se convierten en un gremio altamente
vulnerable frente a la crítica situación que se vive, máxime si consideramos
que adicionalmente ahora  se constituyen en la primera línea de 
fuego en nuestro enfrentamiento a la amenaza de pandemia que vivimos, es
importante mejorar estas condiciones de manera inmediata evitando  un
posible colapso por deserciones y perdida del personal por el  mayor
riesgo de infección que estos tienen.

4) Baja calidad en mecanismos de protección. Los médicos y enfermeras, en su gran mayoría no cuentan y muy seguramente no contarán con mecanismos de protección óptimos para evitar un rápido contagio y minimizar los riesgos en el proceso de atención por lo que muy seguramente serán afectados dramáticamente durante esta contingencia.

5) Se debe planear bien la actividad y seguridad de
médicos y enfermeras, la sociedad debe aunar esfuerzos para apoyarlos con
todos los recursos disponibles fortaleciendo las clínicas y hospitales,
dotándolos de herramientas básicas, mejorando las condiciones laborales de
estos profesionales, creando un fondo para pago de bonificación por turnos
en servicios de urgencias, UCI, y estancias hospitalarias. 

6) Se debe en lo posible asignar un a sola clínica por
ciudad para la atención exclusiva de pacientes diagnosticados con COVID 19,
esto aportara en la contención de su propagación por lo que evitara la circulación
del virus fuera de ambientes no seguros.

Recordemos que una aptitud positiva en nuestra sociedad colombiana será fundamental para avanzar en la contención de esta propagación, si lo logramos seremos fortalecidos en todos los campos, observo pocas iniciativas privadas y estamos dejando solos a la institucionalidad, universidades, industria, gremios económicos deben unirse a la lucha por la recuperación de nuestra sociedad como la conocemos.

Dr. Hugo Hernán Pérez A.

2 comentarios para "Una crisis dentro de la crisis"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.