Entre salida de Maduro y otra vez factores de FARC a la montaña

*Este es el análisis de un desocupado periodista que jamás deja de leer las noticias del día a día porque son la esencia de su existir. Además, intenta mantener la esperanza de la coherencia en ese caótico mundo del acontecer universal de la información, es decir, la dinámica de los hechos.

Ocapa Montebello, Cúcuta, 30 de agosto del 2019 paraSomos la revista

                El mundo de la información periodística genera infinidad de esperanzas que, en la mayoría de los casos, son más de carácter negativo que positivo. Así se percibió este pasado jueves 29 de agosto. La ilusión positiva la dio la oferta de amnistía que el presidente Donald Trump, de Estados Unidos, le hizo a Nicolás Maduro, si dejaba el poder en Venezuela de forma voluntaria y pacífica. Su familia y algunos allegados en el ejercicio del poder también podrían ser incluidos. Ello fortaleció la creencia de que se aproximaba el fin de la dictadura en el vecino país, o, mejor dicho, una nueva historia más esperanzadora comenzaría para Venezuela. Sobre estas circunstancias se intenta hacer las siguientes reflexiones.   

Donald Trump y Nicolás Maduro

               Para comenzar, les diré que estoy suscrito, casi desde sus inicios, en la News Letter en español del The New York Times. Este boletín informativo contiene una síntesis de las principales noticias que se han producido en el mundo, claro, según criterio del calificado equipo periodístico de ese histórico e importante diario estadounidense que tiene la responsabilidad de elaborarlo. De lunes a viernes me he mantenido pendiente todas las mañanas, entre las 6 a las 6.01 minutos, hora de Colombia, o en el caso de Venezuela, entre las 7 a las 7.01, que es cuando la información entra en mi ordenador vía correo electrónico. Ello es casi de carácter milimétrico.

                Ahora bien, ¿por qué el
dislocado informativo del pasado jueves 29 de agosto del 2019? Se da el caso de
que a las 2.01 de la madrugada del pasado jueves, mi teléfono celular emitió
sonido de haber recibido correo electrónico, estaba yo a esa hora medio dormido,
es decir, casi despierto. Tomé el aparato para revisar lo que había llegado y
me encontré con la sorpresa de que era el correo electrónico del The New York
Times, cuestión que me llamó mucho la atención porque ello nunca había sucedido
tal como lo informo en el segundo párrafo de este texto.

                Inmediatamente me voy a revisar
las noticias que el news letter contenía y me encuentro con la siguiente
estructura periodística:

Otro conflicto ambiental que se extiende por
Brasil: el uso de pesticidas. 
El gobierno de Jair Bolsonaro ha
sido criticado por relajar
las normas ambientales en la Amazonía, pero hay otro componente de sus
políticas que ha generado preocupación en el país. Desde el inicio de su
mandato en enero ha sido aprobada una cifra récord de 290 productos agroquímicos, algunos de los cuales han sido
prohibidos o están siendo retirados de Europa y Estados Unidos. En los
últimos meses, apicultores han reportado la muerte de quinientos millones de
abejas. El propio gobierno reconoce que, de los pesticidas aprobados hasta ahora,
87 son extremadamente tóxicos y 34 son altamente tóxicos. Y ya se ha abierto
el proceso para aprobar unos 530 productos más.  
Jair Balsonaro. foto tomada de Google.
  • El primer ministro británico lanza una bomba de tiempo a su propio
    parlamento
    .
     Boris Johnson maniobró
    ayer para acortar la sesión parlamentaria y tratar de asegurarse de que siga en
    marcha el Brexit tal como él lo quiere. Eso les da menos tiempo a los
    legisladores para discutir medidas que dilaten la separación del Reino Unido de
    la Unión Europea; varios buscan ese recurso pues de otro modo no habría un
    acuerdo que dé certeza sobre cómo serán el comercio o la frontera irlandesa a
    partir del 31 de octubre. Johnson fue calificado como déspota por algunos
    parlamentarios y el valor de la libra esterlina tuvo una fuerte caída.
Estados Unidos ofrece una amnistía a Nicolás Maduro…
con condiciones.
 Esta es la información
que produce mi desfase, sobre lo cual refiero algunas reflexiones al final de
este trabajo. 
Un nuevo ataque armado
conmociona a México y las autoridades caen en un cruce de acusaciones.
 Un grupo armado irrumpió en un bar en Veracruz el martes a la
medianoche, abrió fuego, cerró las puertas y provocó un incendio, según las
autoridades. Hasta ayer se reportaban veintiséis personas muertas. Se
trataría hasta ahora del acto de violencia más grave en lo que va del
gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que este domingo dará su
primer informe, y provocó una disputa entre autoridades. El gobernador del estado dice que la fiscalía liberó
a uno de los presuntos responsables, que había sido capturado en julio; los
fiscales afirman que no habrían podido liberar a nadie, porque la Marina
nacional es la que tenía al sospechoso.
Veracruz es uno de los estados donde fue
desplegada la nueva Guardia Nacional, la apuesta de seguridad pública de AMLO
que también ha sido solicitada en otros estados con altos índices de
violencia, como Tamaulipas. El país sumó 17.164 casos de homicidios dolosos y feminicidios hasta
julio; frente a 17.119 en el mismo periodo de 2018, que fue el año más violento desde que hay registro.
  • El
    polémico ministro del Interior de Italia es marginado en un pacto para un nuevo
    gobierno.
     Las acciones de Matteo Salvini para forzar elecciones
    anticipadas
     y ascender
    al cargo de primer ministro no le rindieron frutos. El político antimigrante y
    de derecha extrema está a punto de quedar fuera del gobierno, pues ayer
    se formó una coalición [en
    inglés] del Partido Demócrata y el Movimiento Cinco Estrellas que mantendrá
    como primer ministro a Giuseppe Conte, a quien Salvini había intentado
    expulsar.
Mateo Salvini. Imagen de Google

Prosigo con mis comentarios analíticos.
Indudable, el tema del conflicto ambiental
que se extiende por Brasil por el uso de pesticidas es de importancia vital no
solo para el vecino país sino para la humanidad entera por los daños que puede
ocasionar al ambiente desde una perspectiva universal. Tiene justificación la información
incluida en el boletín del The New York Times. De igual forma, la información
incluida como segunda relacionada con el caso delprimer ministro
británico que lanza una bomba de tiempo a su propio parlamento en búsqueda
de imponer la aprobación de un Brexit duro en sus negociaciones para dejar definitivamente
a la Unidad Europea. 

Al llegar a la tercera información es verdad que se
me enredan los tiempos, pero no dejo de atar cabitos. Entiendo lo que en estos
momentos significa el caso de Venezuela para el ámbito internacional y la
importancia que los grandes medios de comunicación hoy le adjudican. En su
introducción el boletín de New York Time señala “Estados Unidos ofrece una
amnistía a Nicolás Maduro… con condiciones.
 Si el líder venezolano
deja voluntariamente el poder, el gobierno estadounidense promete no
imputarle ningún cargo ni tomar acciones penales
, aseguró ayer Elliott Abrams, enviado especial de la Casa Blanca para
Venezuela, en entrevista con The New York Times. Abrams también dijo que,
contrario a lo que sugirieron tanto Maduro como Donald Trump la semana pasada,
los dos gobiernos no han tenido ninguna conversación secreta ni negociaciones.
Llegó a la conclusión de que esta es la información que obligó a los
periodistas responsables de elaborar el news letter, de publicarlo con cinco
horas de adelanto por la importancia de esta y las consecuencias que ella
generará, fundamentalmente en el ámbito latinoamericano y, muy especialmente,
en Venezuela, por supuesto, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y el mismo Brasil.

Pero esta importante información fue indudablemente
superada unas 10 horas después, al producirse el pronunciamiento del retorno de
factores de la FARC a la lucha armada, ello lo califica el The New York Times
como “Un golpe contra el proceso de paz en Colombia.  Iván Márquez,
excomandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), pasó de
haber sido el jefe negociador de un acuerdo de paz con el Estado colombiano a
asestarle un golpe al proceso de paz: ayer anunció que él y otros líderes desmovilizados regresarán
a la lucha armada
. Márquez
aseguró que tomó la decisión porque considera que el gobierno no ha cumplido
las promesas que hizo como parte del pacto y sugirió que ahora podrían aliarse
con grupos guerrilleros activos como el Ejército de Liberación Nacional”
Igualmente cita que “El presidente Iván Duque, quien ha sido crítico de partes
de los acuerdos, respondió que los rebeles disidentes no son más que “una banda de narcoterroristas”
que “pretenden atentar contra el país” y anunció la creación de una unidad para
perseguirlos. Excomandantes guerrilleros que ahora son del partido político
Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que usa la sigla Farc, dijeron que “sienten vergüenza” por las declaraciones de sus antiguos
compañeros y que las consideran una “equivocación delirante”. Instaron a la
sociedad colombiana a apoyar a que se mantenga la implementación de los
acuerdos de paz”  

Disidentes de las FARC en las montañas colombiana

Esas esperanzas de horas atrás se desvanecieron por
completo, porque es imposible pensar que Maduro acepte la propuesta del
presidente norteamericano Donald Trump de que deje el poder en Venezuela de
manera inmediata y pacífica al prometerle amnistía a él, a los integrantes de
su familia y a algunos de los personajes cercanos al ejercicio del poder. Adiós
fantasía, te fuiste muy rápido, amor ni de un día. No por falsas noticias sino
por la dinámica de los hechos, en este caso, una triste realidad. El reinicio
de las acciones de violencia de ese grupo, hoy disidente, de las FARC en las
montañas colombianas, dejan un clima de incertidumbre sobre la tan anhelada paz
acá y de innegable vinculación del gobierno venezolano de Maduro en esta nueva
estrategia, que se presume es conjunta. Indudable, gran peligro en las zonas
fronterizas de ambos países.    

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.