Daniel Velasco Villamizar ajusta las articulaciones a través de la quiropraxia inca

Somos la revista – La quiropraxia es una rama de la salud que está de moda. Se trata de una  técnica que se usa para ajustar manualmente las articulaciones.

Daniel Velasco Villamizar: fisioterapeuta y quiropráctico.

Quien la puso de moda en Cúcuta y algunas regiones de Colombia, es el Fisioterapeuta Daniel Velasco Villamizar, quien, decidió incursionar desde hace varios años en la profundización de este estudio,  porque veía cómo la gente de Cúcuta seguía yendo a los sobanderos, como parte de la cultura popular, para aliviar sus dolencias.

Pero no se contentó con ello,  decidió viajar a Perú para aprender una
técnica más completa llamada “quiropraxia inca” y continúa estudiando porque el
cuerpo humano es muy complejo.

Estuvimos en una
sesión de quiropraxia donde el profesional y su paciente, un joven abogado,  colaboraron para llevar a nuestros lectores y
seguidores de Somos
la revista
un testimonio completo de la bondades de esta técnica inca y pudimos
comprobar los resultados. 

Ver video de la entrevista completa con el doctor Daniel Velasco Villamizar.

Explica que la quiropraxia inca se basa en el tratamiento a
cinco vértebras maestras: el sacro, el coxis, L5, C6 y C7, y C1 y C2 y se
diferencia de la técnica tradicional en que 
son menos sesiones y se trata el problema de raíz. Nosotros tenemos en
cuenta las emociones del paciente, que la ciencia médica a veces ignora pero
que repercute un cien por ciento en la enfermedad. Si el paciente tiene un
conflicto familiar, laboral o económico casi siempre tiene lumbalgias que
llevan como consecuencia a una hernia discal o a una ciática”.

“Para mí es fundamental el contacto con el paciente: hay que
tocarlo, sentirlo. No hay que ponerse guantes. Lo que yo amo de la quiropraxia
inca es que se obtienen resultados maravillosos para las personas”, sostiene.

No todo es
intervención quirúrgica

Daniel Velasco recomienda a las personas que sufren de la
columna vertebral, hernias discales, escoliosis, ciática, entre otras
dolencias, así como mujeres con prolaxos vaginales, caída de la matriz o de la
vejiga, que se traten primero con la quiropraxia inca, para que no tengan
necesidad de una intervención quirúrgica.

Sin embargo, la quiropraxia 
tampoco hace milagros. “Cuando hay un degeneramiento muscular (artrosis)
o un desgaste muy grande, se puede aliviar el dolor, pero para este tipo de
enfermedades recomiendo medicamentos naturales a base de ortiga, por ejemplo,
que es muy bueno, afirma.

Otras patologías

Señala Villamizar que la quiropraxia también se puede
aplicar en otro tipo de patologías que no son musculares, como las del tracto
respiratorio.

Meditación para
liberar

El consultorio de Daniel Velasco es acogedor: una camilla, los aceites que requiere en un estante, algunas sillas, un computador en una esquina con una música suave de fondo para que el paciente se relaje y haya más efectividad en el tratamiento. Ubicado muy cerca de la Iglesia del Espíritu Santo.

Daniel Velasco villamizar y Carolina López.

“Es una bendición para los cucuteños que yo haya traído esta
técnica de Perú. He atendido a mucha gente de la ciudad y de Norte de Santander,
de Venezuela, Estados Unidos y Canadá, de otras ciudades del país  y mucha gente me escribe por internet. Mi
esposa Carolina es mi asistente y siempre trabajamos juntos”, señala.

4 comentarios para "Daniel Velasco Villamizar ajusta las articulaciones a través de la quiropraxia inca"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.