PROSUR reemplazaría a UNASUR

Por: Edmundo González Urrutia para Somos la revista

Por iniciativa de los presidentes Iván Duque de Colombia y Sebastián Piñera de Chile, un nuevo proyecto de integración suramericano –PROSUR-, está a punto de surgir para reemplazar a la UNASUR, una organización paralizada de la cual sólo queda un majestuoso edificio en Quito y un personal en desbandada.

Iván Duque y Sebastián Piñera

Se conoce que representantes de los países suramericanos -con exclusión de Venezuela-, ya habrían discutido las bases de la nueva organización.    

A decir verdad, UNASUR entró en decadencia desde hace varios
años; su actuación estuvo marcada por la ideología que predominaba en ese
momento y se profundizó con el retiro de seis países miembros. En otras
palabras, UNASUR ha fracasado por la excesiva complicidad ideológica y un
aparato burocrático inoperante.

UNASUR quedó prácticamente inactiva hace tres años, el
mecanismo creado bajo la inspiración de Hugo Chávez, Lula Da Silva y Néstor
Kirchner, cesará próximamente abriendo paso a PROSUR, nueva instancia que
actuará como ente coordinador de políticas públicas y que tendrá como foco la
defensa de la democracia, separación e independencia de poderes, estado de
derecho, economía de mercado y una agenda social.

Más allá de las bondades que aspiran los promotores de este
nuevo mecanismo, estaríamos ante el surgimiento de una nueva instancia creada
también a raíz de la recomposición ideológica que se ha producido en la región.

Siendo la crisis político/institucional de Venezuela el foco
transversal de las preocupaciones en la región, no es por azar que algunos analistas
se preguntan si no será ésta entonces una manera de institucionalizar el sector
suramericano del Grupo de Lima, asociación que ha jugado un papel clave en el
manejo de la crisis venezolana.  Algo
parecido ocurrió con Contadora creado para el manejo de la coyuntura
centroamericana de los años 80, a la que se le agregó el Grupo de Apoyo y
terminó siendo la génesis del Grupo de Río.

Sede Unasur en Quito.

Por lo pronto, y animado por el encuentro en Cúcuta del
pasado 23 de febrero, el presidente Piñera ha confirmado la realización de una
primera cumbre de PROSUR en Chile el venidero 23 de marzo. Al encuentro ha sido
invitado al presidente interino Juan Guaidó y contaría también con la
asistencia del mandatario brasileño.

Por lo pronto, habrá que ver lo que piensan los gobiernos de
otros países en torno a esta propuesta. El debate está abierto y en círculos
políticos latinoamericanos ya se han dado algunas discusiones alrededor de esta
nueva iniciativa advirtiendo sobre los riesgos de una dispersión de esfuerzos
en momentos en que la integración regional atraviesa un mal momento.

Edmundo González Urrutia – Internacionalista.

Abogamos porque PROSUR tenga un
mejor destino que otras instancias como CELAC y ALBA diseñadas en la euforia
del socialismo del siglo XXI cuyos propósitos han servido para apuntalar a
regímenes de dudosas credenciales democráticas. No basta la buena voluntad para
constituir nuevas instancias internacionales. El multilateralismo debe ir más
allá de los vaivenes políticos.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.