Ecopetrol desplegó medidas de emergencia en Arauca y Norte de Santander

No cesan los atentados a la infraestructura petrolera del país, lo que pone en aprietos no sólo a la economía colombiana, también al medio ambiente, acabando con fauna, flora y contaminando el agua que bebemos y el aire que respiramos, especialmente en Norte de Santander y Arauca, en el oriente de Colombia, frontera con Venezuela.

Las más afectadas son las comunidades que habitan en el sector aledaño al oleoducto.

Ecopetrol toma medidas de limpieza.

A través de boletín de prensa, Ecopetrol informa las medidas la empresa está tomando al respecto. Señala que personal técnico y de limpieza ya ingresó a dos de los tres lugares donde se registraron atentados en Norte de Santander y Arauca.

Cerca de 75 personas hacen parte de
los equipos del plan de emergencias que desplegó Ecopetrol para atender dos de
los tres atentados contra el Oleoducto Caño Limón-Coveñas, ocurridos en las
últimas semanas en jurisdicción de los departamentos de Norte de Santander y
Arauca.

Una vez asegurada el área, el
sábado 16 de marzo personal técnico de Ecopetrol pudo ingresar al KP 418+900,
luego del atentado registrado el pasado 25 de febrero en la vereda Filo Guamo,
municipio de Teorama, Norte de Santander.

Durante la inspección se encontró
abolladura y rotura del sistema de transporte, con derrame de hidrocarburo sin
afectación a cuerpos de agua. Al momento del ataque el bombeo se encontraba
suspendido.

El domingo 17 de marzo, el personal
técnico, operativo y de limpieza logró ingresar al KP 011+710, en la vereda
Acacias, municipio de Arauquita, departamento de Arauca, luego del atentado
registrado el pasado 14 de marzo, con el fin realizar limpieza del área
afectada y reparar el oleoducto.

De igual manera, se está a la
espera de que la Fuerza Pública termine de asegurar el área para iniciar la
reparación y la recuperación de la zona afectada por el atentado en el KP
412+150 en la vereda La Cecilia, en Teorama, Norte de Santander.

Ecopetrol reportó la ocurrencia de
estos eventos a los consejos territoriales para la Gestión del Riesgo de
Desastres de los respectivos municipios y a las autoridades competentes. En lo
corrido del año el oleoducto ha sufrido 13 ataques.

La Empresa una vez más rechaza
estos hechos violentos que atentan contra la integridad de las personas,
afectan gravemente el medio ambiente, impiden el bienestar de las comunidades y
el normal desarrollo de las actividades petroleras.

Cúcuta, 19 de marzo de 2019

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.