Campo Giles en zona rural de Tibú sufre el primer atentado terrorista de 2019

Los amantes de la guerra no se cansan de atacar el oleoducto Caño Limón-Coveñas y atentar contra el medio ambiente, la capa vegetal, su riqueza hídrica, la fauna y flora.

Atentado al oleoducto Caño Limón Coveñas en Campo Giles.

Ecopetrol informa que activó el plan de contingencia del Oleoducto Caño Limón Coveñas, al registrarse un atentado en el kp 338+980, jurisdicción de la vereda Campo Giles, municipio de Tibú, departamento Norte de Santander.

El ataque produjo derrame de crudo en capa vegetal y en los caños Batalla y Hoyo Pilón. Como parte del plan de contingencia se instaló un punto de control alternativo sobre el caño Batalla a 1.5 kilómetros del lugar del evento y un punto de control operativo sobre el caño Hoyo Pilón.

La mancha de crudo se encuentra controlada. Así mismo, se notificó a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Desastres de Tibú y al Consejo Departamental de Norte de Santander, y a las autoridades ambientales correspondientes.

Campo Giles, zona Rural de Tibú en Norte de Santander.

Este es el primer atentado a la infraestructura petrolera en el 2019. El año anterior se registraron un total de 89 atentados al oleoducto en los departamentos de Norte de Santander, Arauca y Boyacá.

Según boletín de prensa, Ecopetrol rechaza estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, generan graves consecuencias al medio ambiente, afectan el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.