Facebook en la lupa de Whasington D.C.

Por Karl J. Nigrinis para Somos la revista

El día de hoy a  Mark Zuckerberg, debido al escándalo de Cambridge Analytica, donde se filtraron datos de 87 millones de personas, testifica en el Senado de los Estados Unidos sobre cómo la compañía maneja la información de sus usuarios.

Mark Zuckerberg. Foto tomada de Internet.

Mark no es la primera vez que se ve envuelto en temas legales, recordemos en el momento que la red social empezó el lanzamiento de Facebook, lo hizo desde su dormitorio  de la Universidad de Harvard el 4 de febrero de 2004. Durante el tiempo que se empezó a implementar, los hermanos  Tyler y Cameron Winklevoss y su amigo  Divya Narendra, le pidieron a Mark que les ayudara a crear una red social para los estudiantes de la universidad.

Ellos aseguraron que Mark les robo la idea y adicional a ello les estaba retrasando el proyecto. En la demanda alegaba que Mark estaba incumpliendo el contrato y adicional a ello había hecho robo intelectual. Esta demanda no fue a ningún lado, debido a que Mark no firmó ningún contrato y lo que buscan estas personas era una compensación económica debido al éxito e ingresos que representaba en ese momento la red social.

La red social fue creciendo y haciéndose más popular, la gente se iba sumando, se usaba para expresar sus ideas o conectarse con algún amigo (infancia, colegio, universidad entre otros), poco a poco la atención de grandes compañías, quienes empezaron a vender publicidad a través de esta red social. Convirtiéndose en el principal medio de contacto entre las personas de esta era digital.

La gente se inscribía y compartía toda su información, siempre antes de cualquier cosa, como todo programa, viene un contrato, que es tan extenso que solo muy pocos se toman la molestia de leerlo, donde le dan el control de la información a la red social.

Con el tiempo la red social fue dando perfiles de seguridad a los usuarios, donde ellos decidían que era público para toda la red, que era para compartir con sus amigos y que era para ellos solos; desde luego sin violar la principal premisa que es un medio de contacto con otras personas, donde se puede visualizar al buscar por la misma a personas conocidas, viendo por lo menos su nombre de usuario, si lo desea una foto y probablemente una especie de fondo.

Pero la gente no solo compartía información, ya empezó a tener furor programas o aplicaciones pequeñas, donde como siempre, en el momento de instalar advierten que información personal va a tener acceso en el momento de aceptarla, de nuevo viene el libre albedrío de los usuarios, decidir si lo desean o no instalar. Como algo normal, se instala, se disfruta del momento y no se leen los términos del uso de la misma. Con esto llegamos a la problemática actual.

Por el hecho de aceptar aplicaciones sin tener en cuenta el acceso o permiso que dan mucho a esos creadores de aplicaciones, la empresa  Cambridge Analytica aprovechó los datos, los tomo a su favor y empezó a llenar de propaganda política, de acuerdo a los intereses de cada usuario, empezó una especie abuso de desinformación, que llevo a cabo para beneficiar a algún sector político en Estados Unidos, como se tratara de una de esas películas del agente 007 que luchaba contra los espías rusos, contaron con el apoyo de otros países interesados en intervenir en los resultados políticos en territorio Americano.

Ahora Mark atraviesa uno de los momentos más complicados en su creación, donde ya hay supuestos que información sensible esté en manos de los rusos, no solo eso, demandas por parte de la Unión Europea, entre otros.

En la audiencia en Washington D.C., donde el acepto parte de la responsabilidad de los sucedido por no prever lo sucedido, los diferentes senadores resaltan las cosas positivas que tiene la red social (en contra de la pornografía, violencia explicita, nada de publicidad o contenido hacia grupos terroristas, entre otras cosas que atenten contra la sana convivencia), pero esta esa parte sensible que es la parte confidencial de los datos. Por tal razón, el gobierno Estadounidense desea empezar aplicar ciertas regulaciones, con el fin de proteger los datos de quienes tienen su información en Facebook, controlar las compañías que solicitan datos de los usuarios, controlar esa información, entre otras cosas.

En mi opinión pienso que desafortunadamente fue una falla de Facebook, no por incompetencia, al contrario, es un excelente equipo de trabajo, sino que se dejó abusar de su buena fe, es triste, pero deben pasar ciertas cosas para poder regularizar mejor la información que se manejan los usuarios, no sólo Facebook maneja datos, Google, Apple, las plataformas Android, Windows, iOS, entre otras, porque, ahora, uno puede tener conectividad con todo su entorno y equipos digitales, es bastante complicado, ahí es donde viene otra parte que nadie tiene, enseñar a manejar la información personal de forma responsable, más porque cada vez que activamos un atributo, el mismo sistema nos dice que se va a compartir.

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.