El lío de las empresas que usan WhatsApp

* Ante las sanciones contra Whatsapp y Facebook en Europa, varios expertos tecnológicos  ven una amenaza real en el uso de este canal gratuito para su mensajería corporativa.

  • El manejo inadecuado de información  por parte de Cambridge Analítica en campañas políticas, se extiende ahora a Whatsapp (de la misma empresa de Facebook) por entregar datos a la red social sin el consentimiento de los usuarios.

A lo mejor sin querer o hasta de manera ingenua, la mayoría de las grandes empresas y las instituciones del Estado están compartiendo información de sus empleados, clientes o usuarios de manera ilegal. El asunto es que con el solo hecho de crear un chat grupal de mensajería en WhatsApp o Facebook Messenger estarían incumpliendo con las leyes de protección de datos, porque los datos personales (como el número celular, email, nombre, género, entre otros) son usados en el negocio de publicidad de Facebook para propósitos no autorizados.

Por ejemplo, si soy un cliente de Bancolombia que usa el bot “Tabot Bancolombia” o de Avianca que usa Facebook Messenger o WhatsApp para comunicarme con la empresa, estoy dándole información a Facebook para que luego éste pueda mostrarme publicidad de los competidores de Bancolombia y Avianca.

¿Vale la pena exponerse? Es la pregunta que se hace el experto en mensajería móvil Carlos Sierra, desde Boston, Estados Unidos, luego que los países europeos estén comenzando a sancionar a Facebook y a Whatsapp por ceder y tratar, respectivamente, datos personales sin consentimiento.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) acaba de sancionar a  WhatsApp y Facebook a pagar 300 mil euros cada una por el siguiente motivo: la app de mensajería comparte datos de clientes con Facebook sin el consentimiento del usuario ni brindar una opción clara para impedir este traspaso de información. Y Facebook utiliza estos datos para otros propósitos no estipulados con el usuario de manera clara.

Como si este precedente fuera el único riesgo, cabe recordar que en mayo del 2018 entra en vigor la Regulación de Protección General de Datos (GDPR siglas en inglés) en la Unión Europea. En términos simples, consiste en una regulación sobre protección de datos y privacidad dentro de la Unión Europea, con el fin primordial de dar control a los ciudadanos sobre sus datos personales, lo que involucra también al sector corporativo.

“Este nuevo panorama ya comienza a tener eco en otros países que ya están considerando regulaciones similares, como es el caso de Estados Unidos y otros de América Latina, lo que obliga a las empresas a cambiar sus métodos de comunicación”, dice el colombiano Sierra, CEO de Twnel.

Para otro experto como Eduard Blasi, abogado y cofundador de Nepcom,  este fallo marca un antes y un después de su uso en el ámbito corporativo. Las empresas que utilicen la aplicación con sus clientes pueden ser multadas, ya que la sanción establece que es una herramienta insegura”, dijo al medio español Vozpopuli.

De igual forma, el escándalo ligado a Facebook por el caso de Cambridge Analytica, donde el fundador de la compañía Mark Zuckerberg presentó disculpas por las fallas de seguridad de la red social, está llevando a la compañía a hacer cambios en las políticas y capacidades tanto en Messenger con en Whatsapp.

Esto último puede generar dolores de cabeza, readaptación de soluciones y grandes costos a empresas que usan esas plataformas gratuitas para la comunicación de tipo empresarial con herramientas diseñadas para uso personal, agrega Carlos Sierra.

Como si fuera poco, tal como informó Wired, en la conferencia Real World Crypto Security que se llevó a cabo en Zurich, Suiza a principios de este año, investigadores de la Universidad Bochum en Alemania, descubrieron varias vulnerabilidades en la seguridad de comunicaciones grupales en WhatsApp y en otras aplicaciones.

Gilbert Mizrahi

Teléfono: 1 617-543-5958

Correo: gmizrahi@baloka.com

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.