SOMOSLAREVISTA/SOMOS VENEZUELA: Similitudes sin nuestro gusto

 

Ocapa Montebello, 20 de febrero del 2018

En los avatares de la vida hay circunstancias con las cuales nos resistimos a tener parecidos y, menos aún, vinculaciones. Tal es el caso de la escogencia del nombre de la nueva organización política que los jefes del madurismo, en Venezuela, le han puesto al suyo, como plataforma que trata de romper con el modélico atractivo originario del “comandante supremo”. Esa relación nace mucho antes de que el extinto presidente mostrara evidentes signos de que no iba a llegar a sus sesenta años de existencia.

El lloriqueo, o maquiavélico show, que montaron sus seguidores los días que duraron las exequias, no pueden olvidarse con facilidad, y menos al convertir la vieja sede del Ministerio de la Defensa, ubicada en la loma de Montepiedad, área muy cercana a la popular barriada caraqueña del “23 de Enero” en el llamado “Cuartel de la Montaña”. En este lugar reposan, por ahora, los discutibles restos –existen dudas de si ellos son los verdaderos- del hombre fuerte que hasta los actuales momentos, ya casi hace veinte años, ha dominado el escenario del poder en Venezuela.

Somos Venezuela

En Somoslarevista nos ha causado cierta piquiña, escozor, por no decir repugnancia, que factores gobernantes cercanos a Nicolás Maduro-dictador con santos y señas-, hayan escogido el nombre de Somos Venezuela, para identificar la nueva organización política, que, según algunos analistas, el objetivo es ir superando la era chavista del poder en Venezuela. Han reafirmado que casi cinco años después ya se hace necesario que el señor Maduro tenga su propio perfil político organizativo. Indudable, con ello es claro suponerse que existen serias discrepancias en el ámbito del actual dominio gubernamental en el vecino país.

Pero para concretar nuestro malestar nos formulamos una indiscreta pregunta: ¿Será Nicolás Maduro cucuteño como entre bambalinas no lo tratan de cargar? Esa mácula no la desearíamos tener porque lo que si tiene Colombia es una profunda convicción civilista que tan históricamente nos legó el General Francisco de Paula Santander. Pero, además, el espíritu democrático que nos inspira y nos llena de inmensa esperanza para el país del futuro, está muy bien consolidado en las entrañas de nuestro pueblo.

Ahora sí, para concluir, nos formulamos otra pregunta: ¿Sería que Nicolás Maduro, por su vía ancestral cucuteña, estaba bien enterado de nuestra realidad y tenía conocimiento de la existencia de nuestra página digital “Somoslarevista”, tanto le pudo gustar ese nombre que se atrevió a fusilarnos el Somos para ponérselo a su organización política Somos Venezuela? Existen evidencias muy difíciles comprobar, sólo nos queda, por el momento, la duda, como diría Rene Descartes en su obra el Discurso del método.

www.somoslarevista.com

Un comentario para "SOMOSLAREVISTA/SOMOS VENEZUELA: Similitudes sin nuestro gusto"

  1. Santiago  febrero 21, 2018 at 10:37 pm

    Tras de ladrón, bufón.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.