Los periodistas de la frontera en su difícil realidad

Por Ocapa Montebello, 13/02/2018  Conversatorio del CPC en biblioteca pública “Julio Pérez Ferrero” de Cúcuta

El pasado viernes 9 de febrero, con motivo de la celebración del día del periodista en Colombia, su institución gremial, Circulo de Periodistas y Comunicadores del Norte de Santander, CPC, organizó un coloquio que ellos quisieron llamar Conversatorio, para lo cual invitaron a  profesionales del periodismo de las áreas fronterizas del Táchira en Venezuela y del Norte de Santander en Colombia, para tratar la difícil realidad del ejercicio profesional del periodismo en estas sensibles y delicadas zonas  de ambos países. Este interesante evento promovido por los periodistas del Norte de Santander se realizó en el auditorio de la biblioteca pública “Julio Pérez Ferrero” de Cúcuta.  

9 de febrero integración Colombia y Venezuela.

El panel estuvo integrado por la licenciada Omaira Labrador, directora del diario La Nación de San Cristóbal; el periodista e historiador doctor Ramón González Escorihuela, director fundador de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad de Los Andes en el Táchira; y, el licenciado Omar Ocariz, periodista con experiencia en materia de desarrollo regional, además de haber laborado en instituciones del devenir científico y tecnológico de Venezuela, como el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, CONICIT,  y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, del cual fuera jefe de la Oficina de Información y Relaciones Públicas durante cinco años.

Por el Norte de Santander, participaron el emblemático periodista Cicerón Flores Moya, presidente emérito del Circulo de Periodistas y Comunicadores del Norte de Santander, además de ser, también, durante largo tiempo, director del periódico La Opinión de Cúcuta. También estuvo en este panel el doctor Luis Fernando Angarita, director de la colombiana ATN Televisión. La moderadora fue la directora de RCN Radio, Olga Lucía Cotamo.

En breves, pero con efusivas y agradecidas palabras, el presidente del CPC, Luis Alejandro Cortés Castellanos, dejó instalado el Conversatorio. Señaló que la institución gremial que él representa interpreta con mucha sensibilidad la grave crisis que afecta al vecino país de Venezuela y que repercute con gran impacto en Colombia, especialmente en el Norte de Santander. Precisó que el ejercicio del periodismo en estas zonas no es nada fácil, por la confluencia de actividades relacionadas con los delitos de narcotráfico, de contrabando y de otras vertientes que llegan a poner en peligro la paz ciudadana y lo más grave para los periodistas, la vida en sí misma.

9 de febrero día del periodista. Foto somoslarevista.com

La primera participación estuvo bajo la responsabilidad de la directora del diario “La Nación” de San Cristóbal, periodista Omaira Labrador, quien durante su intervención enseñó dos ejemplares del periódico: uno de la década pasada, cuando se editaba a cuatro cuerpos, uno de ellos dedicado a la información de la frontera y otro actual, con un único cuerpo de ocho páginas. “Los grandes reportajes, análisis y crónicas no se pueden publicar por el poco espacio”, aclaró. Asimismo, Labrador, quien también es profesora de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad de Los Andes en el Táchira, lamentó que la situación económica en Venezuela limite a los medios en general la posibilidad de mantener corresponsales a tiempo completo para que hagan cobertura de los hechos que mueven a San Antonio y Ureña.

Seguidamente, el historiador y académico Ramón González Escorihuela repasó el asunto migratorio como un fenómeno cíclico que se da en ambas direcciones –hacia Colombia y hacia Venezuela- en función de las circunstancias. En décadas pasadas, recordó, eran miles de colombianos los que buscaron oportunidades de vida en un país rico en petróleo como Venezuela.

El también periodista tachirense Omar Ocariz analizó lo complicado que resulta ejercer el periodismo en Venezuela por falta de garantías y de libertad de expresión, y con un pretendido “monopolio de la información” por parte del gobierno, que manipula todo el quehacer del Estado con fines de que sus gestores se mantengan en el poder, no importa que sea a través de la falacia, la mentira.

Por su parte, Luis Fernando Angarita, director de la colombiana ATN Televisión, señaló que lo más difícil de ejercer esta profesión en el Norte de Santander es la cantidad de fenómenos que acontecen en la línea fronteriza y que causan temor a perder la vida por hacer investigación, porque las llamadas “bacrim” están siempre al acecho, allí incluyó todo lo que era el problema de las mafias del narcotráfico, del contrabando de combustibles y lo que, en ese submundo, se identifica con el túnel cambiario y financiero.

El presidente emérito del Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander, Cicerón Flórez Moya, responsabilizó a las “políticas erradas” de ambos países por la crítica situación que afecta a la población civil de las dos regiones limítrofes. “Los gobiernos de Colombia y Venezuela no han adelantado políticas eficientes en materia de seguridad en estas áreas–reiteró-, ello ha llevado a que en nuestras fronteras impere el crimen y se profundice el miedo y la desesperanza”, concluyó.

Durante el desarrollo del conversatorio se produjeron varias intervenciones de asistentes que fueron de significación. La primera de ellas, fue la de la sicóloga y periodista cucuteña Charo Valencia, que tiene más de veinte años en Estados Unidos observando el fenómeno de los inmigrantes cubanos, mexicanos, centroamericanos y, ahora, los venezolanos. Expuso de forma didáctica la llamada Pirámide de Maslow, que trata de una jerarquía de necesidades y factores que motivan a las personas, en ella se identifican cinco categorías de necesidades y se considera un orden jerárquico ascendente de acuerdo a su importancia para la supervivencia y la capacidad de motivación, todo ello relacionado con la problemática de la migración de personas con la finalidad de lograr estabilidad y bienestar social. Por cierto, ayer 12 de febrero, la periodista Mary Stapper en su programa de entrevistas Hola Cúcuta, por Civica Tv, tuvo como invitada especial a Charo Valencia, la cual pueden localizar por el siguiente link:

Otra de las intervenciones la realizó el doctor José Neira Rey, quien se refirió a la necesidad de que los gobiernos de Venezuela y de Colombia profundicen sus relaciones en materia de promover el desarrollo regional de las zonas fronterizas de ambos países. Con estas reflexiones del doctor Neira Rey los sectores emprendedores del Norte de Santander y del Táchira deberían entender la necesidad de aproximación con la finalidad de establecer objetivos y planes para adelantarse en una clara visión cuando condiciones más favorables aparezcan en el devenir de nuestros dos países. De verdad, ello no es perder el tiempo, es adelantarse a los acontecimientos.

Finalmente, al concluir este Conversatorio, ya cuando la tarde estaba próxima a caer, los asistentes pudieron disfrutar de un modesto pero cálido brindis que permitió prolongar el intercambio de una forma más directa, más cercana y más afectiva.

Migración venezolana a Cúcuta, Colombia. Foto tomada de YouTube.

Migración venezoalana hacia Cúcuta. Foto tomada de YouTube.

9 de febrero, día del periodista. Foto somoslarevista.com

9 de febrero día del periodista. Foto somoslarevista.com

9 de febrero, día del periodista. Foto somoslarevista.com

Venezolanos migran a Colombia. Foto especial.

 

 

 

 

 

Un comentario para "Los periodistas de la frontera en su difícil realidad"

  1. Andres Lopez  febrero 21, 2018 at 3:27 pm

    Ustedes si son respetados periodistas; no como esos nuevos pseudo periodistas cucuteños que viven en Bogota y creen vivir en una gran metrópolis, y que en cada articulo que publican de la ciudad en ese pasquín de pacotilla que es “El Espectador”, solo hablan pestes de la ciudad que los vio nacer; como ese señor Ivan Gallo que se refiera a todos nosotros como contrabandistas y a las mujeres prepagos porque cree que acá solo se trabaja y se vive de eso; o la señora Mariangela Urbina donde se refiere a la ciudad como un basurero y donde no hay ni donde tomarse un tinto ademas afirma que ella no se aguanta mas de 5 días acá; esos jovenes “periodistas” sacan pecho por esos artículos que creen hablar de cifras pero siempre lo encabezan con comentarios llenos de odio y resentimiento por esta ciudad que a pesar de tener sus problemas nosotros debemos siempre hablar bien de ella. Artículos como “El peladero de Cúcuta”, “Los efectos de la crisis venezolana” dejan en pañales al “Cucuteño promedio”.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.