La odisea de cruzar la frontera de Colombia y Venezuela

La periodista Omaira labrador del diario La Nación de San Cristóbal, hizo un análisis sobre la odisea de cruzar la frontera, un viaje de una hora que puede ser extenuante.

Lo que pudo comprobar la colega es que no es cierto, del lado colombiano, estén rompiendo tarjeta migratorias o maltratando al venezolano.

Señala la comunicadora, que cruzar la frontera –llamada la más viva de Latinoamérica y corroborado desde hace más de 20 años- ya no se trata de decir “nos vamos a Cúcuta y regresamos en la tarde”. No. No señor, ahora se trata de pensarlo y planificar, desde el dinero que se lleva -por el diferencial cambiario-, hasta el tiempo que puede durar ese recorrido y los imprevistos que surjan.

Por el tema del diferencial, en donde un bolívar es cotizado por debajo del centavo de peso y cuyo valor varía, si es en efectivo o transferencia, este punto no se puede dejar de lado.

Si se llevan bolívares, debe ser en efectivo y mejor si son del nuevo cono monetario, para cambiarlos fácilmente; si tiene pesos, la moneda colombiana, o dólares, el problema está casi resuelto. Esto si se trata de un viaje corto, de los llamados ida y vuelta.

Lea, aquí, la crónica publicada en el diario la Nación.

Cruzar la frontera: un viaje de una hora que puede transformarse en una odisea

Un comentario para "La odisea de cruzar la frontera de Colombia y Venezuela"

  1. Jorge Antonio Espinel P'ae  febrero 14, 2018 at 11:43 pm

    Excelente El periodico digital. En love fisico colores diagramacion y love mas importante Buenos contenidos. FELICITACIINES.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.