Propósitos para recibir el 2018

Aunque es necesario hacer propósitos firmes para el 2018 como ser mejores padres, mejores esposos, mejores hijos, mejores cristianos y pensar en el cambio de actitud para lograr en el año nuevo, como sugiere el papa Francisco, no está demás, practicar algunos rituales que no hacen daño y sí, divierten.

El uso de los calzones amarillos para la buena suerte, darle la vuelta a la manzana con una maleta vieja y vacía, tirar tres papas debajo de la cama, las lentejas de la abundancia, contar dinero y meterlo entre los zapatos, comerse las 12 uvas sin atragantarse, vestirse de blanco, bañarse en champán y muchas recetas mágicas, incluyendo la de lograr el amor de su vida, alejar malas influencias y tantas otras, pueden traerle mucha emoción a la hora de recibir el 2018.

Creencias para recibir el 2018. Foto somoslarevista.com

Reflexiones del Papa Francisco las cuales, sacan alguna sonrisa y mientras nos llevan a pensar en hacer propósitos serios para el 2018.

Si el amarillo atrajera dinero, los bomberos serían millonarios.

Si el blanco atrajera paz, ningún médico viviría nervioso.

Si el rojo atrajera amor, los seccionaleros nunca se separarían.

De nada sirve usar este o aquel color de ropa en el cambio de año, si no asumimos actitudes nuevas.

De nada sirve usar ropas rojas, blancas o comer esta o aquella fruta…

Es necesario hacer propósitos firmes para el 2018 ser mejores padres, mejores esposos, mejores hijos, mejores cristianos. ¡Año nuevo, vida nueva!

Sería bueno proponernos abrazar más, gritar menos, perdonar más, odiar menos, orar más, juzgar menos, agradecer más, quejarnos menos, hacer más, hablar menos, escuchar más, comprender más y amar más…

Es necesario que, Jesús ocupe más espacio y tiempo en nuestro corazón, en nuestros pensamientos y que influya más en nuestro comportamiento.

Así, de verdad tendremos un mejor año nuevo.

Eso deseo para todos ustedes

¡Abundantes bendiciones!

(Papa Francisco)

De todas maneras, y como para no perder la costumbre, vamos a recordar algunos agüeros que se practican especialmente en Colombia, otras, traídas de otros países y qué, si no se cumplen, al menos, divierten.

Abrazo y beso: Representa el amor y la compañía de la pareja. Abraza y besa a tu pareja para asegurarte que el año estará lleno de romance.

Sobre el abrazo, la sicóloga Lorena Barco a quien entrevistamos en el programa Hola Cúcuta a través de Cívica TV, sostiene que no basta con abrazar, sino que es necesario hacerlo del lado del corazón mientras se le dice a la persona cuánto se le quiere.

www.youtube.com/watch?v=m2tQmxXIV44&pbjreload=10

Agua: Simboliza expulsar de su vida las lágrimas, las penas y la negatividad. Tire un vaso de agua desde la casa hacia la calle.

Prendas amarillas: Significa atraer la alegría y el dinero. Póngase unos de ese color para que en el año nuevo no falte la felicidad y la riqueza.

Prendas rojas o listón rojo: Equivale a atraer el amor y la pasión. Póngase unos calzones rojos o un listón rojo amarrado a la cintura bajo la ropa, para que el año nuevo esté lleno de amor y deseo.

Cambio de prenda: corresponde a fortalecer la relación con su pareja. Si tienen algunos problemas, intercambien una prenda que traigan puesta, así sus destinos estarán completamente ligados en el año.

Dinero: Se refiere la prosperidad económica. Reciba el año con una moneda en el zapato o de preferencia un billete en un bolsillo.

Lentejas: Significa abundancia y prosperidad económica. Coloque en una bolsita un poco de lentejas con algunas monedas y reciba el año con ellas en su bolsillo. No le faltará dinero todo el año.

Escoba: Simboliza que expulsa de su casa las malas vibraciones, las penas y la negatividad. Barra con una escoba desde la puerta de la casa hacia la calle.

Limpieza de la casa: Representa eliminar las malas energías y atraer cosas mejores en su vida. El día 31 haga limpieza en toda la casa, deshágase de lo que ya no sirve y reciba el año con un hogar totalmente limpio.

Lista de deseos: Para que todos sus sueños se hagan realidad, haga una lista de anhelos y soluciones a sus problemas, doble el papel y ábralo a las 12 de la noche.

Luces prendidas: Se relaciona con que su hogar irradie prosperidad y éxito todo el año. Reciba el año con todas las luces de la casa encendidas.

Maleta: Simboliza viajar en el año que llega. Salga de la casa llevando una maleta, o si sus ganas de viajar son muchas, dele una vuelta a la manzana. Si quiere viajar con su amor, den la vuelta a la manzana, juntos. La sicóloga Lorena Barco recomienda que se debe salir con una maleta vieja y vacía. Quien la porte, debe hacerlo con la familia tomada de la mano como lo hacen en su país, Ecuador.

Mesa decorada: Poner el mejor mantel, vajilla y copas corresponde a la prosperidad. Tener algo dorado en la mesa es para que no falte el dinero. Las velas color rojo equivalen a que no falte el amor en la familia.

Monedas doradas: Si quieres que no le falte dinero el año entrante, ponga en un monedero rojo 13 monedas doradas y téngalo durante toda la cena.

Monedas: Se refiere a la buena fortuna y prosperidad. Guarde 12 monedas de la misma denominación y durante la llegada del año nuevo tírelas hacia el cielo.

Papel quemado: Si quiere borrar las cosas negativas del pasado, escríbalas en un papel y quémalo para que no se repitan en el nuevo año.

Ropa blanca: Se relaciona con alejar las enfermedades y atraer la buena salud. Vístase de blanco para recibir el año nuevo.

Ropa nueva: Implica que en todo el año no le faltará ropa nueva. Procure estrenar alguna prenda para recibir el año.

Siéntese y párese: Si lo que quiere es atraer el matrimonio, siéntese y párese a cada una de las 12 campanadas del reloj.

Uvas: Simbolizan sus deseos y proyectos para los 12 meses del año que inicia. Coloque en cada copa 12 uvas y con cada campanada cómase una y pida un deseo para el año nuevo.

Velas: De acuerdo a sus colores, atraen distintas energías entre sus seres queridos: azules paz; amarillas abundancia; rojas, pasión;  verde, su salud; blancas, claridad y anaranjadas, inteligencia.

Vino espumoso: es necesario que haya un vino espumoso, porque las burbujas que se forman al momento de servirlo son las de la felicidad que va a tener todo el año.

En caso de que alguno de estos rituales no le funcione, por lo menos habrá quemado calorías, cambiado de menú, estrenado ropa y tenido una casa limpia.

Que tenga un feliz año 2018.

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.