Pero amo a Bogotá

Por Jairo Serna Rosales

Pero amo a Bogotá porque me permitió jugar fútbol, leer, caminar, escribir.

Jairo Serna Rosales. Cineasta, escritor y periodista.

Amo la Biblioteca Virgilio Barco, la Universidad Nacional, la Universidad Javeriana, el Colegio Calasanz, el Colegio Americano, El Campín, la Finca de Millonarios, la cancha de Fútbol de Paulo VI, la cancha de Fútbol de La Esmeralda, Nicolás de Federmán, la Carrilera, todas sus salas de cine, la Casa de Poesía Silva, muchos Bares, el Ajiaco, la Calle 53, la Avenida 26, el Centro, el Parque de los Novios, sus Cerros – los más bellos que conozco -, el canal de televisión Señal Colombia, la Clínica Colombia…

Amo las enfermeras de la Clínica Colombia y la valentía y el talento del Cirujano Óscar Padrón.

Amo la recursividad que me enseñó Bogotá…

Amo a las mujeres que Amé en Bogotá…

Amo conversar con mis amigos en Bogotá…

Amo escuchar gente noble, sensible e inteligente en Bogotá…

Amo los personajes y las situaciones de Bogotá que me ayudaron a escribir un Libro de Poemas, producir películas y trabajos periodísticos…

Un comentario para "Pero amo a Bogotá"

  1. yolja hernandez  enero 19, 2018 at 11:06 pm

    tiempos sin saber de jairo serna rosales, que bueno encontrarlo por acá

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.