Las frases más recordadas de Francisco en Colombia

Francisco en Colombia.

  1. “En Colombia hay tantas situaciones que reclaman de los discípulos el estilo de vida de Jesús, particularmente el amor convertido en hechos de no violencia, de reconciliación y de paz”.
  2. “Lo primero, ir a lo esencial, que es más bien ir a lo profundo, a lo que cuenta y tiene valor para la vida”.
  3. “Jesús enseña que la relación con Dios no puede ser un apego frío a normas y leyes, ni tampoco un cumplimiento de ciertos actos externos que no llevan a un cambio real de vida”.
  4. “La renovación no nos debe dar miedo. La Iglesia está siempre en renovación”
  5. “No podemos ser cristianos que alcen continuamente el estandarte de ‘prohibido el paso’, ni considerar que esta parcela es mía, adueñándome de algo que no es absolutamente mío. La Iglesia no es nuestra, es de Dios”.
  6. “La Iglesia no es una aduana porque debe tener las puertas abiertas”.
  7. “Hoy a nosotros se nos pide crecer en coraje evangélico y que brota de saber que muchos tienen hambre de Dios”, señaló.
  8. “El corazón de Dios no solo está abierto sino traspasado por el amor que se hizo dolor”.
  9. “Manténganse firmes y libres en Cristo, toda firmeza en Cristo da libertad. Reflejen todo lo que hagan busquen a Dios en la oración y anúncienlo con la mayor alegría”.
  10. “Sean siempre misioneros, para llevar la luz y alegría del evangelio a toda la gente”.
  11. “Los pasos dados hacen crecer la esperanza, en la convicción de que la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”.
  12. “Que este esfuerzo nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo”.
  13. “Cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente”.
  14. “Se necesitan leyes justas que puedan garantizar esa armonía y ayudar a superar los conflictos que han desgarrado esta Nación por décadas; leyes que no nacen de la exigencia pragmática de ordenar la sociedad sino del deseo de resolver las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión y violencia”.
  15. “Los animo a poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad, aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados”.
  16. “Ayer y hoy, posamos la mirada en las diversas etnias y los habitantes de las zonas más lejanas, los campesinos. La detenemos en los más débiles, en los que son explotados y maltratados, aquellos que no tienen voz porque se les ha privado de ella o no se les ha dado, o no se les reconoce”.
  17. “También detenemos la mirada en la mujer, su aporte, su talento, su ser «madre» en las múltiples tareas. Colombia necesita la participación de todos para abrirse al futuro con esperanza”.
  18. “Es mucho el tiempo pasado en el odio y la venganza… La soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años; no queremos que cualquier tipo de violencia restrinja o anule ni una vida más”.
  19. “Y quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz”.
  20. “Están presentes en mis oraciones. Rezo por ustedes, por el presente y por el futuro de Colombia”.
  21. “A los jóvenes les digo no se dejen vencer, ni engañar, ni pierdan la alegría, ni la esperanza y la sonrisa”.
  22. “Solo así, con fe y esperanza, se pueden superar las numerosas dificultades del camino y construir un país que sea patria y casa para todos los colombianos”.
  23. “Tan exuberante es su naturaleza como su cultura, Colombia es rica por su calidad humana de sus gentes, que tienen un espíritu acogedor y bondadoso, y que son personas con tesón y valentía para sobreponerse a los obstáculos”.
  24. “No es la ley del más fuerte, sino la fuerza de la ley la que rige la convivencia pacífica. Se necesitan leyes justas que puedan garantizar la armonía y ayudar a superar los conflictos que ha desgarrado a esta Nación por décadas”, indicó Francisco, aclarando que la inequidad es la causa de los males sociales.
  25. “Vengo para aprender de ustedes, aprender de su fe, de su fortaleza ante la adversidad y porque ustedes saben que el obispo, el cura, tiene que aprender de su pueblo, por eso vengo a aprender”.
  26. “Colombia necesita la participación de todos para abrirse al futuro con esperanza”.
  27. “Les pido que escuchen a los pobres, a los que sufren. Mírenlos a los ojos y déjense interrogar en todo momento por sus rostros surcados de dolor y sus manos suplicantes. En ellos se aprenden verdaderas lecciones de vida, de humanidad, de dignidad”.
  28. “Hace falta llamarnos unos a otros, hacernos señas, como los pescadores, volver a considerarnos hermanos, compañeros de camino, socios de esta empresa común que es la patria”.
  29. “A ustedes, jóvenes, les es tan fácil encontrarse. Les basta un rico café, un refajo, o lo que sea, como excusa para suscitar el encuentro. Los jóvenes coinciden en la música, en el arte… ¡si hasta una final entre el Atlético Nacional y el América de Cali es ocasión para estar juntos!”.
  30. “Si queremos servir desde el CELAM, a nuestra América Latina, lo tenemos que hacer con pasión. Hoy hace falta pasión. Poner el corazón en todo lo que hagamos, pasión de joven enamorado y de anciano sabio, pasión que transforma las ideas en utopías viables, pasión en el trabajo de nuestras manos, pasión que nos convierte en continuos peregrinos en nuestras Iglesia”.
  31. Ñapa: En todas sus alocuciones el padre expresó esta frase: “¿Les puedo pedir un favor? Recen por mí”.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

“Tampoco nuestro discipulado puede ser motivado simplemente por una costumbre”: frase de la Homilía del Papa Francisco durante la Misa que ofició este sábado en Medellín.

El Papa Francisco bendijo a los asistentes al aeropuerto ‘Enrique Olaya Herrera’ de Medellín, donde ofició la tercera misa de su visita a Colombia.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

El Papa Francisco bendijo a los colombianos.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.