Periodistas holandeses secuestrados por el ELN en Norte de Santander

El Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander emitió el comunicado 007 con el cual rechaza el secuestro y exige liberación de los periodistas holandeses, Derk Johannes Bolt, de 62 años y  Eugenio Ernest Marie Follender, de 58.

También se pronunciaron Herbin Hoyos de las Voces del secuestro, el Círculo de Periodistas de Bogotá, la Red de Prensa Colombiana y la Federación Colombiana de Víctimas y la oficina de víctimas de Norte de Santander.

Periodistas Derk Johannes Bolt, Eugenio Ernest Marie Follender secuestrados por el ELN en Norte de Santander.

Para este miércoles a las 10 de la mañana, habrá un plantón por la libertad de los periodistas, Derk Johannes Bolt,  Eugenio Ernest Marie Follender secuestrados, presuntamente,  por el ELN en Norte de Santander. Se convoca a plantones simultáneos en las ciudades del país que quieran pedir porque se respete la vida  y los liberen de inmediato. “Está claro que este es un ataque directo a la libertad de prensa en Colombia”,  dice  la convocatoria hecha por las Voces del secuestro, la Federación Colombiana de Víctimas y el Círculo de Periodistas de Bogotá.

Periodistas holandeses secuestrados en Norte de Santander.

El siguiente es el texto del comunicado expedido por el círculo de Periodistas y comunicadores de Norte de Santander(CPC), con el rechaza de manera categórica el secuestro del periodista Derk Johannes Bolt, de 62 años, y de su camarógrafo, Eugenio Ernest Marie Follender, de 58, ambos de nacionalidad holandesa, quienes fueron plagiados el lunes en la vereda Filogringo, municipio de El Tarra.

Según versiones de las autoridades, los comunicadores europeos estarían, presuntamente, en poder del Frente Héctor del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que opera en la zona.

Bolt y Follender se habían desplazado a la región del Catatumbo colombiano para rastrear a la madre biológica de una joven adoptada por holandeses, y así contar la historia en un programa de entretenimiento.

La agremiación hace un llamado enérgico a las autoridades civiles y militares con el fin de que se agoten todos los esfuerzos necesarios para que los comunicadores extranjeros sean liberados sanos y salvos lo más pronto posible, y sin ningún tipo de restricción o contraprestación a cambio.

Así mismo hace un llamado a los grupos armados que actúan de manera ilegal en la zona del Catatumbo, para que respeten la vida de estos colegas, recordando que la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), estableció en su Artículo 19: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Y que el Artículo 20 de la Constitución Política de Colombia “garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación”.

Los periodistas y comunicadores de Norte de Santander expresan su preocupación por el riesgo con que se ejerce este oficio en diversas zonas del país, particularmente en Norte de Santander, donde ocurre este nuevo hecho que vulnera la libertad de prensa, recordando que en mayo del año pasado, también el ELN, en la misma zona de El Tarra, mantuvo secuestrados por varios días a los periodistas Diego D’Pablos y Salud Hernández Mora y al camarógrafo Carlos Melo.

El CPC expresa su solidaridad con los comunicadores y con sus familias.  ALIX MARINA OJEDA LUIS ALEJANDRO CORTÉS, Presidenta y Vicepresidente del CPC.

Las autoridades se pronuncian

De igual manera, en las instalaciones del salón Eustorgio Colmenares de la Gobernación de Norte de Santander se ofreció una rueda de prensa en la que el secretario de Gobierno departamental, Edgar Andrés Pallares, dio declaraciones sobre la desaparición de dos periodistas holandeses que habrían sido secuestrados en la zona del Catatumbo, específicamente en inmediaciones de El Tarra.

El funcionario exigió la pronta liberación de los comunicadores quienes –se presume- habrían sido secuestrados por un grupo ilegal, por lo que solicitó que quienes los tienen, respeten sus vidas e integridad personal, y que además lleguen sanos y salvos a sus casas.

De manera preliminar las autoridades buscan un acercamiento con los captores para lograr una pronta liberación de los holandeses, con el apoyo de la Policía y el Ejército, aspectos que fueron enmarcados en un Consejo de Seguridad que se efectuó en El Tarra, para determinar acciones que lleven a este fin, como actos humanitarios que arrojen un resultado positivo.

“Toda la institucionalidad está enfocada en lograr la liberación de estas dos personas. Hasta el momento no se conoce quiénes son los captores, se presume por parte de los habitantes de El Tarra que pueden ser integrantes del Eln, pero hasta el momento no se tiene nada confirmado”, puntualizó Pallares.

Lo que dice el Ejército de Liberación Nacional ELN desde Quito, Ecuador.

LOS PERIODISTAS HOLANDESES [COMUNICADO]

Sobre la situación de los periodistas holandeses [Comunicado

Quito, Ecuador. Junio 20 de 2017

Desde que se conoció la noticia, esta Delegación procura ayudar a esclarecer la situación de las personas retenidas en el Municipio de El Tarra, Norte de Santander.

Se trata de una región atravesada por el conflicto armado; en ese contexto, la posibilidad de efectuar privaciones temporales de la libertad a personas desconocidas y ajenas a las comunidades, se corresponde con una actitud preventiva, de ejercicio de protección y seguridad, natural para cualquier fuerza insurgente.

Las dificultades propias del conflicto, y la ausencia en la zona de mecanismos rápidos de comunicación, hacen que aún no hayamos podido confirmar por vía interna la responsabilidad de la Organización en el hecho.

De ser esa la situación sabemos que, una vez hechas las averiguaciones pertinentes, es política del ELN velar por la integridad de las personas, garantizar la libertad de prensa y cumplir con la pronta liberación coordinada con la comisión humanitaria correspondiente. Para garantizar la entrega, la fuerza pública no debería interferir agravando la situación con operativos militares contraproducentes.

Delegación de Diálogo del Ejército de Liberación Nacional

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.