La cocaína es un arma química en Colombia

 

En Colombia todos los días mueren decenas de personas de todas las edades y  estratos sociales, como resultado del abuso y dependencia de alguna sustancia,  ofrecida ilegalmente por la gran demanda de consumo en todos los rincones del territorio nacional.

Víctimas drogas. Imagen tomada de Internet.

Por JORGE EDUARDO HARTMANN PAZ

La reacción mundial contra el ataque a la población civil con armas químicas en Siria fue contundente, pues hay un convenio internacional sobre estas armas , que prohíbe la producción, almacenamiento y uso de armas químicas; Colombia se unió a este rechazo registrado el 4 de Abril de 2017, en la República Árabe  Siria, ya que el ataque químico mortífero, mostró en las victimas, pupilas dilatadas, en medio de espasmos, convulsiones, que terminaron en asfixia, en ellos se observó el efecto de un elemento biológico que actúa sobre órganos vitales del ser humano, esta vez ha dejado decenas de heridos y muertos entre ellos 25 niños.

Que tristeza, pensar que cualquier disposición de alguien insensible causara el daño irreparable de dolor y sufrimiento donde quedan viudas, huérfanos, familias disueltas, que impotentes solo esperan su turno a padecer lo peor en un conflicto del que no se percibe ningún acuerdo entre las partes.

Cocaina en Colombia. Foto tomada de Internet.

Será que es distinta la situación en Colombia bombardeada sin descanso con diferentes armas químicas, como son las sustancias psicoactivas  y drogas sintéticas, que desde las diferentes bandas criminales y grupos organizados al margen de la ley, autoridades sobornadas, políticos involucrados y un gobierno que encubre esta dolorosa realidad?

Debemos reaccionar y  rechazar masivamente el uso, abuso y sus fatales consecuencias de esta guerra desigual que deteriora hasta destruir la persona, la familia y la sociedad.

En la mente de quien nació la posibilidad de matar la inocencia, robar la niñez, deshacer ilusiones, sueños, proyectos de vida de adolescentes, ofreciéndoles una muerte sufrida, lenta y dolorosa por la ingesta de  estupefacientes, como la cocaína, que provoca, además, de un deterioro mental, alteraciones en el comportamiento y la personalidad, pues el consumidor habitual de cocaína se expone a un ataque al corazón o al cerebro, que pueden resultar en muerte súbita. Las muertes relacionadas con la cocaína, no son distintas a las manifestaciones de los químicos en Siria cuando el resultado es un paro cardíaco o una convulsión seguida de un paro respiratorio.

Jorge Eduardo Hartmann. FUNDACION RESCATE IPS CAD.

En Colombia todos los días mueren decenas de personas de todas las edades y  estratos sociales, como resultado del abuso y dependencia de alguna sustancia,  ofrecida ilegalmente por la gran demanda de consumo en todos los rincones del territorio nacional.

Por esta dolorosa realidad es urgente un Convenio Nacional que prohíba  la producción, distribución y venta de cualquier sustancia química, prevenir en todas las instituciones educativas para fortalecer desde la más temprana edad la voluntad de los escolares, para que sepan decidir ante la presión de la oferta; facilitar los medios necesarios en desintoxicación, atención y rehabilitación al consumidor,  hasta terminar su proceso integralmente.

 

JORGE EDUARDO HARTMANN PAZ

Celular 3002178133

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.