¡Por más niños jugando que en las calles trabajando!

Por Natalia Meza, estudiante de la UFPS.

Una vez, Mercedes sosa, reconocida cantante argentina, dijo en una de sus canciones “A esta hora exactamente, hay un niño en la calle…”Y no se equivocó cuando en sus letras describió junto con Calle 13, banda de rock de Puerto Rico, esta realidad, actualmente existen en el mundo hasta 150 millones de niños en las calles.

“Es honra de los hombres proteger lo que crece,

Cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,

Evitar que naufrague su corazón de barco…”

De la misma forma, René Pérez Joglas, compositor, rapero “residente” de Calle 13, rapeando describió la realidad de muchos niños:

“Todo lo toxico de mi país a mí me entra por la nariz,

lavo autos, limpio zapatos,

huelo a pega y también huelo a paco…”

Trabajo infantil, foto de Natalia Meza para Somoslarevista.com

Según Humanium, ONG internacional de apadrinamiento de niños, revela que aproximadamente hay 250 millones de niños trabajando en el mundo.

El trabajo infantil, según OIT (Organización Internacional del trabajo) es definido como aquel que priva a los niños de su niñez, su potencial; dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

¿Siendo así por qué hay cada vez más niños trabajando?

La principal causa, es la situación económica familiar, en la que niños y niñas se ven obligados (as) a trabajar para sobrevivir, que los priva de sus derechos; de estudiar; disfrutar de su niñez y jugar.

Sin embargo, no se considera peligrosas aquellas labores como ayudar a sus padres en el hogar; la colaboración de un negocio familiar siempre y cuando no interfiera en su horario de estudios, estas son consideradas provechosas para su integridad.

En el informe de la OIT “Medir los progresos en la lucha contra el trabajo infantil Estimaciones y tendencias mundiales entre 2000 y 2012” destacó que los menores de edad que realizan trabajos peligrosos ponen en peligro su salud, seguridad o moralidad, representan casi la mitad de todos los niños en situación de trabajo infantil, que en términos absolutos ascienden a 85 millones.

Gráfico tomado de OIT “Medir los progresos en la lucha contra el trabajo infantil Estimaciones y tendencias mundiales entre 2000 y 2012”

Gráfico tomado de El boletín técnico DANE, en 2016

Ahora bien, el panorama en Colombia, En el boletín técnico DANE, en 2016, encontró que (9,1%) de los menores de 18 años son afectados por trabajo infantil.

Este también depende de la edad, pues se registró que repercute más a los niños entre 15 a 17 años, con (24,4%) en cambio la tasa para la población de 5 a 14 años fue (4,6%)

En 2009 el DANE, registró a la capital de Norte de Santander, con (6,5%) en el escalafón de ciudades con menores de edad trabajando, obteniendo el sexto puesto, por encima de Medellín  (6,3%) y Pasto (5,3%).

¿Cuáles son los trabajos más realizados por los menores diariamente?

La agricultura, uno de los trabajos más pesados para cualquier ser humano, tristemente es el más frecuente entre los niños que trabajan con (37,3%), lo sigue el comercio (30,5%); industria (13,6%); los servicios (7,8%); transporte, almacenamiento, comunicaciones (6,9%); construcción (2,1%); actividades inmobiliarias (1,2%); minas y canteras (0,5%).

En general, los problemas que representan a los niños son estadísticas que son necesarias para demostrar una parte de la realidad que estos viven, aun así porcentajes no dejan ver la gravedad del problema, pues el 0,5% de los niños trabajan en minas, significa que hay 5.250 colombianos menores de edad que exponen sus vidas diariamente.

Foto de Natalia Meza para somoslarevista.com

Ana Karina Álvarez, estudiante de psicología, de la Universidad Simón Bolívar, concuerda que el trabajo infantil afecta el desarrollo cognitivo y emocional, puesto que se ven forzados a olvidar actividades propias de su edad, como el juego con pares y el aprendizaje, además es posible que presenten problemas al momento de establecer vínculos afectivos en sus relaciones interpersonales.

A largo plazo conllevará al aumento de índices de pobreza y violencia, así como la incidencia de enfermedades mentales y físicas que suscita efectos negativos a nivel socioeconómico y cultural.

Foto de Natalia Meza para Somoslarevista.com

¿Qué sucede en aquellos casos en los adolescentes entre 15 y 17 años que trabajan por voluntad propia y con permiso de sus padres?

El Código de la Infancia y la Adolescencia establecen que su jornada no puede exceder las 14 horas semanales, además contar con autorización legal y con los privilegios de la ley laboral. (Consultar el Art. 35 del Código de Infancia y Adolescencia) Visión Mundial_Codigo de Infancia 2011

Por otra parte, el ICBF (El instituto colombiano de Bienestar Familiar) desarrolló la aplicación “Aquí estoy” para que desde su teléfono móvil contribuya contra el trabajo infantil.

¿Usted repetidamente ve niños trabajando diariamente por su barrio o las calles? ¿En horarios en los cuales debería estar en el colegio? Puede denunciar, soló debe descargar la aplicación, ingresar sus datos, ingresar la localización del menor y listo, para más información ingrese a www.yodigoaquiestoy.com

Foto de Natalia Meza para Somoslarevista.com

El grupo colombiano Morat de Folk pop, en una de sus canciones, interpreta sobre el trabajo infantil:

“Para aprender a quererte

Voy a estudiar cómo se cumplen tus sueños…”

Darte una vida con más sumas que restas

si tú me dejas no habrá preguntas, sólo respuestas “

Es por eso, que los invito a que estudiemos los sueños de los niños, propiciarles en su vida más sumas y restas, para que estos pasen más tiempo educándose, que en las calles.

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.