Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad?

Por Natalia Meza Estudiante de Comunicación Social de la U.F.P.S

A propósito del Día internacional de la mujer, y del paro internacional realizado en más de 50 países como México, España, Argentina y Colombia entre otros.

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad? Foto de Natalia Meza para somoslarevista.com

Todos con el propósito de cesar las actividades laborales el día 8 de marzo para marchar con el fin de promover la igualdad de los derechos de las mujeres, cesar la violencia de género, erradicar la desigualdad salarial en hombres y mujeres entre otras peticiones.

A lo largo de la historia la desigualdad laboral ha sido la manifestación de miles de mujeres inconformes con la remuneración de sus trabajos; la primera de ellas inició precisamente un 8 de marzo de 1857 en Nueva York Estados Unidos.

130 trabajadoras de una fábrica de textiles manifestaron su inconformismo contra los bajos salarios y las largas jornadas laborales; para contrarrestar la huelga, el dueño de la fábrica inició un incendio convencido que con esto ellas pararían su intención.

Lastimosamente el incendio se descontroló y acabó con la vida de estas mujeres; este hecho marcó la historia de la lucha por los derechos de las mujeres y sin embargo hoy por hoy la desigualdad de los salarios continúa.

En Colombia por ejemplo, existe la ley 1496, del 29 de diciembre de 2011, (LEY 1496 DE 2011) “por medio de la cual se garantiza la igualdad salarial y de la retribución laboral entre mujeres y hombres…

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad? Foto de Natalia Meza para somoslarevista.com

No obstante, existen casos de desigualdad de las profesiones descritas en la investigación “Diferencias salariales por género y región en Colombia: Una aproximación con regresión de cuartiles”, encontró que en 2009 los hombres ganaban en promedio 14% más que las mujeres en las trece principales ciudades, y lo que es más contraproducente es que las mujeres tienen, en promedio, 6% más años de educación que los hombres en el grupo de asalariados.

La capital de Norte de Santander, es una de las ciudades con mayor desigualdad salarial por encima de Pereira; Medellín; Bogotá y Manizales. Cúcuta se encuentra por debajo, junto con Pasto, Montería y Cartagena.

Sin bien, señala el artículo 7, de la ley 1496, que a igual trabajo, igual salario, sin embargo este sesgo en la sociedad colombiana aún se mantiene; puntualmente el artículo menciona que a trabajo igual desempeñado en puesto, jornada y condiciones de eficiencia también iguales, debe corresponder salario igual.

Recalcando, que no pueden establecerse diferencias en el salario por razones de edad, género, sexo, nacionalidad, raza, religión, opinión política o actividades sindicales.

En ese sentido, cuáles son los factores de valoración salarial a los que hombres y mujeres están sujetos, la ley señala seis factores, 1. La naturaleza de la actividad a realizar; 2. Acceso a las medias de formación profesional; 3. Condiciones en la admisión en el empleo; 4. Condiciones de trabajo; 5. La igualdad de oportunidades y de trata en materia de empleo y ocupación, con objeto de eliminar cualquier discriminación; 6. Otros complementos salariales.

¿Pero sucede que en aquellos casos en que los empleadores incumplen con la ley? Los empleadores darán $50 hasta $500 salarios mínimos mensuales vigentes, además El Ministerio del Trabajo, por medio de la autoridad que delegue fijará la sanción a imponerse, y esta se hará efectiva a través del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena).

Boletín Mujeres en el Mercado Laboral Colombiano en 2016 Gráfico tomado boletín

 

Usted se preguntará ¿Cómo beneficia o me beneficia la ley 1496 para mujeres que se encuentran en zonas rurales? Pues bien, la ley debe garantizar a las mujeres campesinas el acceso a la propiedad o tenencia de la tierra y al crédito agrario, apoyarlas con asistencia técnica, capacitación y tecnología agropecuaria, para su adecuada explotación.

A pesar de esto, existe una menor participación de mujeres en comparación de hombres en el empleo rural, en el Boletín Mujeres en el Mercado Laboral Colombiano en 2016 evidencia que sólo un (40%) participan a comparación de los hombres con (75 %) y estas ocupan un mayor desempleo con (11%),

Cabe destacar que su mayor dedicación a actividades no remuneradas y de cuidado de su familia les impide una mayor participación laboral, que se traduce en una notable carencia de protección social.

Por otra parte, otra problemática común en la sociedad, se cree que las mujeres no pueden asumir cargos o empleos en los que sean clasificados específicamente para los hombres, por ejemplo los de construcción.

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad? foto de Natalia Meza para somoslarevista.com

Por esta razón, la ley colombiana, en El artículo 5° de la ley 823 de 2003 pretende diseñar programas de formación y capacitación laboral para las mujeres, sin consideración a estereotipos sobre trabajos, a pesar que la ley ampara para contrarrestar dicha problemática, la realidad es otra.

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad? foto de Natalia Meza para somoslarevista.com

Reconocer y comprender nuestros derechos, en los ámbitos laborales, no sólo es la contribución por una sociedad inclusiva; igualitaria; si no la forma de asumir roles que en un mundo dónde el papel de la mujer en algunos casos es relegado, conocer nuestros derechos es asumir liderazgo, empoderamiento y el empuje que nos caracteriza, y demostrar que somos capaces de asumir cualquier empleo y rol.

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad? foto de Natalia Meza para somoslarevista.com

 

2 comentarios para "Desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿mito o realidad?"

  1. MARIANA  marzo 15, 2017 at 9:38 pm

    LA DESIGUALDAD CONTINUARÁ MIENTRAS PERSISTAN LOS POLITICOS CORRUPTOS.

    Responder
  2. Never Cazón  marzo 18, 2017 at 4:16 pm

    Es una lamentable situación que se la puede evidenciar en la mayoría de los países latinoamericanos, sino es en todos.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.