Presidente Santos ¡no sea mugre con Cúcuta!

Por Mary Stapper – Somos la revista

Señor Presidente: los colombianos estamos felices con su premio Nobel, con su doctorado Honoris Causa, con sus coqueteos con el mundo, con el premio San Francisco de Asís, con sus charlas de tú a tú con reyes, reinas, sus paseos en la Carroza Real y el encuentro con el mismísimo Papa Francisco.

Nos encanta saber que bebe el té con la Reina de Inglaterra y que gobernantes de varios países piensen que usted es el máximo paladín de la justicia, de la paz y la concordia entre los colombianos.

Diálogo privado entre los Presidentes Santos y Maduro, quienes están acompañados por su respectivas cancilleres, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, posteriormente sostendrán un encuentro ampliado con participación de los equipos de los dos Gobiernos.

Diálogo privado entre los Presidentes Santos y Maduro, quienes están acompañados por su respectivas cancilleres, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, posteriormente sostendrán un encuentro ampliado con participación de los equipos de los dos Gobiernos.

Aunque lo de Gramalote, señor Presidente, está a medias y las casas son pequeñitas comparadas con las que se tragó la tierra ese 17 de diciembre de 2010, estamos felices porque los gramaloteros podrán volver a su tierra y disfrutar de ese pueblo que llaman del Siglo XXI, que no reúnen todas las condiciones, bueno,  ¡peor es nada!..

Señor Presidente: aunque a usted y el ex presidente Uribe quien lo llevó al poder no logran entenderse por culpa de 3 huevitos, no sabemos la causa, si se rompieron, si alguien se los llevó para La Habana como banquete para Timochenko o si están empollando, porque nunca se sabe que puede pasar, no los pudo reconciliar ni siquiera la intermediación del Papa Francisco quien los sentó en su rectoría, que digo, en su despacho papal.

Aunque la Reforma Tributaria no favorece a la clase media y asalariada, los colombianos estamos dispuestos a sacrificarnos por una paz verdadera, le cuento, señor Presidente, los de Norte de Santander y concretamente quienes vivimos en la frontera la estamos viendo difícil por cuenta de su nuevo mejor amigo Nicolás Maduro, quien gobierna nuestra hermana república bolivariana de Venezuela y nos salpica con sus medidas arbitrarias.

Resulta, señor Presidente, que gracias a los cambios de temperamento del señor Maduro, desafortunadamente, nacido en Cúcuta, tiene a su pueblo en bancarrota, con la inflación más alta del mundo, pasando hambre y sin dinero para comprar lo necesario para subsistir, se escuda en echarle la culpa de su falta de sensatez a nosotros los colombianos que vivimos en frontera. Nos trata de mafiosos, de bandidos, daña el comercio de la ciudad con el cierre de frontera, desactiva el billete de 100 BS y deja a nuestro comercio, que quiso ayudar al pueblo venezolano, en bancarrota.

Mary Stapper - Periodista.

Mary Stapper – Periodista.

Mientras usted viajaba por Europa,  señor presidente Santos, el nuevo papel moneda nunca llegó a Venezuela y el presidente  Nicolás Maduro, decidió cerrar nuevamente la frontera hasta el 2 de enero o hasta que le siga jugando sucio a la oposición y se apoltrone más y más en el poder.

Los habitantes de frontera ya no damos más, señor Presidente. Queremos hacer un paro para que usted nos escuche y salve de su nuevo mejor amigo Maduro. Amigos como ese hacen daño. Sacúdase, señor Presidente.

Aunque sea, quite el IVA para mejorar la calidad de vida de nuestra gente.

 

6 comentarios para "Presidente Santos ¡no sea mugre con Cúcuta!"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.