Siete municipios de Norte de Santander sufren derrumbes, lluvias e incendios forestales

 

Los más recientes cambios de temperaturas, relacionados con fenómenos climáticos que se han registrado en el país, han hecho mella en Norte de Santander, al conocerse que por lo menos siete municipios han resultado afectados con derrumbes, deslaves, hundimiento de vías y el movimiento de tierra de mayor magnitud.

Así lo han dado a conocer los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD), al señalar el impacto de fuertes lluvias en diversas localidades, lo que contrasta con algunos incendios forestales que se han presentado en otros sectores de la geografía nortesantandereana.

Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres ha activado el Sistema de Alertas Tempranas y los planes de contingencia de las poblaciones afectadas, lo que evitará mayores impactos en la comunidad.

Tras los impactos generados, los organismos de socorro y las entidades que hacen parte del Sistema de Alertas Tempranas, lograron atender los inconvenientes, al activar el plan de contingencia e iniciar trabajos de prevención con las comunidades.

Grietas en Chitagá.

Grietas en Chitagá.

Entre los reportes resalta Chitagá, donde hubo desprendimiento de una roca, a causa de un derrumbe que se presentó en la vereda Hato Grande; allí se suma el deslave que se originó en el sector de Alto Viento, debido al desbordamiento de la quebrada que lleva el mismo nombre.

En Labateca, la vía que conduce desde el casco urbano hasta la vereda La Ovejera, se vio afectada por hundimiento de banca, a la altura de las zonas conocidas como San Josecito, Cherela, Mónoga y Chona; en estos sectores, los integrantes del CMGRD verificaron los daños y, al igual que en Chitagá, se activó el Sistema de Alerta Temprana con la comunidad.

Gietas en Toledo.

Grietas en Toledo.

En Toledo se presentó uno de los eventos con mayor impacto para la comunidad, con un movimiento en masa de tierra, que desde la cuenca de la quebrada La Camacha, afectó las viviendas de 51 familias (hasta el momento), en un radio de 4 kilómetros.

De esta cifra, 24 familias han sido evacuadas y trasladadas a viviendas del casco urbano donde se albergan, con el apoyo económico de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, la cual aporta el pago de arriendos.

Los informes también revelan que cinco de estas casas fueron destruidas por el fenómeno natural, lo que ha venido siendo monitoreado por tierra y aire, por parte de las autoridades.

Grietas en Teorama.

Grietas en Teorama.

En cuanto a incendios forestales se refiere, los coordinadores del CMGRD en Teorama, voluntarios de la Defensa Civil y comunidad del sector, lograron controlar una conflagración en el sector Aposentos, a 2 kilómetros del casco urbano.

Según el reporte de los organismos de socorro, se afectaron aproximadamente 80 hectáreas con el fuego.

Incendio en Lourdes.

Incendio en Lourdes.

En Sardinata también ardió la tierra. La emergencia se presentó en la vereda San Miguel Encerraderos, a 20 minutos del casco urbano, donde las llamas se prolongaron por tres días, pero las intensas labores para ahogarlas y el apoyo de 12 unidades de Bomberos surtieron efecto, además de un aguacero que extinguió el foco del fuego, dejando 60 hectáreas consumidas.

Grietas en Lourdes.

Vendaval en Lourdes.

En Lourdes se presentaron dos incendios, uno en la vereda Los Volcanes, totalmente controlado y otro en El Naranjal, en el cual debido a su complejidad, alrededor de 30 personas entre Defensa Civil y lugareños atendieron el evento.

En esta misma localidad un vendaval, ocurrido ayer en la tarde, afectando el techo de un centro educativo, lo que no dejó lesionados por fortuna.

En Palmarito (zona rural de Cúcuta), también se presentó un incendio forestal. La emergencia fue atendida por 15 unidades del Cuerpo de Bomberos de la capital, quienes extinguieron las llamas, aunque se contabilizan 100 hectáreas calcinadas.

Anelfi Balaguera Carrillo, coordinador del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, sostuvo que se tienen activas las salas de crisis municipales, el apoyo con los organismos de socorro y los planes de contingencia, frente a cualquier eventualidad que se vuelva a registrar en estas y otras localidades.

“Desde este despacho nos encontramos atentos para brindar la atención inmediata en los temas requeridos y orientar las acciones que se deban desarrollar en cada uno de estos municipios en coordinación con los CMGRD”, puntualizó el funcionario.

 

 

Un comentario para "Siete municipios de Norte de Santander sufren derrumbes, lluvias e incendios forestales"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.