Maduro El Terrible, y sus Oprichninos

Exequíades Chirinos

La historia mundial registra un personaje nefasto cuyo mote fue Iván El Terrible, zar ruso cuya perturbada mente se alimentaba de la crueldad, la muerte, el dolor ajeno, como indudablemente sucede actualmente con el presidente Nicolás Maduro Moros.

Iván IV Vasilievich, o Iván El Terrible, siendo príncipe y desde los 12 años ordenó apresar a su adversario, el príncipe Andrei Shuinski, y arrojarlo a unos hambrientos perros de caza que lo descuartizaron y devoraron vivo. Fue una de sus primeras escenas macabras que se multiplicaron y extendieron a medida que fue ganando poder.

Iván "El terrible" y el "terrible" Nicolás Maduro.

Iván “El terrible” y  Nicolás Maduro “el terrible”

Pero a Iván El Terrible su propio pueblo, Rusia, lo recuerda especialmente porque creó una Policía política (la Oprichnina) que sembró el pánico por la nación con miles de ejecuciones arbitrarias, tal como, recientemente, las célebres OLP, creadas directamente por Maduro, causaron muertes extrajudiciales en hogares venezolanos.

La Policía Política de Iván El Terrible mataba sin misericordia, con crueldad, empalando, ahogando, estrangulando, azotando con látigos o quemando viva a las personas, tal como le gustaba al gobernante, quien pedía asarlas a fuego lento para aumentar el dolor de los condenados a muerte.

Maduro El Terrible es cruel al ver como mueren venezolanos producto del hambre y verdaderamente goza con el desespero de las familias y muy especialmente de los niños porque él directamente provocó la hambruna y niega la posibilidad de ayuda humanitaria.

Maduro, al igual que Iván El Terrible, sus ministros y diputados oficialistas, son esa especie de Oprichninos, porque bloquean toda posibilidad de alimentación del pueblo venezolano y ello, en el fondo, es una conducta cruel e inhumana que no necesita de ordenar quemar a la gente.

Iván El Terrible y sus Oprichninos provocaron una verdadera carnicería en la ciudad de Novgorod, Rusia, donde mataron cruelmente a más de 60 mil personas y fue una despiadada muestra de la maléfica conducta del zar contra su propio pueblo.

Maduro El Terrible y sus Oprichninos, en pleno siglo XXI, son los culpables de las muertes por hambruna y falta de medicamentos y ello constituye un verdadero acto de crueldad contra el pueblo venezolano.

¿Cuánta gente muere por falta de medicamentos contra el cáncer, la diabetes o falta de insumos y equipos en los hospitales para atender a los enfermos? ¿Cuántos fallecen por no poder probar un bocado de comida durante días?

Exequíades Chirinos Periodista, profesor universitario e investigador académico @exequiades

Exequíades Chirinos
Periodista, profesor universitario e investigador académico
@exequiades

El zar ruso y la Oprichnina arrasaron hasta demoler totalmente Novgorod, tal como actualmente Maduro y sus Oprichninos arrasan a Venezuela, dejando el país en la ruina.

El mundo observa como Maduro El Terrible es verdaderamente esa especie de gobernante macabro, de ahí que están contribuyendo a la salida democrática como es el referendo revocatorio, un mecanismo válido y constitucional que encuentra en el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y ahora en el senado norteamericano, el más firme apoyo. @exequiades

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.