Las Penélope del CNE

Exequíades Chirinos @exequiades

Las cuatro rectoras del Consejo Nacional Electoral persisten en su intento de tratar de copiar la estrategia de Penélope, célebre personaje de la mitología griega.

Cuenta la historia que la esposa del rey de Ítaca dado que su esposo está peleando en la Guerra de Troya le promete a sus pretendientes que en cuanto termine de tejer un manto aceptará una de las tantas propuestas de matrimonio.

El manto se convierte en la gran excusa porque Penélope tejía de día y destejía de noche para alargar la culminación del sudario y así ganar tiempo para que su marido pudiera regresar de la guerra para reencontrarse con ella.

Esa es similar a la estrategia que aplican las 4 mujeres del CNE que tienen estatus de rectoras, función que verdaderamente incumplen a todas luces.

Tibisay Lucena Ramírez, Sandra Oblitas Ruzza, Tania D' Amelio Cardiet y Socorro Elizabeth Hernández Hernández. Foto tomada de Internet.

Tibisay Lucena Ramírez, Sandra Oblitas Ruzza, Tania D’ Amelio Cardiet y Socorro Elizabeth Hernández Hernández. Foto tomada de Internet.

Tibisay Lucena Ramírez, Sandra Oblitas Ruzza, Tania D’ Amelio Cardiet y Socorro Elizabeth Hernández Hernández son unas verdaderas Penélope del siglo XXI, en su persistente intento de retardar la aprobación del Referendo Revocatorio contra su jefe llamado Nicolás Maduro Moros un pérfido personaje nacido no se sabe dónde.

Contra la voluntad del pueblo venezolano, la Constitución Nacional y las leyes, en especial la Ley Orgánica de Procesos Electorales, estas cuatro mujeres pretenden destejer la firme decisión popular, legal e institucional de la gente de todos los niveles sociales de salir de un Presidente ineficiente, incapaz.

Ponen trabas y trabas aún sabiendo que cometen delitos electorales, mucho más graves que la ruptura de los papelitos de votación de algunos electores durante las votaciones.

El Capítulo V referido a Del Poder Electoral de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra en su artículo 292 que “El Poder Electoral se ejerce por el Consejo Nacional Electoral como ente rector…” y el Poder Electoral, llámese CNE, tiene obligaciones sumamente claras y taxativas, consagradas en el mandato de: “Los órganos del Poder Electoral garantizarán la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales, así como la aplicación de la personalización del sufragio y la representación proporcional” (Artículo 293).

Es obvio que las cuatro Penélope no actúan imparcialmente ni mucho menos con transparencia ni eficiencia en el Referendo Revocatorio, no así cuando su jefe político, Nicolás Maduro les ordena recoger firmas contra Barack Obama, tarea que cumplieron en tiempo récord.

Legalmente, de fondo, en el CNE hay una violación descarada de la Constitución que establece en su artículo 296 que sus integrantes no podrán estar vinculados a organizaciones con fines políticos, dadas las constantes evidencias de que las Penélope (Lucena, D’ Amelio, Oblitas y Hernández), profesan una inclinación hacia Maduro y el Psuv.

Pero obviando esta irregular situación, estas 4 rectoras violan, además, la Ley Orgánica de Procesos Electorales la cual en su Título I, referido a las Disposiciones Generales, resalta en su artículo 3 que “El proceso electoral se rige por los principios de democracia, soberanía, responsabilidad social, colaboración, cooperación, confiabilidad, transparencia, imparcialidad, equidad, igualdad, participación popular, celeridad, eficiencia, personalización del sufragio y representación proporcional”.

Uno de los principales principios democráticos es el derecho político del ciudadano quien tiene pleno derecho a elegir y revocar a sus gobernantes, pero más allá hay una descarada violación de la ley en cuanto a la celeridad y eficiencia que deben demostrar las 4 Penélope, quienes actúan en sentido contrario, en contravía como dirían los colombianos.

Exequíades Chirinos Periodista, profesor universitario e investigador académico @exequiades

Exequíades Chirinos
Periodista, profesor universitario e investigador académico
@exequiades

Basado en el espíritu de esta Ley, actúan con plena irresponsabilidad social, en condiciones de desigualdad para un sector mayoritario de los venezolanos y no dan ninguna señal de querer colaborar.

Por consiguiente, hay méritos para llevar ante las instancias de los tribunales a fin de abrirles un juicio por violadoras de la Constitución y de las leyes a estas 4 rectoras, hoy o el día mañana cuando el país democrático se imponga por encima de unas mujeres que desdicen de la condición de ciudadanas, de venezolanas, del género femenino y de representantes de uno de los Poderes Públicos Nacionales.

 

Un comentario para "Las Penélope del CNE"

  1. José Gilberto Donado Grimaldo  Julio 4, 2016 at 1:59 pm

    Con-versando……..Por Don Grim

    Si es tal la COMPARACIÓN
    está MUY GRAVE la cosa,
    si estas FÉMINAS HERMOSAS
    violan la CONSTITUCIÓN.
    el PUEBLO TEJE a montón
    HILVANANDO sus pertrechos,
    y ante todos estos HECHOS
    con esmero en el DESPEJE,
    las PENÉLOPE DESTEJEN
    y AVASALLAN sus DERECHOS.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.