No al trabajo infantil

Muchos niños que deberían estar asistiendo a la escuela no lo hacen porque tienen que trabajar para mantener a sus familias, o porque son abandonados por ellas.

No al maltrato infantil. Foto somoslarevista.com

No al maltrato infantil. Foto somoslarevista.com

Aunque usted no lo crea, muchos de los productos que consumimos, especialmente agrícolas, son el resultado del trabajo infantil porque los niños, al igual que sus padres, laboran la tierra. Otros, salen a las calles a vender los pasteles y otros elementos. Algunos son utilizados para comercializar droga en sus colegios.

Aquí en Cúcuta, muchos salen a limpiar carros, a vender frunas en las busetas. Otros, son explotados sexualmente.

No al trabajo infantil. Foto especial para somoslarevista.com

No al trabajo infantil. Foto especial para somoslarevista.com

Hoy, Día Mundial contra el Trabajo Infantil, le invitamos reflexionar acerca del origen de esas piezas que, despreocupadamente, salpican la cotidianidad del mundo desarrollado. No hay una razón para ello, sino 264 millones: el mismo número de niños, de entre 5 y 17 años, que trabajan en el globo, según la Organización Internacional del Trabajo. De todos ellos, 85 millones lo hacen en las peores formas: situaciones de esclavitud, explotación sexual, reclutamiento para conflictos armados, tráfico de menores y trabajos peligrosos. Y 168 millones se emplean en otras actividades laborales que interfieren con la escuela, «con muchas horas de trabajo, sin remunerar o mal remunerados, separados de sus familias y con episodios de violencia y abusos», según la misma organización. Objetos cotidianos no libres de sospechas articulan nuestra rutina.

La Alcaldía de San José de Cúcuta y la Gobernación de Norte de Santander,  lideron marchas y juegos contra el trabajo infantil, con la participación de todas las Secretarías de Despacho y el apoyo de Comfaoriente, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Corprodinco, Ministerio de Trabajo, Policía de Infancia y Adolescencia y bandas de paz de distintas Instituciones Educativas.

La marcha inició en el puente Elias M. Soto hasta el Teatro Las Cascadas del Malecón, en donde se llevó a cabo una serie de actos simbólicos y culturales alusivos a la erradicación del trabajo infantil.

Bajo el lema “Sí Se Puede Erradicar el Trabajo Infantil”  el Alcalde, César Omar Rojas Ayala hizo un llamado a los padres de familia para  incrementar la sensibilización sobre la situación de los niños y niñas que trabajan en la ciudad y el resto del país.

El recorrido estuvo acompañado de cientos de cucuteños que también marcharon y manifestaron el compromiso de luchar por lograr, que el único trabajo de nuestros niños y niñas sea estudiar.

No al maltrato infantil. Foto somoslarevista.com

No al maltrato infantil. Foto somoslarevista.com

Mientras tanto, niños y jóvenes entre los 7 y los 16 años de edad, que trabajan en Cenabastos, fueron la población focalizada por parte de la Secretaría de Desarrollo Social del departamento Norte de Santander, para emprender actividades lúdicas, encaminadas a la erradicación del trabajo infantil.

Hasta los galpones de la Central de Abastos de Cúcuta llegaron grupos de payasos llevados por el despacho de Desarrollo Social y por la gestora social de Norte de Santander, Cecilia Soler de Villamizar, para dinamizar actividades con los menores, quienes gozaron en medio del juego y la diversión.

Ruby Chacón, secretaria de Desarrollo Social del departamento, afirmó que el trabajo infantil es una de las principales problemáticas que hay que atacar, buscando fomentar la educación y el libre desarrollo en los infantes.

A través del Comité de Erradicación del Trabajo Infantil, se han venido desarrollando jornadas de concientización con niños y niñas de varios municipios, tendientes a minimizar esta problemática.

“Con actividades lúdicas y recreativas, efectuadas en varios puntos estratégicos, las familias y los niños han entendido que deben llevar mensajes alusivos a combatir este problema hasta sus hogares (…)

(…) En lugar de estar en estos sitios, deben estar en un aula de clase, e incluso desarrollando actividades acordes a sus edades, pues así podrán acceder a mejores oportunidades a futuro, y de paso convertirse en mejores personas”, señaló la funcionaria.

La actividad está incluida en el proyecto ‘Un Norte productivo sin explotación infantil’, que promueve la Gobernación como garante de Derechos Humanos, dentro del Plan de Desarrollo 2016- 2019.

La campaña, que cuenta con el apoyo de Indenorte, la Secretaria de Educación, y la Policía Nacional, concientizará a niños y adultos sobre los perjuicios que conllevan el trabajo infantil.

 

Un comentario para "No al trabajo infantil"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.