“Cúcuta sobre ruedas” sigue cerrando ventas: Fenalco

Luz Marina Perozo – Redactora de Somoslarevista.com

Más de $2.500 millones se transaron en el marco de la Feria “Cúcuta sobre ruedas”, organizada por Fenalco seccional Norte de Santander, explicó Gladys Navarro, directora ejecutiva de la entidad, quien nos contó pormenores de esta actividad, así como su visión sobre la situación económica que vive la ciudad y el departamento Norte de Santander.

Cúcuta sobre ruedas. Foto somoslarevista.com

Cúcuta sobre ruedas. Foto somoslarevista.com

¿Cuál es el balance que hace de la feria “Cúcuta sobre ruedas”?

Fenalco se siente muy complacido por el desempeño que tuvo el sector automotor en la octava versión de “Cúcuta sobre ruedas”. Son ocho años en que se ha demostrado que esta feria es el referente más importante para el sector automotor y grupos afines a los carros y motos. Teníamos algunas inquietudes porque el sector a nivel nacional ha decrecido un 14% y era muy importante que a los empresarios les fuera bien. Y qué bueno que se desplazó la fecha para el primer semestre por las ferias de Cúcuta que serán del 12 al 17 de julio.

En consenso con el grupo empresarial se definió la fecha del  9 de junio y así queda demostrado que la feria se convierte en el gran apalancador de las ventas del segundo semestre. Dentro de los cuatro días pudimos contabilizar ventas efectivas por más de $2.500 millones. En 2015 vendimos más de $3.000 millones y con una importante base de negocios y prospectos de clientes que ellos siguieron trabajando los siguientes meses. En estos momentos los empresarios nos contaron que siguen cerrando negocios.

El sector automotor sigue creyendo en esta frontera y cada día vemos sus inversiones en atractivas vitrinas de exhibición.

Las empresas concesionarias han hecho una gran inversión, como lo hemos dicho muchas veces, han mejorado el amoblamiento urbano, y fuera de eso tienen mano de obra calificada. Han generado puestos de trabajo y tenemos servicios de posventa de lujo. Las entidades financieras son los aliados estratégicos del sector. Vimos en la feria entidades financiando el cien por ciento y hasta 84 meses para pagar.  Otras que ofrecían el pago de la primera cuota en seis meses. De tal manera que el sector se va a seguir moviendo este año.

Gladys Navarro. Foto especial para somoslarevista.com

Gladys Navarro. Foto especial para somoslarevista.com

Culminando el primer semestre, ¿cómo le ha ido al comercio  de Cúcuta en términos generales?

Venimos muy regular, primero por el cambio de administradores, entes territoriales, gobernación y alcaldías. Eso causa un traumatismo mientras se aprueban presupuestos y se nombra la gente. El Estado es un gran comprador. Los tres primeros meses fueron muy complicados, inclusive hasta mayo. Ahora está comenzando a responder el mercado. Pudimos ver que el Día de la Madre comparativamente con 2015 no superó el nivel de ventas. Sigue incidiendo el  cierre de fronteras para algunos sectores, aunque hay otros que se están beneficiando, en especial los que estaban golpeados por la competencia desleal y el contrabando. De tal forma que esperamos un segundo semestre mucho mejor que el primero para Cúcuta.

Los gremios se reúnen constantemente para analizar el comportamiento de los diferentes sectores, ¿cuál es el balance a la fecha?

La semana pasada tuvimos una reunión. Cada gremio presentó sus cifras. En el sector que represento hemos tenido una caída del 33% y del empleo en  5%, que es importante si tenemos en cuenta que el comercio es el empleador por excelencia en la ciudad, con un 38% de la fuerza laboral en Cúcuta. Hay algunos sectores que vienen reaccionado bien y esperamos que a medida que vayamos entrando en el segundo semestre las cosas mejoren. Seguimos necesitando la inversión del Estado y estímulos pero no tan coyunturales como el IVA sino más estructurales. Hemos hecho un análisis de todo eso con los gremios. Estamos haciendo la tarea.

¿Cuál es su expectativa con respecto al Posconflicto para la región y, en especial, para el Catatumbo?

El Catatumbo es una zona muy rica, muy desperdiciada y olvidada. Es una zona que seguro va a ser la joya de la corona en el posconflicto. Lo que sí no estamos de acuerdo es en que se ceda a ningún grupo. Creemos que todo el territorio colombiano le pertenece a los colombianos y no puede haber territorio vedados, ni para la fuerza pública ni para los ciudadanos. ¿Cómo parcelamos el territorio?, ¿quién tiene la capacidad de entregar a nombre de un grupo algo que le pertenece a todos los colombianos? Además, es una región muy rica  que pudiera ser intervenida por el sector privado para generar empleo y desarrollo.

¿Qué petición le hace al Gobierno nacional desde su gremio?

Más apoyo. Durante mucho tiempo el Estado colombiano no se preocupaba de las fronteras de Colombia y específicamente de esta que es la más activa, porque nosotros de alguna manera solucionábamos nuestros problemas. Hoy necesitamos esa presencia del Estado en todos los sentidos; que el Gobierno tenga definido un plan de contingencia para cuando se decida abrir la frontera con Venezuela; que el Gobierno aproveche este tiempo para reflexionar sobre el rol que debe cumplir en pro de los habitantes de esta frontera. Cuando se cerró la frontera todos nos quedamos en shock. Revisábamos cada sector y nos encontrábamos con sorpresas. El ejercicio ha sido bueno para todos. Pero definitivamente pienso que no se sabía de las cosas buenas, malas y regulares que se movían en esta frontera y que no eran visibles para el Estado colombiano.

 

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.