Arepa ocañera con aguacate y queso

Por Mary Stapper

Gilberto Santarrosa fue el encargado de animar la reunión alrededor de una estufa caliente con sabor a arepa ocañera y una buena conversación entre mujeres.

Nelly Osorio y la arepa ocañera. Foto somoslarevista.com

Nelly Osorio y la arepa ocañera. Foto somoslarevista.com

La invitación la hizo la odontóloga Nelly Osorio Barbosa y ahí llegaron Maribel Cuadros García, Alicia Acosta Villamizar, Zulay Yadira Vásquez y por supuesto, yo. No podía perderme semejante banquete. Le pedí permiso a mi colon irritable y se portó como un príncipe y no como Carlos de Inglaterra, siempre malhumorado por estar casado con la bruja de cuento de hadas, Camila Parker, sino como el sonriente Felipe VI, aunque los problemas de España lo agobien.

Arepa ocañera. Foto somoslarevista.com

Arepa ocañera. Foto somoslarevista.com

Con lo que no contábamos es conque teníamos que formar parte de la preparación de las arepas. Entonces, Nelly cocinó el maíz blanco, de ese que llaman, “pilao”, lo dejó enfriar y  molió. Alicia nos habló todo un poco y ofreció una cervecita para celebrar el día de los amigos que fue este 12 de marzo.

Todo estaba listo como si se tratara de un taller de “alta cocina”.

Una sartén al fuego y una parrilla especialmente diseñada para que la arepa levante la tapa. Si no levanta tapa, no es ocañera.

Maribel no se perdió detalle alguno porque, cualquier día de estos, quiere sorprender a Donamaris y a Santiago con lo aprendido.

El queso rallado y el aguacate estaban listos. Mi trabajo consistió en hacer un puré con estos dos ingredientes. Y por supuesto, tomar fotos.

Contrario a lo que piensa la gente, en reunión de mujeres se habla poco de hombres y mucho de proyectos profesionales y empresariales, aunque ellos –los hombres- también sean un agradable tema de conversación.

Es que una cocina es un buen lugar para conversar, arreglar el país, hablar de cómo ayudar a los demás a través de los rotarios, o de cualquier otra organización de servicio a la comunidad.

Para que no perdamos el hilo de las arepas, con Nelly aprendí que se lava bien el maíz y se pone a cocinar, sin que quede muy blando unos 30 o 40 minutos. Se muele y se amasa bien con un poco de agua para que quede una masa muy suave.

Las arepas deben quedar redondas y delgadas. Se ponen al fuego en un tiesto de barro si lo hay, si no, en una sartén como hizo Nelly unos 10 segundos, se voltean y se dejan dorar. Luego se colocan sobre una parrilla especial o en su defecto, sobre una tapa de galletas. Es curioso cómo se infla la tapa. Se deja tostar un poco y se rellena de inmediato. Ah, y se debe comer inmediatamente para que no se enfríe.

Según Benjamín Casadiego   quien escribió sobre “su majestad» la arepa ocañera, «tiene entre algunas de sus particularidades, un pellejo y por allí se embute el relleno, por lo general de origen animal: queso, queso con mantequilla, aguacate con queso, revuelto de huevo con carne desmechada, barbatuscas, frijoles, espaguetis (con el perdón de los italianos, pero es una mezcla deliciosa), con pollo, con carne asada, pescado asado, ensalada con atún”. Y con el perdón de Benjamín Casadiego, yo no me la comería con espaguetis.

Suele comerse en las mañanas o en las tardes. Álix Marina Ojeda Álvarez impuso la moda de la arepa ocañera con aguacate, queso y café a la hora del coctel. Desde entonces cada vez que los ocañeros se reúnen o hacen alguna tertulia, no importa en qué lugar del mundo se encuentren, ese es el menú que ofrecen sin que falte el bolegancho. Bueno, ese licor es más difícil de conseguir si no hay un saque cerca.

En fin que la arepa que levanta pellejo, forma parte de la cultura ocañera y sabe al relleno que se le eche como decía mi mamá.

Alicia a-costa, nelly Osorio y maribel Cuadros, degustando la arepa ocañera. Foto somoslarevista.com

Alicia Acosta, Nelly Osorio y Maribel Cuadros, degustando la arepa ocañera. Foto somoslarevista.com

Arepa Ocañera, el país y los hombre, tema que tocaron Maribel Cuadros, mary Stapper, Alicia Acosta, Zulay y nelly Osorio. Foto especial para somoslarevista.com

Arepas ocañera, el país y los hombres, temas que tocaron Maribel Cuadros, Mary Stapper, Alicia Acosta, Zulay Yadira Vásquez y Nelly Osorio. Foto especial para somoslarevista.com

14 comentarios para "Arepa ocañera con aguacate y queso"

  1. Teresa Stapper de Plata  marzo 14, 2016 at 2:30 am

    Lo de «pilao» viene de la forma como se le quita la piel. Es maiz blanco seco o duro, se pone en el pilon, una especie de copa muy grande de madera y se golpea con un mazo del mismo material hasta que suelta la piel y es la materia prima de la arepa ocagnera,que se hace sin sal y»sabe a con lo que se come» como decia mama, a diferencia del «maiz pelao»,. que es maiz amarillao «cacaito» (es la variedad de maiz), que se pela con lejia (ceniza de legna) y es la materia prima de la arepa santandereana, que se muele con chicharron de cerdo y tiene mucho sabor. Afortunadamente para nosotros, tenemos un buen amigo que nos las surte aca en Miami. ojala aparezca algun(a) ocañero u ocañera que haga lo mismo.

    Responder
  2. Sonia  marzo 14, 2016 at 3:50 pm

    La tradicional arepa se hace en fogón de leña y se le coloca hoja de plátano, que le da un sabor super…Abrazos mi Nelu.

    Responder
  3. ADRIANA  marzo 15, 2016 at 5:17 am

    EXCELENTE ARTÍCULO. ME DIVERTÍ MUCHO LEYÉNDOLO Y QUEDÉ CON GANAS DE COMER AREPA OCAÑERA.

    Responder
  4. Nancy  marzo 15, 2016 at 11:56 am

    Qué alegría ver a Nelly en el plan de anfitriona con comida ocañera. Abrazos y sigamos con la defensa de nuestra comida autóctona.

    Responder
  5. Nancy Barbosa  marzo 15, 2016 at 6:20 pm

    Que orgullo degustar una buena arepa ocañera. Personalmente, no puedo vivir sin ella y lo malo es que con mucha frecuencia los amigos que la han probado exigen tertulias con cualquier excusa para que prepare una buena cantidad de ellas. Yo lo hago con gusto.

    Responder
  6. Mario Javier Pacheco  marzo 15, 2016 at 6:37 pm

    La boca se me hizo agua, como decimos en mi tierra, con la lectura de este estupendo artículo de Mary Stapper sobre tan rico manjar que es la arepa ocañera, hostia diaria que se pasa con café negro y esperanzas. Un saludo especial a la distinguida escritora cachirense, que años ha, fuera principal periodista del Diario de la Frontera, junto a Donamaris, Ricardo Gelvez, Ciro Rodríguez, Fabio Cruz Villada, Javier Bosch, Gustavo Rojas y tantos otros que permanecen en el recuerdo. Felicitaciones, desde luego a Nelly, la mejor y más bella embajadora de Ocaña, por promover las delicias gastronómicas de la tierra. Aprovecho la ocasión para evidenciar el impacto de los escritos de Benjamín Casadiego, intelectual ocañero de pródiga y elevada pluma, que es mencionado por Mary.

    Responder
    • MaryStapper  marzo 15, 2016 at 9:55 pm

      Mario Javier, gracias por sus palabras. Para mí es un honor que un historiador como usted se tome el trabajo de leer una de mis columnas y calificarla como «estupendo artículo».

      Responder
  7. Mary Beatríz Neira Batista  marzo 15, 2016 at 9:24 pm

    Excelente y delicioso artículo de nuestra área Ocañera, como dijo mi gran amigo Mario Javier, se me hizo la boca agua. Un abrazo muy grande Nelly

    Responder
  8. Jesús Alonso Velásquez Claro ("NANO")  marzo 15, 2016 at 11:59 pm

    Donde quiera que plante su huella un ocañero, volarán sobre su entorno las mariposas azules de su cielo veraniego y por supuesto, se hablará y se degustará de nuestro alimento típico, la arepa, ambrosía que para nosotros es imprescindible en las mañanas de luz y en las tardes melancólicas, al arrullo de un bambuco montañero y bajo los arreboles del sol de los venados…

    Responder
  9. Nelly Osorio  marzo 16, 2016 at 2:47 am

    Mary, Que agradable es ver estos comentarios, lo que inició como un encuentro de amigas y con el ánimo de ofrecer lo MEJOR y con tanto Cariño, lo convertirte en una ocasión para recordar varios y bellos momentos vividos en nuestra OCAÑA. Gracias amiga. Te mereces todos los aplausos.

    Responder
  10. José Gilberto Donado Grimaldo  marzo 16, 2016 at 3:13 am

    Con-versando…..Por Don Grim

    Ese término AMBROSÍA
    me llena mucho de goce,
    pues es «manjar de los Dioses»
    cuanto NANO refería.
    Con clara melancolía
    recuerdo con emoción
    PROCESO Y DEGUSTACIÓN
    que con dulzura infinita
    nos preparaba «MECHITAS»,
    natural de CONVENCIÓN.

    Me uno a las maravillosas expresiones poéticas de Don Jesús Alonso. Por supuesto que esta bella mujer provinciana,de muchos valores, ANA MERCEDES ESTRADA SOLANO, «MECHITAS», mi esposa durante 22 años y madre de mis 4 hijos mayores, plantó su huella. Hoy recordamos su nostálgica y temprana partida hacia el insondable misterio de lo desconocido, en la Dimensión de Dios.

    Responder
  11. Nhora astrid barriga rodriguez  marzo 16, 2016 at 2:07 pm

    Tan linda la Dra Nelly mostrar nuestro plato típico bello gesto de amistad

    Responder
  12. Carlos Africano  marzo 17, 2016 at 3:52 pm

    interesante artículo, tanto por la tertulia como la descripción de la arepa ocañera.
    Sin embargo me queda una inquietud. Teniendo tantas palabras muy nuestras para nombrar el aguardiente, como son guarilaque, chirrinche, tapetusa, barbatusca, de pronto caló una extranjera (que no es del Norte) como la horrorosa «bolegancho».

    Responder
  13. Yamile Rojas de Navarro  mayo 13, 2016 at 2:39 pm

    Yo también quiero contarles que soy Ocañera pero siempre que viajo tengo tardes de difrute con mis amigas en Lima Perú donde vive mi hija allá he hecho Arepas con queso y aguacate nuestra sopa de frijol y estoy buscando hojas de plátano para hacer tamales Ocañeros lo mismo hago y hace mi hijo Anthar que vive en Londres También hicimos Arepas juntos ahora que fui a visitarlos o sea muestra Arepas es conocida por nosotros en Escocia en Londres y muchas partes ya que siempre la presentamos en nuestras reuniones y mis amigos en Bogotá mueren cuando los invito a una Arepas les encanta gracias por permitirme contarles sobre la comida nuestra mi nombre Yamile Rojas de Navarro siempre con restaurantes de comida Ocañera el Perolao Ocaña y Bogotá

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.