‘Transportadores de la frontera, a un paso de la quiebra’: Leonardo Méndez, dirigente de Colfecar

Por Luz Marina Perozo – Redactora de Somoslarevista.com

Al menos 2.000 transportadores de Norte de Santander y el país que trabajan en el sector de comercio exterior entre Colombia, Venezuela y países del área andina, están a punto de quebrar, tanto en sus empresas como en sus economías familiares, debido al cierre de la frontera con Venezuela desde el 19 de agosto de 2015, sostuvo Leonardo Méndez, dirigente gremial de Colfecar.

Transportadores de Norte de Santander.

Transportadores de Norte de Santander.

Más de 450 unidades son vehículos de carga pesada, donde hay empresarios pequeños, medianos y grandes o simplemente conductores, quienes aún no vislumbran una salida a esta crisis que se acerca a los seis meses.

“Mucha gente no han tenido para pagar las matrículas de sus hijos y familiares. Es una situación que nos tiene al borde de la quiebra a todos. A esto se suma que muchas transacciones que teníamos pendientes por cobrar a empresarios venezolanos no las hemos podido hacer efectivas porque ellos ya se declararon en insolvencia”.

De esta manera resume Leonardo Méndez la dramática situación que afronta este importante sector de la economía que impacta directa e indirectamente a otros sectores como restaurantes, hoteles, talleres de mecánica, almacenes de repuestos, servicios de intermediación aduanera, peajes, estaciones de servicio, lavanderías,  y un largo etcétera.

¿Qué respuesta han recibido de los Ministerios a los cuales ustedes les solicitaron que los ehículos de placa venezolana, de propietarios colombianos, pudieran trabajar en el país llevando carbón hasta los puertos de embarque?

Vemos con preocupación que no hemos recibido respuesta de ninguno de los Ministerios y hay algo más, lo habíamos solicitado en septiembre en el marco de la emergencia económica que se decretó para la frontera, pero pasó el 31 de diciembre y nunca nos contestaron. La gente (transportadores) no ha tenido cómo pagar el parqueadero de sus vehículos en Venezuela donde prácticamente los han desmantelado. Nos preocupa que esto es un problema social para Norte de Santander. Vino la ministra (de Comercio, Industria y Turismo) a ofrecer $100 mil millones para empresas quebradas y se habló de industriales y de pimpineros, pero del sector transportador que ha sido el más golpeado en Norte de Santander, no hablaron. ¡Qué bueno sería que el Gobierno  nos aprobara un crédito para trabajar, asignándoles -si dan la internación-, la ruta para que el carbón en vez de que se transporte por territorio venezolano, se haga por territorio colombiano hasta el puerto de Gamarra sobre el río Magdalena para su posterior embarque por vía marítima hacia Europa y Asia. Le estamos diciendo al Gobierno nacional: Norte de Santander es Colombia, ¡por favor, ayúdenos!

¿Cuál sería la carga de compensación que podrían asumir los transportadores, de llegar a aprobarse la internación en Colombia?

La idea es que ya que podríamos conseguir el carbón con un flete bajo y son dos  millones de toneladas al año que produce Norte de Santander. Sería mirar con la palma africana en Tibú donde hay una plantación muy grande, y hablar con Agrozulia para que los fertilizantes que ellos utilizan en sus siembras no se manden por carretera sino que vengan con un flete más económico y así tengan la carga de compensación y un flete donde puedan sobrevivir los conductores y los propietarios de los vehículos.

Leonardo Méndez, quien conoce la situación que se vive al otro lado de la frontera, donde asegura que el gremio está peor que en Norte de Santander, “y eso es lo que no queremos que nos suceda a nosotros”, corroboró que hay más de 2.000 vehículos de placas venezolanas y colombianas que han dejado de venir a la frontera o de conseguir carga porque no la hay.

“Me preocupa también que Cúcuta -que tenía su arcilla y carbón- haya perdido movilidad. Y a la vez también queremos reclamarle al Gobierno un cupo fijo de combustible porque si se abre la frontera o no se abre, lo que necesitamos es que esos vehículos comiencen a trabajar para producir, y al darles la internación ellos van a producir un impuesto y van a pagar tributo al departamento. Ustedes los medios, les solicito que la Federación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar) está aquí no solo en Norte de Santander, sino a nivel nacional pidiéndole al Gobierno que ponga los ojos en Norte de Santander.”, puntualizó el dirigente gremial.

 

Un comentario para "‘Transportadores de la frontera, a un paso de la quiebra’: Leonardo Méndez, dirigente de Colfecar"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.