“Aguilitas” cucuteñas sueñan con ser campeonas de futbol

Algunas mujeres no sólo son hinchas sino protagonistas en la cancha y ganan campeonatos mundiales, nacionales y regionales. No llenan estadios como ellos, pero se entregan con pasión al juego de patear el balón o darle cabezazos.

Por Mary Stapper

Ningún deporte produce tanta pasión como el fútbol. Durante mucho tiempo fue privilegio de los hombres quienes se abrazan y se besan cada vez que meten un gol. La gente los aplaude con frenesí.

Para muchas mujeres el fútbol masculino es una excusa para escapar de casa y poner “los cachos”.  Cuando los “hinchas” siguen un equipo, el resto del mundo desaparece para ellos.

La aguilitas y su director técnico. Foto cortesía de Carlos Eduardo Salas para somoslarevista.com

La aguilitas y su director técnico. Foto cortesía de Carlos Eduardo Salas para somoslarevista.com

Sin embargo, algunas mujeres no sólo son hinchas sino protagonistas en la cancha y ganan campeonatos mundiales, nacionales y regionales. No llenan estadios como ellos, pero se entregan con pasión al juego de patear el balón o darle cabezazos.

Aquí en Cúcuta encontramos a las Aguilitas quienes comenzaron a jugar en parques y canchas pequeñas. Aunque todavía no juegan en grandes estadios, sí compiten y lo hacen en canchas sintéticas y  ganan partidos. Sueñan con ser campeonas.

Lo que empezó por diversión, hoy es una pasión y un compromiso. Quieren ganar un trofeo este año.

Carlos Eduardo Salas y jessica Ramón en somoslarevista.com

Carlos Eduardo Salas y jessica Ramón en somoslarevista.com

Somos la revista conversó con Jessica Ramón, capitana del equipo y con Carlos Eduardo Salas, o “El rey Salas” como le dicen al Director Técnico.

Se enfrentan a rivales que genéticamente son grandes. “Están en cuerpo de mujer pero son muy fuertes las rivales”.

Competitivas: Desde hace 3 años se trazaron objetivos.

Según Salas, el objetivo era participar en un campeonato y lo hicieron; comprar uniformes, lo hicieron; ser puntuales, comprometidas con el equipo y lo siguen haciendo. No hay excusas para no asistir a las convocatorias: “que al vecino le salió una fiesta, u otro tipo de excusas porque uno sabe que son cuentos”.

Como no tienen patrocinador oficial, decidieron comprar una alcancía para ahorrar y hacer alguna fiesta a fin de año. “en diciembre matamos ese marrano”.

Mientras conversamos con Jessica y el “rey” Salas recordamos cómo, contrario a las mujeres, los hombres se desinhiben en la cancha y le dan rienda suelta a sus emociones. Y los hinchas, hacen el “oso”, bailan se disfrazan, se colocan prendas extrañas, dicen groserías y sacan plata para beber, así no tengan para el mercado de la familia.

Para el fútbol no hay obstáculos y todo pasa a segundo plano cuando hay un juego. Hasta hace poco el fútbol era un espacio netamente masculino donde no había cabida para las mujeres. Pero no porque se prohibiera sino sencillamente a la mujer no le interesaba.

Jessica Ramón, capitana del equipo las Aguilitas señala que el nombre se dio porque cuando terminaban de jugar se bebían una cerveza Águila. Aclara que no bebían mucho.

Aunque la cervecería Águila no las patrocina, decidieron tomar el nombre de Aguilitas FC (fútbol club).

Según Carlos Salas, el equipo se conformó  siete años atrás porque “Siempre he tenido amigas en común que juegan fútbol y un día Jessica me comentó y decidimos reunirnos, por recocha”

Jugaron su primer partido en el parque de Los Pinos. Después pasaron a la canasta y luego en las canchas sintéticas. Poco a poco se regó la voz y fueron llegando más jugadoras.

Al año se le dio nombre al equipo y se comenzó a jugar más seguido.

Antes jugaban microfútbol. Fue en diciembre de 2014 que decidieron jugar en cancha grande.

Pasaron por canchas pequeñas, sintéticas, parques, canchas de micro fútbol y comenzaron a jugar con  rivales muy duras.

No en todas las canchas se juega con el mismo tipo de balón.  En sintéticas, por ejemplo, se juega con balones No. 5, porque son más livianos, mientras que en microfútbol  micro son más pequeños y más pesados.

Entre  más pesados y más pequeños son más fáciles de manejar.

La “amenaza azul”

Montado en su “amenaza azul” modelo 80, Carlos Eduardo llegaba y les tomaba fotos y videos; les enseñaba truquitos para el juego. “Empecé a ordenarlas y ellas aceptaron. Se le dio un rol a cada uno. Carlos como Director Técnico y Jessica como Capitana”. En fin, que la “amenaza azul” se convirtió en el carro oficial de “las aguilitas”.

En 2015 jugaron más de 40 partidos. Lo hacen los domingos porque cada una de ellas tiene compromisos durante el resto de la semana. Unas estudian, otras trabajan en sus respectivas profesiones.

Promedio de edades: Entre 18 a 30 años.

Recién que iniciaron jugaban contra niños mientras se acostumbraban. “Normalmente jugamos con equipos de mujeres”. También lo hacen contra sus amigos y ellas les dicen que recuerden que son niñas.

Las Aguilitas. foto cortesía de Carlos Eduardo Salas para somoslarevista.com

Las Aguilitas. foto cortesía de Carlos Eduardo Salas para somoslarevista.com

Las Aguilitas sueñan con ser campeonas

«Nos consideramos una familia y celebramos el cumpleaños de todas las integrantes», dice Jessica.

Comenzaron 15, incluso tuvieron una importación: una chilena. Ahora son 12

La capitana y defensa estrella y la Yepes del equipo: Jessica Ramón.  (Profesional en Comercio exterior y estudiante del  Sena). Está pendiente de recoger el dinero para el marranito y de organizar el cumpleaños de cada una de las compañeras.

Sonia Katherine Sepúlveda: delantera. Goleadora del equipo. Es como la Falcao del equipo. (Profesión: administradora de empresas

Jazmín Galvis. Delantera. (Administradora Financiera y labora en un banco).

Nelsy Buitrago (delantera),  la que mejor maneja el balón. Estudia contaduría. Es campeona de tenis de mesa.

Estefanía Bonilla. Estudiante de derecho. La número 10 del equipo, algo así como James Rodríguez. Se encuentra en receso por su embarazo.

María Silva, estudia ingeniería civil y es defensa del equipo.

Yineth Montoya, estudia derecho y se desempeña como defensa y medio. Es como la Leonel Álvarez del equipo.

Mónica Rodríguez: Defensa del equipo. Le dicen “La fosforito” porque se enciende fácilmente si no está de acuerdo con algo. Estudia Fonoaudiología.

Andrea Díaz es la portera del equipo. La encontramos a través de redes sociales en “cambalache” y está con el equipo desde 2014.

Paola Delgado: defensa y de profesión, administradora de empresas. Trabaja en el SENA.

Windy Capacho: la más joven del equipo. Estudia licenciatura en Educación Física.

Director técnico: Carlos Eduardo Salas. Diseñador gráfico, deportista, enamorado de la mujer. «Les he enseñado que todo queda dentro de la cancha. Pienso que con cabeza fría analizan las cosas. Como en toda familia, hay peleas. Es difícil el manejo y la convivencia. Es cuestión de sentimientos».

Dice Salas que “Procuro, todas jueguen. Van a la cancha y juegan. No hago como Pékerman que hace ir a Jackson y lo deja en banca”.

“Actualmente estamos buscando jugadoras que quieran jugar en el equipo. Estamos abriendo convocatorias para niñas que quieran pertenecer al equipo”, señala el entrenador.

La Agulitas- Foto cortesía de Carlos Eduardo Salas para somoslarevista.com

La Aguilitas- Foto cortesía de Carlos Eduardo Salas para somoslarevista.com

Requisitos:

Que tengan trabajo. En el equipo hay muchos gastos y quien forme parte del equipo pueda asumir los propios.

En el proceso de selección se busca, parte técnica, parte humana y compromiso con el equipo.

Agüero de las aguilitas:

Siempre que «el rey» lleva a alguien, pierden.

Cada año sale una embarazada.

Su relación es fútbol y amistad.

La amenaza azul las acerca cuando viven lejos.

Salas deja botadas reuniones de familia por irse con las aguilitas.

“Yo intento organizar el tiempo”, dice Jessica.

El año pasado (2015), lograron que la empresa VP&C, seguridad en las alturas, patrocinara con uniformes al equipo.

Este año «la aguilitas» darán todo en la cancha para lograr sus sueños.

 

 

6 comentarios para "“Aguilitas” cucuteñas sueñan con ser campeonas de futbol"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.