¿Por qué los niños no comen?

La idea es que el adulto pone las reglas y el niño debe obedecerlas, no al revés

Alejandro Conde Jiménez MD – Universidad de Antioquia.

Madres, padres, abuelos y otros responsables de niños: Hay una consulta muy frecuente en los servicios médicos la cual les voy a evitar: «es que no come nada, para que por favor me le mande una vitamina para el apetito»

Alimentos y los niños. Foto tomada de Internet.

Alimentos y los niños. Foto tomada de Internet.

Diariamente recibo en mi consulta varios adultos responsables de niños, preocupados porque sus “peques” no comen «nada». Estos peques no se comen la sopita ni el sequito ni la ensaladita, pobrecitos se van a morir de desnutrición o de hambre… Pero uno le pregunta a estos adultos «¿bueno, y entonces qué come el niño?». Y pues como en el cuento de Pombo «la pobre viejecita», estos adultos muy preocupados responden que solo comen galletas, yogur, bonyour, salchipapas, hamburguesas, pizza, golosinas, jugos, zucaritas, frutas, salchichas, pan, pasteles, y algunas otras muchas delicias.

Madres, padres, abuelos y otros responsables de niños:

– Un niño sin apetito no come nada.

– Todas esas cosas que menciono para comer, también llenan y quitan el hambre, aunque algunas «pocas» no alimenten nada.

– Si un niño no se come el almuerzo y el adulto todo preocupado porque el niño no se comió el almuerzo, le da en su lugar unas galletas o un yogur o alguna de otras tantas cosas… pues el niño va a coger de costumbre no comerse el almuerzo para que le den alguna de estas «exquisiteces».

– Si el niño si come de estas «exquisiteces» pero no come la comida de la casa (y además es un niño sano sin fiebre), el problema no es de apetito, es de que al niño no le gusta la comida de la casa. En este caso se debe preferir que el niño se coma la comida de la casa antes de darle otra cosa para comer. Educarle de que para poder comer las otras cosas primero debe comer lo de la casa. «Es que no lo puedo poner a aguantar hambre» dicen los adultos, yo dudo ciertamente (si es un niño sano) que el que aguante “hambrita” por unas horas o incluso por un día, le ocasione daño alguno al peque.

La idea es que el adulto pone las reglas y el niño debe obedecerlas, no al revés

2 comentarios para "¿Por qué los niños no comen?"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.