Venezuela: un paso más hacia la libertad

Por David Muñoz Lagarejos

Este domingo se celebraban elecciones parlamentarias en Venezuela, es decir, la composición de la Asamblea Nacional, que llevaba encadenando 16 años de victorias del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Pero estas elecciones eran diferentes; algunas encuestas daban como ganadora a la oposición, a la MUD (Mesa de la Unidad Democrática), que podía poner fin a una Asamblea chavista.

Los primeros resultados de la noche del domingo daban la noticia de que la oposición conseguía vencer con 99 escaños, por 46 de los socialistas venezolanos (a falta de 22 escaños por asignar). Los venezolanos salieron a las calles llenos de alegría y esperanza.

El Consejo Nacional Electoral daba sus resultados durante el lunes, por los que la Asamblea quedaría de la siguiente forma: 107 escaños para la MUD y 55 para el PSUV, quedando solo 2 por asignar. Mientras escribo estas líneas, por lo visto, se publican los resultados definitivos. Finalmente la MUD alcanzaría los 112 diputados (109 + 3 de Representación Indígena), por los 55 del PSUV.

Elecciones en Venezuela.

Elecciones en Venezuela.

Estos resultados darían los 2/3 de la Asamblea a la MUD, muy importante de cara a aprobar, entre otras cosas, proyectos de reforma constitucional e incluso un refrendo revocatorio contra el presidente Maduro.

Chavismo: destrucción de Venezuela

Estas elecciones han supuesto un giro radical en la Asamblea después de 16 años. Durante este tiempo, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo han sido uno solo. El chavismo ha destruido Venezuela. Este país necesita un cambio -pero de verdad, no como dicen los asesores del chavismo que politiquean en España-, y la victoria de la MUD es un paso muy importante. Ahora bien, no solo con la victoria electoral se cambian las cosas. Hay que actuar, remodelar el Estado venezolano e intentar que la sociedad civil tenga más importancia que la que tiene hasta el momento.

Venezuela quiere acabar con las garras del chavismo y este domingo lo ha demostrado. Venezuela quiere libertad. Ahora bien, como dice Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López (preso político, recuerden): no hay que esperar hasta 2019 para echar a Maduro. Aprobar un refrendo de revocación del presidente es una de las posibilidades que tiene la mayoría de 2/3 en la Asamblea Nacional. Otra cosa es que Maduro aprobara el resultado de dicho refrendo.

Creo que estamos ante el principio del fin del chavismo. Toca esperar movimientos parlamentarios para ir encauzando la salida de Maduro. Si no llega antes de 2019, en las próximas elecciones presidenciales el pueblo venezolano debería salir en masa para hacerle perdedor y hacerle ver que nadie le quiere.

Venezuela ha sido destruida por los gobiernos de Chávez y Maduro, eso es incuestionable. Estos han sido los logros del chavismo a lo largo de estos años:

  1. Venezuela es el país con la mayor inflación del mundo, superior al 100%. 1 Dólar equivale a 900 Bolívares.
  2. Venezuela sufre desde hace meses graves problemas de desabastecimiento y escasez de todo tipo de productos tras la imposición de rígidos controles de cambio y la fijación de precios por ley.
  3. El PIB venezolano se hundirá un 10% en 2015 y otro 6% adicional en 2016, según las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).
  4. Venezuela posee una de las mayores reservas de crudo y gas del mundo, pero la nacionalización de esta industria ha convertido a este país en el único poseedor importante de recursos energéticos cuya producción ha caído en el último cuarto de siglo.
  5. Hoy los venezolanos son más pobres que en 1998, cuando Chávez ganó sus primeras elecciones presidenciales: el índice de pobreza ha escalado desde el 45,4% hasta el 76%, con un 49% de los hogares en una situación de pobreza extrema, según la Encuesta Condiciones de Vida en Venezuela-Encovi 2015.
  6. Venezuela es uno de los países más corruptos del mundo. Según Transparencia Internacional, ocupa el puesto 160 de 175 países analizados en todo el mundo.
  7. Venezuela ocupa los últimos puestos en la clasificación de libertad económica en el mundo, según Heritage Foundation y Fraser Institute.
  8. Venezuela es considerado parcialmente libre según Freedom House, con una puntuación de 5 (donde 1 es libre), doblando esta puntuación desde la llegada al Gobierno de Hugo Chávez (en 1998 Venezuela tenía una puntuación de 2.5, es decir, con el chavismo ha caído la libertad).
  9. Detención de varios líderes de la oposición, como es el caso de Leopoldo López o el del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y la persecución e incluso asesinato de otros, como hace unos días en plena campaña electoral.
  10. El chavismo ha ido tomando el control de casi todos los medios de comunicación del país. Venezuela ocupa el puesto 116 -de un total de 180- en el ranking mundial de libertad de prensa que elabora Reporteros sin Fronteras.
  11. Venezuela es el segundo país más violento del mundo detrás de Honduras, con una tasa de homicidios de 53,7 por cada 100.000 habitantes, multiplicando por más de ocho veces el promedio mundial, según la ONU.

Todo esto no se cambia de la noche a la mañana. Tampoco se cambia solo porque la Asamblea esté formada mayoritariamente por la MUD. Se necesita voluntad de cambio, desde la política y desde la sociedad civil. De nada serviría cambiar chavismo por inmovilismo.

David Muñoz Lagarejos.

David Muñoz Lagarejos.

Una cosa está clara. Venezuela quiere y necesita libertad, como todos los países que están en manos de autoritarismos, que no son pocos. Y por el mismo camino de estos últimos años no se consigue libertad. Un paso diferente se ha dado ya. El más importante, echar a Maduro y desmantelar el Estado chavista, espero que pronto. La ‘Robolución’ debe terminar ya. El “Socialismo del siglo XXI” no ha demostrado ser otra cosa que el Socialismo de toda la vida: una ideología vacía.

 

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.