Mutación del VIH: dificultad para vencer el SIDA

Por: Isbelia Gamboa Fajardo.

Contemplado hace varias décadas como una de las enfermedades con más estigmatización el SIDA continua en el mundo con cifras alarmantes.

El pasado martes, 1 de diciembre, se recordó el “Día Internacional del Sida”, e inevitablemente los diferentes medios de comunicación hicieron alusión estadística del avance o retroceso de la enfermedad.

Sida.

Sida.

Detectado en 1981 el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), hoy 29 años después los números no reflejan su erradicación total. Existe una palabra mágica para lograrlo: Condón.  Como único método de barrera eficaz para frenar el avance del virus este preservativo debe instaurarse por siempre en la relación de pareja llamase heterosexual, homosexual o bisexual.

El sida y el condón. Foto tomada de Internet.

El sida y el condón. Foto tomada de Internet.

Es el único método anticonceptivo que realmente ofrece seguridad; lógico que de la mano de una sexualidad responsable donde el primer factor es tener un solo compañero o sea ser fiel un 100% (tarea bien difícil hoy día, pero no imposible), junto con medidas de prevención especialmente en los centros de salud.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, actualmente hay 35.3 millones de personas en todo el mundo infectadas por el virus, alrededor de 15 millones están en tratamiento y el resto no tiene acceso a él. Desafortunadamente Latinoamérica tiene un gran porcentaje, calculándose en 1.700.000, en nuestro país existen más de 57.500 personas infectadas.

Esas cifras nos dimensionan la gravedad del problema de salud mundial teniendo en cuenta que muchos individuos son poseedores del virus y no lo saben. España se está ubicando en puesto deshonroso cuando diariamente se está reportando 10 personas infectadas.

El Sida, palabra que nos da escalofríos pero que a muchos parece no asustar teniendo en el colectivo imaginario que esta enfermedad se ha vuelto crónica y que por lo tanto puede vivirse con ella. Pero aquí viene la pregunta: ¿A qué precio?

La aparición de los síntomas del virus es de gran importancia comprometiendo todos los órganos del cuerpo hasta llevar a la muerte. Los que piensan, en forma muy relajada que con la ingestión de los cocteles antirretrovirales se supera fácilmente la enfermedad no se detienen a mirar las consecuencias de estos en cuanto a su toxicidad, a que el virus se está haciendo más fuerte y que muestra una gran capacidad de mutación  según estudios científicos.

Los variantes agresivos del VIH han ganado la batalla porque se están adaptando a los perfiles genéticos más comunes de la población, lo que significa llanamente que están como en su casa y el sistema inmunitario no los reconoce muy acertadamente. Por supuesto que se favorece la rápida progresión de la infección.

Y por supuesto que para contrarrestar este panorama es necesario lograr el objetivo hacia el 2030 de vencer totalmente el Sida,y para ello debe acelerarse la inversión en educación sexual centrándose los esfuerzos en aquellos lugares vulnerables que tienen mayor impacto por la escasez de recursos económicos para la compra de los preservativos mágicos: Los condones. Además luchar contra el machismo y contra la religión católica.

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.