Militares colombianos en Canadá al compás del pasito tuntún

Por Nohra Ibargüen – Corresponsal en Canadá.

Siempre ha existido el mito de que los militares son personas que ingresan al ejército después de haber superado grandes retos físicos y exigencias mentales extremas. SOMOSLAREVISTA habló con tres de los latinoamericanos que forman parte del ejército del país de la miel de Maple.

Militatres colombianos en Canadá.

Militatres colombianos en Canadá.

Canadá es considerado uno de los países más pacíficos del mundo, sin embargo cuenta con un ejército altamente preparado para todo tipo presencia militar de terreno. Tiene la particularidad de estar conformado por canadienses de origen y por canadienses que tienen otra nacionalidad. Gente que tiene dos patrias.  Son alrededor de 80 500 soldados los que enfilan los diferentes batallones de Canadá. Yvonne Vargas y Diego Naranjo son dos colombianos del grupo de los pocos latinoamericanos que ha estado congregando Milton Hoyos un capitán peruano-canadiense que trabaja en el área de las comunicaciones. El objetivo del Capitán Hoyos es el de establecer, entre los latinos, una red de intercambio social al interior de las fuerzas armadas de Canadá.

militares5

Diego es un colombiano cuya vida y la de su familia cambiaron cuando él, viviendo  en London Ontario se enroló en el ejército porque el panorama de la industria donde trabajaba estaba declinando. En el 2009, a sus 46 años, se inscribió directamente en la página web de las fuerzas armadas. Lo llamaron, presentó las pruebas técnicas y físicas requeridas y al final fue reclutado. Ahora tiene un trabajo estable como Oficial de logística, donde maneja el inventario de repuestos para barcos, un sector bastante similar a las actividades que hacía en Colombia.

SOMOSLAREVISTA Qué es lo que más les ha impactado de su vida militar?

Diego Bueno, lo más impactante es poder ir al punto. Es decir, poder plantear los proyectos de manera directa sin intermediarios.

Según Milton Hoyos, en el ejército no se apela a las “palancas” o influencias, y desde hace unos cuantos años, se ha venido superando el racismo en los ascensos.

SOMOSLAREVISTA Qué es lo bueno y lo malo de las fuerzas militares?

Milton Lo malo son los traslados. En los oficiales es cada tres años y en los subalternos cada cinco. La esposa y los hijos tienen que trastearse también. Si la esposa no trabaja en la función pública, tiene que cambiar de trabajo. Es un cambio de lugar, de vida. Por ejemplo, en mi caso, mi novia me dejó porque estando en Montreal, me trasladaron a Ottawa y ella no quiso venir. Los traslados son buenos cuando uno se libera de un jefe que “te la hace de cuadritos”, de esos que no dejan ni respirar.

Es un trabajo flexible

El trabajo es flexible y muchas veces se puede hacer desde la casa. No se tienen horarios, ni se piden permisos; cada quien organiza y planea su día a día para llegar al objetivo. Esto da la posibilidad de realizar varios proyectos al mismo tiempo. Lo bueno también es que se mantiene una buena condición física porque cada año hacen un test de rendimiento. No obstante, si no se pasa este test, el militar queda suspendido de sus actividades por un año.

La edad máxima de ingreso es 49 años y esto con el fin de lograr la cotización necesaria para la jubilación. Hay varias personas que ingresan a esa edad con el fin de mejorar su pensión de retiro. Sin embargo un criterio importante es tener una buena condición física sin que por ello, la gente sea maltratada para lograr el rendimiento esperado. Por ejemplo, después de 45 minutos de ejercicio, a los militares no se les permite correr con botas cuando la temperatura es muy alta.  Una ventaja al ingresar es que aceptan las ideologías religiosas.

Diego En mi caso, yo hago mi rutina de ejercicios temprano en la mañana y luego me alisto para llegar al trabajo. La milicia me ha aportado orgullo, conocer gente, lugares. Dentro de mi área, yo he mejorado procesos en muchos sectores.

Milton A mí me ofrecieron el apoyo en el aprendizaje del inglés y la posibilidad de realizar estudios universitarios superiores.

200 uniformados hablan español

Militares colombianos en Canadá.

Militares colombianos en Canadá.

Más de la mitad de los uniformados canadienses provienen de Quebec. Milton que trabaja en el área de comunicaciones lleva más de cuatro meses creando una lista selectiva con solo los militares latinoamericanos. Él dice que, aproximadamente hay 200 uniformados que hablan español y por lo menos 100 de ellos son latinos..

SOMOSLAREVISTA Hablando de los latinoamericanos, dónde se concentran?

Milton Ellos están distribuidos por todo Canadá y provienen también de todos lados. Nosotros en el ejército no hacemos marketing para reclutar gente.  Quien esté interesado lo único que tiene que hacer es, acercarse e inscribirse.

SOMOSLAREVISTA Hay algún obstáculo para ingresar?

Diego No, pero una muralla que dificulta entrar a la carrera militar es el dominio del idioma.

SOMOSLAREVISTA Como es el proceso de la misiones en el exterior?

Diego Eso es voluntario.

Milton Eso es un premio. Cada misión puede tomar entre 6 meses y un año. Ahí está incluida la capacitación que se recibe para la misión y el entrenamiento que se requiere. La gente se ofrece, pero no todos son aceptados. Porque otorgan de 30 a 40 mil dólares en bonos, pasajes para visitar a la familia.

Diego La cuestión es que toca pagar todo, incluso el derecho a la vivienda. Mientras que en Colombia es gratis, aquí en Canadá es necesario pagar por la vivienda, por el parqueadero.

Así como en cualquier trabajo, existe una buena camaradería, amigos, satisfacciones y anécdotas. Cuéntenos una

Diego Mi familia y yo vivimos mucho tiempo en London, Ontario que es una zona donde cae mucha nieve. Una vez, a mi me trasladaron a Victoria y llegamos allá con mi familia cuando un día cayeron dos centímetros de nieve. Como allá no están acostumbrados a ese nivel de nieve, cerraron todo el comercio, la gente no salió de sus casas y el transporte se interrumpió. Todo confiado, yo dije, no eso no es nada. Así que cogí mi carro para ir al trabajo y subiendo una loma, el carro dejo de subir y comenzó a rodar de para atrás. Yo no había cambiado las llantas, por lo que al otro día le cambié las llantas al carro por las de nieve y nunca más…cayó nieve.

Ivonne, de las pocas colombianas en la armada

Militares colombianos en Canadá.

Militares colombianos en Canadá.

Ivonne Vargas es nacida en Bogotá y es de las escasas colombianas que trabajan en las fuerzas armadas canadienses. Ella es una ingeniera de sistemas que trabajaba como directora de sistemas para el colegio San Carlos en Bogotá y en un viaje de formación que se realizó en Toronto, aplicó para la armada y desde entonces trabaja allí en el área de los recursos humanos. Tiene dos hijos y ha sabido equilibrar la vida familiar con la vida laboral. Además de ser militar, trabaja como enfermera. Ella experimentó de cerca la guerra cuando viajo en misión a uno de los tantos países en conflicto donde Canadá está presente.

SOMOSLAREVISTA Qué impacto le ha causado estar en la armada.

Ivonne Uno de los impactos es saber que primero que yo, están los otros. La filosofía de nosotros es ser pacifistas y que en algún momento nos toca dar la vida por la de los demás.

SOMOSLAREVISTA Cuál es tu apreciación del ejército colombiano?

Ivonne Yo admiro mucho el ejército de Colombia porque es la cruda representación de lo que es el mundo. Es un ejemplo vivo de todas las situaciones a las cuales puede verse enfrentado. Un país en conflicto, un país en negocios.

En misión, la gente que tiene el privilegio de viajar al exterior, corriendo el riesgo de regresar mutilado. Se retorna al país con traumas de todo lo que ven. Sin embargo hay momentos en que hay fiestas o se alojan en hoteles cinco estrellas que pretenden hacer olvidar la pobreza del lugar donde se encuentran, el machismo, el maltrato a la mujer y el irrespeto a los derechos humanos.

Militares colombianos en Canadá.

Militares colombianos en Canadá.

SOMOSLAREVISTA  Pero la pobreza también existe en Colombia

Ivonne Si, pero hay lugares donde el hambre es mucho mayor. Allá es impactante ver como las bombas explotan y dejan niños muertos y uno va al campo a coser esos niños, a recoger cabezas.

SOMOSLAREVISTA Cuando habla de Canadá, ¿usted habla de un país prestado o habla de su país?

Ivonne Yo siento que pertenezco a los dos países y que amo a mis dos países.

SOMOSLAREVISTA Qué le dirías a alguien que quiere entrar a la milicia?

La armada es una empresa donde se puede trabajar, que paga por los riesgos que se corren, pero que en cuestiones de salud hay que estar 20/20 como para arrastrar cargas de 280 libras. Para estar allí hay que saber inglés y manejar las matemáticas porque en el examen de ingreso, por ejemplo, dan solo un minuto para resolver diversos problemas matemáticos. Es súper duro al comienzo, pero después se vuelve llevadero en medio de todo lo normal que hay en la sociedad. Pero se tiene un sueldo fijo y un trabajo estable.

Al compás del pasito tuntún

 

Militares colombiano en Canadá marchan al pasito tun tun.

Militares colombiano en Canadá marchan al pasito tuntún, es decir, con buen estilo al son de la marcha marcial.

Como dicen, los latinos marchan al compás del pasito tuntún, es decir con buen estilo al son de la marcha marcial.

 

 

41 comentarios para "Militares colombianos en Canadá al compás del pasito tuntún"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.