Lluvia y sequía afectan gravemente cultivos en Norte de Santander

Por Luz Marina Perozo – Redactora de Somoslarevista.com

Mientras en unas zonas de Norte de Santander oran para que deje de llover, en otras claman por las lluvias.  Las consecuencias del cambio climático son cada vez más evidentes y golpean con fuerza a las comunidades campesinas que se resisten a dejar sus tierras y buscan alternativas que les permitan continuar sobreviviendo con lo que siempre han sabido hacer: producir alimentos.

Estamos hablando de agricultores que se dedican al cultivo de frutas y hortalizas.

Somoslarevista.com  entrevistó al coordinador departamental de Asohofrucol, Ramiro Enrique Villamizar Hernández, para conocer la problemática que confrontan el sector en la actualidad.

“La fuerte temporada invernal en la parte sur del departamento está afectando a los productores de Chitagá, Cácota, Silos, Labateca y Toledo. Mientras que la provincia de Ocaña adolece de una excesiva sequía que afecta más de 1.500 hectáreas de fríjol, ají, cebolla y plátano, entre otros cultivos, en Ábrego y La Playa.

Cebolla ocañera. Foto tomada de Internet.

Cebolla ocañera. Foto tomada de Internet.

La sequía también afecta el área rural de Cúcuta, donde se produce limón criollo mejorado y lima ácida mexicana en el corregimiento Banco de Arena. En el futuro está previsto implementar el cultivo de mango -con alta demanda en los mercados internacionales-, en los municipios de San Cayetano, El Zulia, Villa del Rosario y Los Patios.

“Nuestros agricultores no están prevenidos para los ciclos climáticos que se han vuelto más inclementes cada año. Asohofrucol está en una campaña de concientizarlos para que no tengan fracasos -el riego es fundamental- y para que piensen en asegurar sus cultivos a través de compañías aseguradoras”, aseveró Ramiro Villamizar.

Agregó que la entidad ha ayudado a implementar algunas tecnologías para asegurar el riego de los cultivos con la construcción de tanques circulares para el abastecimiento de agua. “Esta metodología es bastante cómoda para el agricultor y eficiente en  su utilización. Es importante la instalación de sistemas de riego que permitan mantener en buenas condiciones los cultivos, aún en épocas de sequía”, explicó el directivo.

Misión gremial

Destacó el dirigente que el balance desarrollado durante este año por la Asociación es positivo en cuanto al desempeño de sus labores en  asistencia técnica y capacitación; el Plan Nacional de Fomento Hortifrutícola y el programa de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), también trabajan en la supresión de la mosca de la fruta en la provincia de Pamplona (Chitagá, Cácota y Silos).

Otra de sus misiones es ayudar a conseguir mercado para la comercialización de los productos y orientar a los asociados a conseguir créditos. “La comercialización es el factor más importante porque todo el mundo siembra para que le puedan pagar la cosecha a buenos precios. Queremos que ellos se sientan satisfechos”, afirmó Villamizar.

Moras y fresas. Foto tomada de Intenet.

Moras y fresas. Foto tomada de Intenet.

“Norte de Santander trabaja actualmente con dos cadenas: los caducifóleos en la provincia de Pamplona, como el durazno, la pera y la manzana. Mientras que en el trópico se trabaja con los cítricos. Se espera a mediano plazo conformar la cadena de la mora y la fresa. Vamos agrupando a los agricultores con miras al mercado local, regional, nacional o de exportación. Para ello acompañamos el proceso de escalonar las cosechas, para que no salgan todas al mismo tiempo y saturar el mercado, sino programarlas con procesos de asistencia técnica”, concluyó.

 

Un comentario para "Lluvia y sequía afectan gravemente cultivos en Norte de Santander"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.