Café Galavís recibió el sello Juan Valdez

Según la Federación Nacional de Cafeteros, Juan Valdez y su historia expresan la noción de que sólo un esfuerzo extraordinario produce un café extraordinario.

Por eso, cuando una empresa netamente cucuteña como Café Galavís, recibe el reconocimiento de la Federación Nacional de Cafeteros, entidad rectora de nuestro producto estrella en Colombia, al otorgarle el sello Juan Valdez a  Inversiones Galavís por la pureza del café Extra que tuestan no queda más remedio que alegrarnos y felicitarlos por sus logros porque son un orgullo para la región y el país.

Café Galavís con el sello Juan Valdez.

Café Galavís recibió el  sello Juan Valdez.

Cuando bebemos una taza de café Galavís, no sólo estamos saboreando un producto de alta calidad, sino que detrás de ella, hay una compleja historia de duro trabajo, de seriedad  y de la búsqueda permanente de altísima calidad. El acto de recolección de forma manual y selectiva.

El secado en patios es un despliegue de habilidades, de arduos trabajos, acreedores de técnicas y secretos de una actividad de la familia  Galavís, que comenzó con su padre, don Lino Galavís en 1918, quien con visión futurista, dio a luz en Villa del Rosario a la empresa que con el tiempo se ha constituido en una de las firmas más sólidas de la región. Don Lino vive para contar la historia y para saborear los logros que, hoy, continúan sus hijos.

Recolectar, fermentar y lavar, despulpar, desmucilaginar, secar, trillar, limpiar y separar, clasificar, almacenar, mezclar, seleccionar, pesar, ensacar, transportar, eso es lo que se hace antes de llegar a la planta, en la cual el café es recibido y evaluado, tostado, enfriado, despedregado, ensilado, mezclado, molido, desgasificado, empaquetado, pesado, agrupado, enfardado, paletizado, y transportado. El café también es sometido a diversas pruebas de laboratorio, se evalúa humedad, sabor, color y granulometría. El café, tal cual vino francés también es catado por profesionales, dice Lino Galavís (hijo).

Para una empresa como Café Galavís, generadora de empleo para Cúcuta y el departamento Norte de Santander, en el oriente colombiano, tener el sello  Juan Valdez, otorgado por la Federación Nacional de Cafeteros, es un respaldo que significa poseer el mejor café del mundo, es decir, un café extraordinario.

9 comentarios para "Café Galavís recibió el sello Juan Valdez"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.