Diálogo y monólogo sublime

Por José Gilberto Donado Grimaldo- Don Grim.

Por José Gilberto Donado Grimaldo- Don Grim.

Por José Gilberto Donado Grimaldo – Don GRIM. – Acabo de «confeccionar» el presente SONETO, pensando en uno de los personajes del Evangelio, muy a propósito de estos días de refelexión, recogimiento y semblanzas de diálogo con  nuestro propio espíritu.

En virtud a mis convicciones religiosas, dadas mi formación en familia y la academia, representado este actor como uno de los «protagonistas» de los hechos que antecedieron al holocausto del  Hijo de Dios como su máxima expresión de amor a la humanidad, y en razón  de ser este humilde pescador quien encarna quizá uno de los peores defectos de  nuestra condición humana, decidí tomar la pluma y plasmarlo, para dejarlo a consideración de mis amigos.

…Pero a su vez, la otra connotación relevante, es la disposición del personaje para no quedarse sumergido en su condición meramente humana, sino apelar a su espiritualidad, al aura Divina que a todos nos cobija y sentir que será permeado por la poderosa mano del Arquitecto del Universo, para sanear su actitud, que él mismo consideraba que podría llegar a lo protervo.

Como es acostumbrado en mis composiciones, lo titulé al final y fuí desechando «Pedro»… «El pescador», .. «El cobarde apóstol»,… ,
«Desleal» y opté esta designación porque precisamente los  dos cuartetos del poema son un DIÁLOGO franco, escueto, que según el relato biblico se produjo en momentos muy serenos. Sus tercetos son un MONÓLOGO de nuestro «amigo de marras» en momentos de confusión,  pero a su vez de lucidez y reaccionando en su fuero interno a su capacidad de amar, de arrepentirse y esperar el amparo del Creador…
..Lo mismo que nos puede suceder. Y lo de SUBLIME por lo grandioso, la exhaltación que representa y por la magnitud  en la dimensión de la interpretación, que, a juicio del autor, significa.

Jesús Nazareno. Imagen tomada de Internet.

Jesús Nazareno. Imagen tomada de Internet.

DIÁLOGO Y MONÓLOGO SUBLIME

“Maestro de bondad, Maestro bueno

Muy fiel siempre estaré, con  energía;

Lealtad y firmeza noche y día

Es  mi única promesa, Nazareno”.

 

“Porque tranquilo estás y muy sereno,

Y tampoco es  la hora todavía;

Más cuando de por medio esté tu vida,

Me negarás y aún no te condeno”.

 

“Qué tristeza, amargura, soledad

Es muy cierto, Señor, yo te he negado.

Mas te imploro, suplico, por piedad…

 

…que mires a este ser acongojado;

Solamente por tu  amor seré salvado,

Apelo a tu perdón y a tu bondad”.

Autor:  Don Grim

Cordial saludo. Don Grim.
.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.