Falleció el maestro Manuel Alvarado

En una recopilación hecha por Gastón Bermúdez en Cróncas de Cúcuta, encontramos una interesante reseña sobre el maestro Manuel Alvarado, director de la orquesta que lleva su nombre y que hizo bailar y soñar a varias generaciones de Cúcuta, Colombia y Venezuela y quien compartió tarima con reconocidas orquestas venezolanas como los Melódicos de Renato Capriles y La Billo’s Caracas Boys de Billo Frómeta entre otras.

Orquesta de Manuel Alvarado. Foto tomada de Internet.

Orquesta de Manuel Alvarado. Foto tomada de Internet.

El maestro, quien falleció este lunes 23 de marzo en Cúcuta, capital de Norte de Santander en la frontera con Venezuela, deja un legado de música y recuerdos.

Manuel Antonio Alvarado Castañeda, nació en Cúcuta el 21 de enero de 1929, compositor, arreglista y músico, es considerado una institución en la frontera. Desde que nació escuchó sonar un clarinete por los rincones de su casa. Su padre Anselmo Alvarado tocaba sin cesar y se convirtió en su único profesor y mentor.

A los 14 años cumplidos, en 1943, ingreso a la banda departamental  como clarinetista de primera categoría y seis meses después fue ascendido al puesto de clarinete solista. Se quedó con su instrumento preferido, el saxofón.

Integró las Orquesta Santander y La Tennis Club, y en 1968 fue nombrado director de la banda departamental, cargo que ostentó durante 20 años ininterrumpidos.

La goma por tocar fue contagiando a más seguidores, y en 1952 formaliza, lo que Manuel  Alvarado considera una empresa. En ese entonces Cúcuta era más pequeña, con sus calles empedradas, acostumbraba después de misa de 11:00 de la mañana, hacer presentaciones con su grupo en el café El RIALTO.

En 1953 se radica en Bogotá, pero a su regreso, dos años después, le da otro soplo de vida a la orquesta, que la bautiza con su nombre , por sugerencia de los demás integrantes, y en ese segundo envión amplia la nómina a 18 músicos. Este hijo del barrio El Llano se cotizó tanto hasta tal punto que los clubes de varios departamentos lo requirieron para amenizar las fiestas.

De Cali guarda un especial recuerdo porque fue en esta ciudad donde inició su período sin fin en el club La Victoria y en la feria en el año de 1965  le otorgaron la “Carreta de Plata”, en la costa brilló con luz propia y  el Club Alemán de Barranquilla lo contrató como orquesta de planta para todos los venideros carnavales y “era obligación presentarse en el festival de Orquestas que se organizaba en el Coliseo Humberto Perea”.

En 1972 conquistó el Congo de Oro y de ahí en adelante llovieron los reconocimientos y homenajes. También amenizó en el Country Club y Club Barranquilla.

Manuel Alvarado. Foto tomada de Internet.

Manuel Alvarado. Foto tomada de Internet.

A fines de los años 60 y comienzos de los 70, en Cúcuta compartió tarima con reconocidas orquestas venezolanas como los Melódicos de Renato Capriles, La Billo’s Caracas Boys de Billo Frómeta y otras varias que en esa época solían venir en la temporada decembrina a la ciudad a amenizar las fiestas navideñas o de aniversario de los Clubes Tennis y Comercio.

A Santa Marta viajaba cada ocho días con su Orquesta que llegó a tener músicos peruanos, panameños y venezolanos. Montería, Sincelejo, Manizales y San Andrés Isla, fueron plazas que se deleitaron con su música en la época considerada de oro.

En esos ires y venires a la Costa Atlántica alternó con otras orquestas como la de Pacho Galán, Lucho Bermúdez y Wilfrido Vargas.

Los temas de moda de la época eran Carmen de Bolívar, La Butifarra de Pacho, Merecumbé y Rosa María entre otros.

De sus composiciones destaca el paso doble “Abanico de Brisas” y “Linda Cucuteña”, inspirado en las mujeres de esta región fronteriza.

En 1995  y 2006  la Gobernación del Norte de Santander  le hizo un reconocimiento por su trayectoria y labor artística.

Manuel Alvarado. Foto tomada de Internet.

Manuel Alvarado. Foto tomada de Internet.

Manuel Alvarado a sus 85 años recuerda también haber tocado en la Araña de Oro y Café Comercio.

Sobrevivir en medio de esa invasión de música como reggeton, vallenato, pop y rock, ha sido su reto. El secreto, es la disciplina, y adaptarse a los tiempos modernos. He criado a mis 5 hijos gracias a la orquesta, los educó al lado de su esposa  Teresa a sus hijos Manuel, Maritza, Aide, Edgar y Oscar, todos ellos han ejecutado  algún  instrumento.

Lamenta el cierre  del conservatorio y a pesar de ello asegura que hay semillas que se están formando en las escuelas Batutas de los Municipios.

El paso del LP al CD no fue traumático, se adaptó, se han grabado 6 LP y 2 CD que aún están sonando en el mercado.

El último de ellos salió en diciembre del 2005 con motivo del 50 aniversario de vida artística de la Orquesta y recopiló éxitos como: Nostalgia Campesina, Así así, La Guacherna, Micaela, Mosaico Alvarado, Timba y tambo, El toro balay, Mosaico Colombiano y Cuando estemos Viejos.

Su trayectoria musical ha sido reconocida por varias Alcaldías del Departamento especialmente la de San José de Cúcuta, Clubes Rotarios, Clubes Sociales.

“Por esto decimos que hay Orquesta y Manuel Alvarado, para mucho Rato”

A Manuel Alvarado lo mantiene vivo la música, y dice: “Soy Feliz Tocando”.

N. de la redacción:  Cuando un músico muere hay fiesta en el cielo porque su música terrenal se junta con la celestial. Por eso, este martes 25 de marzo a las 10 de la mañana, gran homenaje de despedida al maestro Manuel Alvarado en el parque de Santander. Allí tocará su propia orquesta, mientras que en la catedral estará la de Pablo Tarazona. Paz en la tumba del gran maestro que hizo bailar de la felicidad a varias generaciones. Su legado queda.

14 comentarios para "Falleció el maestro Manuel Alvarado"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.