La oscuridad en Venezuela…

Leopoldo-lopez,-corina-Machado-y-Antonio-Ledezma

Leopoldo López María Corina Machado y Antonio Ledezma. Fotos tomadas de Internet.

Por Segundo Antonio González C. No puede entenderse, por qué en Latinoamérica, siguen apareciendo regímenes dictatoriales como el de Venezuela desde hace ya 16 años, con la llegada de Chávez al poder en ese país, con un discurso en principio que prometía una sociedad más justa, donde la riqueza sería repartida de una manera más equitativa y de oportunidades para todos. Es decir, engañando al pueblo se tomó el poder en elecciones, para luego mostrar la verdadera cara, de un régimen acosador, perseguidor de las personas, antidemocrático, pues no resiste a sus opositores, hoy convertido en una dictadura al peor estilo de aquellas conocidas en la misma Venezuela de Gómez, Pérez Jiménez y las de Trujillo en República Dominicana, la de Fulgencio Batista en Cuba y al régimen comunista Castrista que lo reemplazó y a Somoza en Nicaragua.

Encarcelar a Antonio Ledezma, Alcalde Mayor de Caracas, de manera brutal, allanando su oficina, esposarlo cuando cumplía su rutina diaria de gobierno, violando sus derechos, desplegando armas y a golpes, sin ninguna orden judicial, solo porque el Señor Maduro y su jefe Cabello, creen que contra ellos se teje un complot o una conspiración para sacarlos del poder, no es sino muestra de fragilidad y debilidad de su gobierno. Los métodos brutales utilizados por la revolución bolivariana, para perseguir a quien piense diferente o se le oponga, son solo la muestra de que quienes gobiernan hoy a Venezuela son unas personas igualmente torpes, canallas, miopes, carentes de cultura y de la más mínima capacidad de dirección de un país. En otras palabras, lo que existe hoy en Venezuela es una dictadura, un régimen totalitario, antidemocrático y con una falsa careta de democracia.

Maduro en su alocución de ayer 19 de febrero al explicar los motivos de esta injustificada detención de Ledezma, lució ante los medios como el juez acusador, hizo cargos, le auguró un castigo ejemplar y al mismo tiempo anunció nuevas capturas, que seguramente serán de María Corina Machado y del Gobernador Enrique Capriles. ¿En dónde está el sistema judicial venezolano? ¿En dónde está la separación de poderes en Venezuela?

Por eso es ridículo e hipócrita lo dicho por el flamante director de UNASUR (léase organismo que quiere reemplazar a la OEA, pero al servicio de gobiernos al estilo Maduro), señor Samper Pizano, de que en Venezuela será respetado el debido proceso a los detenidos, es decir aprobando las detenciones, en lugar de hacer un llamado al diálogo entre las partes y  a los gobiernos de velar por la democracia en sus países afiliados y propender por el respeto y los derechos ciudadanos, cuando estos son vulnerados.

Colombia guarda silencio con el argumento de la prudencia, como si lo que le pasa a Venezuela no pudiera afectar profunda y negativamente a nuestro país o fuera motivo de confrontación. Es entendible que los oficios de Venezuela en nuestro proceso de paz que es negociado en La Habana, pasa por la voluntad de Venezuela como garante, pero eso no valida el silencio de nuestro país.

Nunca hemos sentido que Venezuela y Cuba sean buenos garantes de los diálogos de paz con las FARC. Cuba ha sido uno de los países en donde más han sido violados los derechos y libertades ciudadanas en el mundo. Venezuela viene comprando esa revolución cubana e imponiendo un régimen similar a su pueblo. ¿Será que las FARC, con estos dos amigos, están dispuestas a una negociación para preservar nuestra democracia, o estarán siendo estimuladas a ser unos lobos con piel de oveja para poder ganar terreno e irrumpir en la vida política colombiana y allí cómodamente seguir utilizando armas y presiones en sus zonas de influencia para ganar espacios en la política y llegar al poder?

El proceso de paz en Colombia, no puede depender de los supuestos buenos oficios del gobierno bolivariano, deben éstos seguir adelante, posibilitando acuerdos que impacten positivamente la democracia colombiana, fortaleciéndola y dentro de la tendencia mundial, de que las diferencias se concilian con el dialogo civilizado y progresista de todas las partes de la sociedad, siempre encaminado a la protección de las libertades y derechos individuales.

Venezuela, su pueblo necesita la solidaridad del mundo, exigiendo la pronta liberación de los presos políticos, como Leopoldo López, los alcaldes regionales presos y el hoy preso alcalde de Caracas. Los ciudadanos del mundo, debemos expresar nuestra solidaridad por los presos políticos de Venezuela y su pueblo hoy ultrajado y perseguido, por un gobierno que lo maltrata, lo ultraja y lo somete al más cruel de los tratos, como es desaparecerlo de la vida nacional, restringiendo sus libertades.

Este equivocado actuar del gobierno que hoy existe en nuestro hermano país, lo llevará inexorablemente al colapso económico, político y social que ya vemos venir por sus cifras: inflación superior al 60%; dependencia total de su petróleo de bajo precio y baja calidad; desabastecimiento de los productos básicos, destrucción del aparato productivo del país; persecución e intolerancia a la opinión diferente al gobierno; censura a los medios; política internacional torpe y que se aparta de las tendencias del mundo; inexistencia de los poderes públicos y desaparición de la institucionalidad del estado; inexistencia de vías de diálogo con la oposición y solo un respaldo militar sosteniendo a un gobierno que desde sus comienzos estuvo viciado de fraude en las elecciones que lo eligieron.

Nos seguimos preguntando, ¿Son estas las bondades de la tan cacareada Revolución Bolivariana, anunciada en 1998 por el flamante coronel Hugo Chávez Frías?  Muchos ingenuos aun piensan, será la solución para los pueblos de Suramérica.

Segundo Antonio González. Ingeniero de petróleos. Empresario del sector petrolero e inmobiliario.

Segundo Antonio González. Ingeniero de petróleos. Empresario del sector petrolero e inmobiliario.

Colombia no puede permanecer impasible ante esta situación de nuestro vecino y debe por lo tanto mejorar sus prácticas políticas y de gobierno para que no tenga que lamentar en unos años situaciones similares a las que hoy sufre este bravo pueblo venezolano.

Chinácota, febrero 20 de 2015.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.