¿Por qué y para qué seguir esperando?

Zona histórica Villa de Rosario. Foto somoslarevista.com

Zona histórica Villa de Rosario. Foto somoslarevista.com

Notas al margen. José Neira Rey. 1.-Han transcurrido  ya 10 días del nuevo año y  pulsando y midiendo:  acciones ,pronunciamientos, y comportamientos individuales, colectivos, de : agentes públicos o privados, en titulares y comentarios de periódicos, revistas  y/o  diversos medios informativos de contacto abierto, fácil es constatar y deducir, que en lo estrictamente regional y fronterizo y  no obstante los diversos pareceres, que se han expuesto desde 1821  y la realidad existente , lamentablemente, no se capta, ni visualiza clara y nítidamente,  el irrumpir acompasado y solidario de una gestión  renovadora y trascendente, que inicie, y auténticamente: precise, promueva y estimule  ese giro o cambio, hacia la unión vivificante y de verdadera transformación  y desarrollo, de esta área de proyección binacional e internacional,  que tuvo a la Villa del Rosario, como capital y centro de la integración en América. .Y, cuyo mensaje, sigue vigente.

Y, lo casi insólito e increíble, es que pese a esfuerzos de diversa composición y perspectiva, que muchas veces se han sugerido, insinuado y propuesto, más, la  latencia y palpitación de situaciones, que ameritan una consideración  más consecuente, dada la importancia y magnitud de los hechos que se pueden producir, en pro o en contra, si se logran estructurar planes, programas y proyectos mediante  acciones y esfuerzos revitalizantes o se sigue en la actitud pasiva o indiferente, demuestra inequívocamente, que hace falta ,un despertar y un  compromiso individual y colectivo, que cobije a toda la comunidad inter fronteriza  a uno y otro lado de los limites, porque sin la interacción de las dos partes, que definen y caracterizan a  una frontera, no podrá existir el progreso y  el aprovechamiento mutuo ,de las ventajas comparativas, que se han canalizado.

2.- Y. es, incuestionable y sin dudas, que la situación  regional y fronteriza existente, amerita y requiere de un dimensionamiento  y reenfoque, que incentive, estimule y propicie una renovación directiva, que implique la  aproximación  y coparticipación de todos los sectores y actividades, porque hace falta más presencia, participación, cohesión y direccionamiento del desenvolvimiento, y con más identidad, solidaridad, visión de perspectivas  y espíritu de pertenencia…

José Neira Rey. Foto somoslarevista.com

José Neira Rey. Foto somoslarevista.com

3.-Y,ese giro o movida, hacia un conocimiento, comprensión y labor mancomunada ,.es también, para :  todos los partidos ,grupos o gestores  políticos, porque por encima de todo lo ideológico partidarista o de sectorización  gruiste , hay que intentar y lograr un Movimiento binacional fronterizo, que  proyecte, fortalezca  y dinamice las nociones de fraternidad, interdependencia y canalización de recursos humanos y naturales, que necesitan una mejor y mayor aplicación, dentro de revitalizadoras  políticas de Estado  de Colombia y Venezuela, que establezcan, además:  Los Incentivos, Estímulos, Mecanismos , Procedimientos y Reglamentaciones que determinen los derechos de uso y aplicación, con las consecuentes y ejemplarizantes : descentralizaciones administrativas  y operativas y de representatividad,  que son  indispensables e inaplazables, para dar vida y vigencia a este nudo articular colombo venezolano  de modernización, competitividad, innovación y generación de empleos, bien puede ser una referencia mundial..

¿Por qué y para qué, seguir esperando?      .

 

2 comentarios para "¿Por qué y para qué seguir esperando?"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.