El chikunguña o chikungunya y el sentido del humor de los colombianos

Chikungunya y los poetas. Infografía de somoslarevista.com

Chikungunya y los poetas. Infografía de somoslarevista.com

El Chikungunya o chikunguña, como quieran escribirlo, ha dado para que humoristas, troveros,  músicos y poetas, se inspiren en torno a este nocivo mosquito que tiene en jaque a unos 80.000 colombianos.

José Gilberto Donado Grimaldo. Don Grim, nos envió una poesía costumbrista.

El chikunguña

Por culpa del CHIKUNGUÑA

Está peluda la cosa;

Se enfermó ya doña Rosa,

Todo el mundo refunfuña.

Me duelen hasta las uñas

Y se agravó don Simón.

Se complicó Pantaleón

Doña Carmen y Marlén.

No hay Acetaminofén.

Esto ya es un novelón.

 

Las farmacias y boticas,

Están haciendo su agosto,

El Nimflamín subió el costo

No hay Dolex ya ni en gotitas

En consultorios no hay citas

Y todo cambió de rango.

Pero la vida es un tango

Y quien lo baila es un loco.

Por eso ya no hay tampoco

Ni los cogollos de mango.

 

No se encuentra la pimienta

Ni dulce ni la salada,

Su precio está en escalada

Y así sigue la tormenta.

Este mal es una afrenta,

Pues se enfermó hasta Carmela,

Doña Juanita, Daniela,

Y completando pesares,

Ya por acá en estos lares

No se consigue canela.

 

Todo remedio casero

Es válido en esta hora.

Tómelo Usted sin demora

Y de seguro es certero.

Si lo prueba de primero

Va bien en el liderato,

Pues continuando el relato

De lo que ayuda en la cura,

En tienda de doña Pura

Se acabó el Bicarbonato.

 

Las recetas aconsejan

Un buen zumo de limón,

Tierno, maduro, dulzón,

Con clásica miel de abeja.

Y si el dolor no lo deja

Se escuchan más conjeturas

Y que sin ser sabrosura

Debe Usted muy buen untarse,

Babas antes de juagarse,

En todas sus coyunturas.

 

Porque es digno de admirar

De nuestro pueblo el ingenio.

Si lo dice don Eugenio,

Eso debemos tomar.

No nos vamos a quedar

Con nuestros brazos cruzados,

Y si el mal está avanzado

Luchemos en la batalla,

No tiremos, pues, la toalla

Mientras actúa El estado.

 

Está contenta es la Doña

Con su marido en la casa,

Ya no va donde Tomasa

Por culpa de la ponzoña.

No sale y hace la roña

Esperando hasta mañana.

Si la rodilla se inflama

Y le duele al caminar,

Pues se tiene que quedar

Acostadito en su cama.

 

Además, llega el dilema

Pues se siente debilucho

Si llega a agitarse mucho,

La fatiga es muy extrema.

Entonces cambia de tema

Que puede ser escabroso.

Se queda, así, pesaroso

Muy quieto en primera base,

Evitándose  el desfase

De llegar a hacer el oso.

 

No debe auto medicarse,

Haga cola en la E.P.S.

Su cuerpo bien lo merece,

Porque puede complicarse.

Y si quiere mejorarse

O curarse de este mal,

Pues acuda al hospital.

Si en juego largo hay desquite

Vaya al cajero y visite

Médico particular.

 

Porque después recupera

Esta cuantiosa inversión.

La consulta es un montón,

Exámenes de primera,

Y el galeno no exagera.

Todo aquello se encamina

A examinar creatinina,

Plaquetas, colesterol,

De hematocrito el control

Y hasta la bilirrubina.

 

Si no quieren estar a expensas

De mal tan rudo y penoso,

Acuda ya presuroso

A proteger sus defensas.

Atiborre su despensa

Con vitamina, estofado,

Carne de res, bacalao,

Espinaca a todo dar,

Y si lo llega a pescar,

Que lo agarre confesado.

 

Si lo llega a coronar

El CHIKUNGUÑA, mi amigo,

Franco y abierto le digo

Ni se le ocurra tomar.

Mucho se debe cuidar.

Y si no se recupera,

Existe cruda manera

Para al fin el mal curar.

Con puertas de par en par

Don AMARILLA lo espera.

 

Don Grim. Foto somoslarevista.com

Don Grim. Foto somoslarevista.com

José Gilberto Donado Grimaldo. Don Grim. SAN JOSÉ DE CÚCUTA, 3 DE ENERO DE 2015.

Un comentario para "El chikunguña o chikungunya y el sentido del humor de los colombianos"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.