De Cúcuta a Cannes, “El Canal” y su curso

Por Andrés Ricardo Carvajal Castro. “Underground” es el nombre de una cinta de Emir Kusturica sobre una ciudad bajo la tierra, en tiempos duros. Cannes es la sede del festival de cine más importante del mundo, ubicado en Francia, en la Isla de Cannes.

“El Canal” es el primer cortometraje de ficción de Juan Diego Aguirre, quien antes había representado a Cúcuta en el Festival El Espejo con sus documentales  “Cali, ciudad marihuana” y “Urimaco lucha por su tierra” que ganó el premio a Mejor Guión. Habiendo realizado también el documental “Lo que se quiere ocultar” que causó furor en las redes por su visión descarnada de la realidad cucuteña; esa misma crudeza se ve en “El Canal” pero contada de una manera única, incluso en el cine nacional y latinoamericano.

Soy amigo de Juan, y cuando resulté siendo parte de la tripulación de su proyecto de grado, y supe que iba a navegar con talento local dentro de las aguas negras de “El Canal” grabado en el “Barrio Chino” bajo el cargo de “Asistente de dirección” junto a la comunicadora social en formación Mildred Sandoval, me alegré mucho.

Habiendo bajado previamente a esta hermosa pieza arquitectónica subterránea que es la ciudad de las desdichas cucuteñas por el desarrollo de una nota periodística. Me acompañaban actores naturales, gente que nunca había hecho cine pero tenían ganas, todos intentando no resbalar por este lugar sin puerta de entrada que acoge a sus moradores, mientras que los protagonistas de la historia, miembros de la “Fundación El Camino” en proceso de rehabilitación, caminaban y bajaban las inclinadas rampas de acceso como el Capitán Jack Sparrow

En la cinta no se usaron drogas de verdad, pero la veracidad en las actuaciones imprime un realismo, propio de las cintas que más inspiran a Juan: “La vendedora de rosas”, “Huelepega”, “La Virgen de los sicarios”. Igual cada cinta que fue viendo: “El señor de la guerra”, “Boys in the Hood”, cintas de vaqueros, “La Haine” y más fueron construyendo el lenguaje de un cortometraje único, que se podría definir como el regreso al infierno de un rehabilitado, desde su perspectiva, sin caer en patetismos, melodrama o facilismos.

La cinta fue estrenada modestamente en La Fiesta del Libro 2014 y arrancó aplausos. Luego fue mostrada en la Universidad Nacional en Bogotá, y en la Isla de Margarita, y aunque no se haya mostrado en un evento grande en una ciudad que no llena una cinta de un cucuteño como lo fue el documental de Germán Piffano “Infierno o Paraíso” mostrada en Somos La Revista, y si algo ligero como “Una al año no hace daño” o “Se armó la gorda”; Juan cerró el año 2014 con la mejor noticia.

El 30 de diciembre, el festival  de cine francés “Cannes Underground” confirmó la participación de “El Canal” de Juan Diego Aguirre. Cruzando en barco desde un canal de aguas negras que es ejecutar cine en Cúcuta, sin recursos, con ganas, con amigos ayudándose; a las costas europeas, como lo hiciera la cucuteña Giselle Geney con “El Call”, también mencionado en Somos La Revista.

Espero la cinta en la que tuve el honor de aportar mi grano de arena se muestre como se debe en Cúcuta, y que se apoye el talento local como se debe, con recursos, para que los jóvenes no opten por las desdichas de una ciudad que tiene vidas subterráneas que pocos se atreven de ver y que Juan Diego Aguirre osa por presentar.

P.D: Felicitaciones aparte para la excelente banda sonora del rapero “Polo M.C.” quien apareciera en el video “Del Norte Bravos Hijos” de “Quinta con quinta records” , grabado en ese canal donde se borra el arte y la vida de los jóvenes con campañas de políticos que nunca han apoyado al talento local en su vida.

 

Un comentario para "De Cúcuta a Cannes, “El Canal” y su curso"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.