Donamaris ¿buen Alcalde?

Parque Cúcuta 300 años. Foto somoslarevista.com

Parque Cúcuta 300 años. Foto somoslarevista.com

Por Mary Stapper. En Cúcuta están pasando cosas buenas que muchos no ven o no quieren verlas, simplemente, porque el Alcalde no es “santo de la devoción”. O porque sólo buscan la manera de tumbarlo aunque la perjudicada sea nuestra ciudad.

Hay actitudes del Alcalde que a mí no me gustan porque da la sensación de prepotente, gritón y que, en ocasiones, actúa por impulsos. Sin embargo, nadie puede negar que Donamaris sea un buen cucuteño, un gran gestor y que se la esté jugando toda por Cúcuta.

Cuando Donamaris Ramírez París Lobo asumió la Alcaldía de Cúcuta hace 3 años, la ciudad estaba hecha un desastre. La malla vial, de toda la urbe, tenía más huecos que asfalto.

El Malecón se había convertido en un antro de drogadicción, desaseo, abandono y prostitución.  El hueco de Bavaria, una mancha para quienes quisieron hacer un gran negocio personal con el lote,  y una gran afrenta para los cucuteños que veían cómo, día a día, se deterioraba un sector importante del centro de Cúcuta.

El puente de La Gazapa parecía no tener futuro y lo de las viviendas para los más pobres, parecía una fantasía irrealizable.

Todo eso señores y señoras, ha cambiado para bien de Cúcuta y de los cucuteños por nacimiento o adopción.

Malecón de Cúcuta. Foto somoslarevista.com

Malecón de Cúcuta. Foto somoslarevista.com

Hace un año nos dimos cita para contemplar el Nuevo Malecón, que cada día está más hermoso. No me voy a detener en cifras, pues, lo que vemos hoy, no tiene precio en seguridad, estética, frescura y color. Dan ganas de caminar por los senderos hechos con ladrillos de nuestra tierra. Lo he recorrido una y otra vez y cada día lo veo mejor. El verde de la vegetación se confunde con el fruto de la tierra roja cucuteña y en esta Navidad, la iluminación luce su mejor ropaje.

Gracia a la tozudez de Donamaris, el hueco de Bavaria ya no existe. Del abandono pasó a ser el parque Cúcuta 300 años, un pomposo nombre para un espacio público y que se muestra en el lote donde funcionó la cervecería Bavaria, entre calles 8 y 9 con avenidas 1 y 2, en el barrio Latino, cuyas instalaciones fueron demolidas tras el traslado de la factoría, dejando un  espacio que estuvo abandonado por las administraciones de Ramiro Suárez y María Eugenia Riascos. Sólo, hasta ahora, se notó la voluntad de recuperar este espacio para la ciudad.

La apertura de este parque tuvo mayor realce con la noche de boleros que organizó Natacha Ramírez París, porque beneficia la “casa del habitante de la calle”, con  las donaciones hechas por la gente porque permitirán mejorar  las condiciones y atención a quienes deambulan por avenidas y calles céntricas de la ciudad, que voluntariamente deciden por otra opción de vida, alejada del alcohol y las drogas.

El parque Cúcuta 300 años se convierte, si se le hace mantenimiento y vigilancia permanente, en nueva atracción turística para la ciudad, que se abre justo en época de Navidad. Cuenta con 53 chorros de agua de diferentes presiones a una altura de 15 metros y tres túneles con 20 chorros cada uno, además de luces, arcos vaporizadores con agua y un sistema hidráulico que le da un aire fresco. Le faltan ´maticas.

Los nuevos barrios de Cúcuta como El Rodeo, Estoraques  y Cormoranes entre otros, cuyas casas y apartamento fueron construidos gracias a que el Alcalde hizo gestión y se le pegó como un “chicle” al gobierno nacional y convenció a los contratistas de la importancia de ganar menos y servir más, hoy por hoy, Cúcuta crece, ordenadamente.

Mary Stapper - Periodista.

Mary Stapper – Periodista.

Puedo seguir enumerando obras como los parques saludables que todos disfrutamos o las bibliotecas infantiles en los distintos barrios, o la ciclovía dominical,  pero me alargo mucho.

Si recuperamos el sentido de pertenencia, fe en la región y en nuestra gente y dejamos de quejarnos por la falta de compradores venezolanos y todos ponemos nuestro granito de arena, Cúcuta será un paraíso porque aquí están pasando cosas importantes y el Alcalde necesita que entre todos le demos un empujón, no para tumbarlo sino para que pueda seguir, mejorando esto.

Parque Cúcuta 300 años.

Parque Cúcuta 300 años.

 

2 comentarios para "Donamaris ¿buen Alcalde?"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.