Tiroteo en la colina del parlamento en Ottawa

Terror en el parlamento de Ottawa. Foto tomada de vídeo.

Terror en el parlamento de Ottawa. Foto tomada de vídeo.

Por Nohra Ibargüen. Corresponsal en Ottawa, Canadá. Dos personas murieron como consecuencia de un atentado que se presentó  esta mañana en el sector del Parlamento.

Michael Zehat-Bibeau, canadiense de 32 años de edad, autor del atentado de hoy en Ottawa y quien tenia antecedentes judiciales menores.

Michael Zehat-Bibeau, canadiense de 32 años de edad, autor del atentado de hoy en Ottawa y quien tenia antecedentes judiciales menores.

Nathan Cirillo, soldado canadiense quien custodiaba el cenotafio al soldado desconocido en el centro de Ottawa a unos cuantos metros del parlamento  fue asesinado por las balas de un tiroteo que fue realizado por un fanático del Estado Islámico.  Inmediatamente después, el terrorista se dirigiò al parlamento.  Allí, los guardias de seguridad enfrentaron al atacante y dieron de baja a Michael Zehaf-Bibeau. Afortunadamente no se presentaron más víctimas, toda vez que en este recinto todos los miércoles los parlamentarios se concentran para realizar sus actividades legislativas. El primer ministro Stephen Harper quien se encontraba allí fue evacuado inmediatamente del lugar.

Estas imagenes son de Nathan Cirillo victima mortal de este atentado.

Estas imagenes son de Nathan Cirillo victima mortal de este atentado.

El soldado Cirillo, lamentablemente murió minutos más tarde de haber sido herido por las balas del tiroteo.

Colina del Paramento en Otawa.

Colina del Parlamento en Otawa.

La policía acordonó el lugar y sus calles aledañas para realizar la búsqueda de otros posibles sospechosos del atentado.  Sin embargo, los resultados de las investigaciones dan como responsable único a Michael Zehaf-Bibeau, un canadiense simpatizante del estado islámico. Su padre de origen libio y su madre canadiense presentaron sus excusas por el dolor causado por su hijo y lamentaron la muerte del joven caporal, Nathan Cirillo.

Nathan Frank Cirillo, de 24 años, era un reservista militar de Hamilton (Ontario), padre monoparental de un pequeño de cuatro años y descrito por sus familiares y amigos como un hombre gentil, jovial, de gran corazón y siempre sonriente.

Por varias horas el centro de la ciudad estuvo paralizado y desierto. Solo se observaba el movimiento de algunos automovilistas y de los carros policiales con sus sirenas encendidas. Fue una mañana de mucha inquietud, pero sobretodo de terror para los muchos funcionarios que trabajan en el parlamento o en los edificios vecinos. Justamente, la gente del comercio y de las oficinas contiguas fue alertada para que se distanciaran de las ventanas y evitaran salir hasta nueva orden.

Todas las oficinas públicas, organismos del estado y las embajadas cerraron sus puertas  al público. Los funcionarios del gobierno debieron permanecer en sus sitios de trabajo para permitir la acción de las autoridades. Por seguridad, los soldados canadienses tuvieron que permanecer en sus puestos y obedecer la orden de abstenerse de portar el uniforme fuera de sus instituciones. En los colegios se suspendieron las actividades de los alumnos al exterior de sus edificios. La Universidad de Ottawa suspendió sus actividades administrativas en un acto preventivo. El aeropuerto de Ottawa estuvo funcionando normalmente pero bajo estrictas medidas de seguridad y en estado de alerta.

Todo el centro de Ottawa se  acordonó por las fuerzas de seguridad. El tránsito vehicular era casi nulo. Los buses tuvieron que modificar sus rutas. Con el fin de facilitar la movilidad, la Sociedad de Transportes del Outaouais ofreció un servicio especial  para quienes tuvieran que ir a Gatineau.

Lugar donde fue muerto Nathan Cirillo el soldado que custodiaba el monumento al soldado desconocido.

Lugar donde fue muerto Nathan Cirillo el soldado que custodiaba el monumento al soldado desconocido.

Pocos minutos después de los atentados, con el fin de encontrar personas y elementos sospechosos, la policía estuvo haciendo pesquisas exhaustivas a todos los carros, taxis, buses, furgones y camiones que de Ottawa transitaban hacia Gatineau. Se vieron colas de carros que marchaban muy lentamente y que tuvieron que permanecer sobre los puentes durante dos horas antes de poder atravesarlos.

Este atentado sobrevino solo unos cuantos días después del asesinato de uno de los policías atropellados por Martin Couture-Rouelau un fanático del Estado Islámico en Saint-Jean-sur-Richelieu en la provincia de Quebec.

Según la prensa local ninguno de los dos incidentes ha podido ser ligado directamente a grupos extremistas internacionales.

La ciudadanía se encontraba perpleja y atemorizada ante estos hechos de violencia pública. Los mensajes, comentarios y publicaciones a través de los medios sociales se dispararon. Cada quien daba sus propias noticias o compartía los hechos registrados por los medios de comunicación. Las autoridades y la prensa oficial solicitaron a la población de abstenerse de publicar contenido que pudiera entorpecer las investigaciones.

En su alocución sobre estos hechos terroristas, el primer ministro Stephen Harper calificó de gesto repugnante este atentado perpetrado en un lugar sagrado y de mucho significado por su homenaje a todos los patriotas caídos en combate por defender los valores canadienses. El primer ministro expresó  sus condolencias a la familia del caporal Nathan Cirillo víctima del tiroteo. Harper afirmó que el Canadá no va a ser intimidado y que van a redoblarse la vigilancia y los esfuerzos por la lucha contra el terrorismo para asegurar la seguridad de los canadienses.  Y finalizó con la frase todos por un Canadá fuerte y libre.

Sin duda, después de estos acontecimientos, la movilidad en la colina del Parlamento Canadiense, sitio turístico y emblemático del país va a ser revaluada.

Ver vídeo aquí

Un comentario para "Tiroteo en la colina del parlamento en Ottawa"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.