Las culpas de Donamaris Ramírez París

Donamaris Ramírez París. Foto somoslarevista.com

Donamaris Ramírez París. Foto somoslarevista.com

Por Juan Carlos Rodríguez Ferrer. Es culpable, podría decirse, de no haber llegado antes a la alcaldía y así no habría encontrado una ciudad tan destartalada, endeudada y poco proyectada hacia el futuro próximo; ni mucho menos tan desordenada y con unos ciudadanos como nosotros tan poco comprometidos, que criticamos pero no queremos nuestro terruño, haciendo o queriendo que lo ilegal se convierta en legal en aras a que el desorden y la anarquía sigan reinando en la perla del oriente. 

Es culpable puede ser…de haber gestionado recursos para hacer inversiones en educación durante estos casi tres años de su administración por el orden de 661 mil millones de pesos, haciendo de los colegios públicos de la ciudad instituciones más dignas con aulas modernas y dotadas, recuperando o construyendo baterías sanitarias, que permitan una mayor comodidad para los jóvenes en sus jornadas educativas. Yo pienso que debemos culparlo de eso… y señalarlo por ser el responsable de esos logros.

Que nunca en tantos años se halla invertido tanto en educación…esa culpa si puede ser de otros o de nosotros mismos los cucuteños que criticamos siempre entre hacer lo bueno o lo mejor…y no terminamos haciendo ni lo bueno…ni lo mejor.

Pero para ser un poco más duros con el alcalde yo les sugiero que lo culpemos por realizar a la fecha inversiones en salud por el orden de 726 mil millones de pesos, logrando mejorar el nivel de atención de las unidades básicas de imsalud y proyectándolas como lo hizo con la unidad básica de la libertad a una unidad materno infantil que no le envidia nada a una clínica privada, así como también el proyecto de llevar el Policlínico de Atalaya a un próximo  centro de trauma.

De eso hay que culpar al alcalde y señalarlo…pero él no es culpable de haber encontrado infraestructura en saluden detrimento patrimonial por años, donde se habían construido ciertos servicios y no se habían puesto en funcionamiento, situación que venía presentándose hace más de seis años…de eso son culpables otros…o tal vez nosotros mismos como ciudadanos.

El culpable de los huecos en la ciudad…un paisaje lunar tenía la ciudad hacia finales de 2011,  yo recuerdo vías principales totalmente ahuecadas, que pena por dios…116 mil millones de pesos ha invertido el municipio en la administración de Donamaris Ramírez, mejorando la movilidad principalmente en vías troncales por donde se desplaza el transporte público inclusive, de eso…de mejorar las vías de la ciudad, debemos culparlo, se ha hecho mucho en pavimentación…pero falta mucho por hacer.

Hay que culparlo definitivamente por habernos cambiado los hábitos dominicales promocionando hábitos saludables en familia…pues en compañía del IMRD la práctica de la ciclo vía, salir en bicicleta y ejercitarse divirtiéndose en familia ya se ha vuelto no una práctica ocasional, sino por el contrarios un habito de ciudad, para lo cual se invirtieron más de 5 mil millones en el nuevo malecón que ahora se llama MALECON 300 años.

Pero si de algo es realmente culpable el alcalde, es de invertir mucho tiempo…de dedicar mucho tiempo visitando colegio por colegio de la ciudad todas las mañanas de madrugada, va a un colegio en específico, comparte con los alumnos, los personeros, los profesores, los rectores y mejor aún los padres de familia, revisan la seguridad del entorno de los colegios, proyectan inversiones, compromete a los padres a no solo enviar sus hijos al colegio y sobre todo compromete a los jóvenes a seguir con su educación, a ser cada día más responsables y  a ser mejores ciudadanos. De eso sí es culpable…muy culpable.

Realmente me pongo a revisar y el prontuario es inmenso, tendría que extenderme mucho y los aburriría  si coloco todas las culpas del alcalde, como lo invertido en seguridad y entregado a la policía metropolitana por valor de10 mil millones, como la gestión con más familias en acción y el alimento que se entrega a diario en las escuelas y colegios públicos.

Ya sé que aquel que no guste del alcalde o aquellos críticos ambliopes de la administración me dirán, claro…no habló de las 20 mil viviendas…que muestren donde están; entonces yo los invito a recorrer los proyectos de viviendas nueva que han involucrado con su entorno y con las más de 20 mil soluciones de vivienda una inversión de 232 mil millones de pesos del municipio, porque una solución de vivienda no es solamente vivienda nueva, también está la legalización de barrios y la escrituración de lotes.

Pero al final las culpas del alcalde quedaran allí con sus letreros, aquellos que muchos no aceptan pues cuando ven las obras dicen que igual era obligación de él hacerlas.

Yo quiero declarar hoy culpable al alcalde por entregarnos en tres años una ciudad muy diferente a la que sus antecesores nos sumergieron y le pido a dios que el que llegue a sucederlo no le regrese la ciudad a los de antes.

Yo le confieso…me dijo un amigo en el parque colon la semana pasada, yo le confieso que no pensé que Donamaris hubiese hecho tanto, pero es que se la pasa tomándose fotos cuando inaugura las cosas…yo le contesté, si las cosas no llevaran el nombre del que las hace, jamás hubiésemos sabido de Da Vinci.

Juan Carlos Rodríguez Ferrer.

Juan Carlos Rodríguez Ferrer.

Es por eso que leyendo la columna de jeremías en la opinión la semana pasada, confieso que mucha razón tenía el hoy concejal Pedro Durán, cuando en octubre de 2000, escribía sobre Donamaris Ramírez. Y de él dijo que era “una necesidad histórica”. En un artículo publicado  en el suplemento cultural Imágenes de La Opinión lo presentó en estos términos: cuando en la revista de la opinión sugería que lo mejor que le podía pasar a Cúcuta era que Donamaris fuera alcalde, afortunadamente pasó. Dios Bendiga.

 

3 comentarios para "Las culpas de Donamaris Ramírez París"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.